Alta mar

Contacto

Tesis Doctoral: Caracterización comparada de las gallinas baleares

fabian | 30 Novembre, 2012 07:17

El archipiélago balear, por su aislamiento geográfico es una comunidad autónoma dotada de una amplia diversidad de razas ganaderas. Su condición insular hace que en cada una de las islas que lo integran existan diferentes razas autóctonas. Sin embargo, el modelo de producción industrial surgido durante la segunda mitad del s. XX, supuso la aparición de razas ganaderas con mayor capacidad productiva que fueron sustituyendo a esas razas autóctonas, relegándolas a un estado crítico que comprometía su existencia. En lo que se refiere a aves de corral, en las Islas Baleares existen actualmente tres razas de gallinas oficialmente reconocidas por el Estado Español, categorizadas las tres como en Peligro de Extinción: la gallina Menorca, la gallina Mallorquina y la gallina Ibicenca, originarias cada una de las islas Menorca, Mallorca e Ibiza respectivamente. Las dos primeras consiguieron su reconocimiento oficial en el año 2004, en base al RD 1687/1997 con la orden APA/3280/2004, mientras la gallina Ibicenca ha sido incorporada al Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España más recientemente, en junio de 2011 (BOE núm.39 del 15 de febrero de 2012, Orden AAA/251/29/2012 del 9 de febrero por la que se modifica el Anexo I del RD 2129/2008 de 26 de diciembre).Si nos basamos en la normativa existente sobre programas de conservación de razas en peligro de extinción en el Estado Español (RD 1682/1997, RD 997/1999, RD 1366/2007 y RD 2129/2008), derivadas de las bases establecidas en dicha materia en la Unión Europea previo seguimiento de las recomendaciones de la FAO, se exige para cada una de estas poblaciones, la realización de estudios que contemplen sus aspectos etnológicos, zootécnicos y productivos, así como su caracterización morfológica, reproductiva y genética. Así, los trabajos y actuaciones realizadas desde mayo de 2008 a mediados del 2011, forman parte de un Proyecto de Caracterización Comparada de las tres razas de Gallinas Baleares, a nivel morfológico, productivo y genético, el cual ha dado lugar a la presente tesis doctoral

Autor: Yolanda Méndez Tur
Enlace: Universidad de Córdoba

Programa de fiestas navideñas: Palma de Mallorca

fabian | 29 Novembre, 2012 10:20

cartel
Ayuntamiento de Palma de Mallorca: Programa de Festes de Nadal (2012).

De Tomás Forteza, J. L. Estelrich, Mn. Alcover y la Gramática

fabian | 28 Novembre, 2012 17:19

Creo que en Mallorca se celebra el Año Alcover al cumplirse los 150 años del nacimiento de Antoni Mª Alcover Sureda (1862 - 1932). Creo que hay conferencias y "rondalles", pero no sé si algo dejará en Internet.

Hoy he escaneado un artículo que Juan Luis Estelrich (1856 - 1923) publicó en "La Ultima Hora" de Palma en agosto de 1898. El título es "D. Tomás Forteza" quien había muerto recientemente. Puede sorprender el que este artículo de Estelrich va dirigido "Al M. I. Sr. D. Antonio Mª Alcover, Pbro.", a quien agradece en el primer párrafo el envío de dos publicaciones: las poesías de Orlandís "y el folleto: «A la bona memoria d'en Tomás Forteza, Mestre en Gay Saber, eminent filolech y benemerit de la llengua catalana, mort dia XXI de Maig del any del Senyor M.DCCCXCVIII»". Indica Estelrich la amistad entre los cinco personajes (Costa y Llobera, Antoni Mª. Alcover, Orlandís; Tomás Forteza y él mismo): [Tus escritos] "me resucitan la tertulia de nosotros cinco, ni más ni menos, tantas veces encontrados en el despachito de Tomás Forteza".

Tomás Forteza Cortés (1838 - 1898) se dedicó principalmente a la enseñanza. Dedicó sus estudios a las filologías, castellana y catalana. Era partidario del Catalán culto frente a la corriente dialectal. Sus "Poesies" fueron publicadas tras su muerte, en 1902, con un prólogo de Costa y Llobera. Su "Gramática de la Lengua Catalana" de la que en 1890 la Diputación Balear acordó subvencionar, no fue publicada hasta 25 años después, en 1915. Y aquí es donde entra la acción de Antoni Mª Alcover que, junto al hijo de Tomás Forteza, Francisco Forteza, realizaron para que el segundo tomo de la obra llegara a la imprenta.

retrato
Tomás Forteza Cortés
¿Pondrá alguna vez Cort fotografías de los cuadros de los Hijos Ilustres de Palma?

Esta obra de Tomás Forteza, aunque por medios normales no se puede bajar, se encuentra digitalizada por Google Books, de una edición realizada por la UIB (Universidad de las Islas Baleares) en el 2008 y con prólogo de Maria Pilar Perea, profesora de la Universidad de Barcelona, quien también ha estudiado la correspondencia entre Forteza y Alcover (Moll publica la correspondencia entre Tomàs Forteza y Antoni Maria Alcover, DM, 25/01/2008) y que añade, en los dos volúmenes, unas palabras preliminares:

Tomás Forteza:
Gramática de la Lengua Catalana. Volumen 1
Gramática de la Lengua Catalana. Volumen 2

La Gramática de la lengua catalana de Tomàs Forteza Cortès (Palma, 1838-1898) constitueix la primera descripció de les estructures fonètica i morfològica del català que es desenvolupa des d’un enfocament historicista, comparatista i dialectal. El model d’anàlisi es basa en les orientacions propugnades per l’escola europea de lingüística romànica del segle XIX, concretament en la Grammatik der romanischen Sprachen de Friedrich Diez. La lectura d’aquest treball tan valuós, però poc conegut, permetrà que, com afirma Antoni M. Alcover en el pròleg, «tothom, llingüistes i no llingüistes, faran justicia an el Mestre Forteza apreciant la seua obra així com cal».

Dice la ficha del primer volumen en Google Books.

Del artículo de Estelrich sobre Tomás Forteza, publicado en su libro "Páginas mallorquinas" que voy escaneando, me he pasado a esta obra de la Gramática de la Lengua Catalana, que ya está escaneada, que ya es de Dominio Público y que, sin la introducción añadida, podría estar en las webs de las bibliotecas mallorquinas cuando estas se lancen a tener también un recinto en nuestras casas.

Es curioso que obras subvencionadas, es decir, pagadas con dineros públicos, ni siquiera cuando llegan a ser de Dominio Público podamos bajarlas a nuestros eReaders

Viajes: libros y bibliotecas (entrevista a Jaume Bover)

fabian | 27 Novembre, 2012 11:34

No es el color blanquecino de la arena sino el de la arcilla pálida; el color del barro con que se construyen pequeños refugios donde las personas se protegen de la cegadora luz y de los vientos. Refugios que son viviendas pequeñas y que ofrecen penumbras a los habitantes del poblado. Y en alguna de esas chozas, unos libros, una pequeña biblioteca ofrece sus lentas palabras, sus parsimoniosas frases. Las bibliotecas, los libros requieren tiempo para ser leídos; su ritmo es lento, pausado. A nosotros, además de una dilación temporal, nos exige un estado de silencio externo, de paz interior que esté presta a la audición, a la atención a quien habla.

Unos títulos: "Biblioteques de Mallorca: guia per a investigadors"; "Las bibliotecas españolas en Marruecos"; "Per a una bibliografia de la literatura infantil a les Illes Balears"; "Notes per a la història del llibre a Mallorca"; "Per a una Protecció del Patrimoni Bibliogràfic a les Balears"; "Llibreters i impressors de Mallorca, s. XVI: unes notícies"; "La biblioteca de Lluc Estaci, Rector de Puigpunyent, Mallorca. 1644" ... son escritos realizados por Ramón Rosselló i Vaquer conjuntamente con Jaume Bover Pujol.

Y es a éste último a quien Jesús García Marín entrevista en Jaume Bover, vivir y viajar de otra forma en una web nueva titulada "Tu gran viaje". Y Jaume habla de libros, de libros y de bibliotecas. Y de viajes y libros, y de viajes y bibliotecas.

Suecia, Japón, Albania y Marruecos son nombres que van saliendo entre los lugares recorridos por Jaume Bover y, de cada uno de ellos, libros y bibliotecas. Libros muy variopintos; muchas veces libros de cocina de los que Jaume Bover reunió una gran colección que ha donado a varias universidades:

Hábleme de algunas librerías y mercados librescos raros…

En el mercadillo de un país árabe integrista encontré un libro de mi antepasado Joaquim M. Bover de Rosselló (1810-1866), que no se halla en ninguna biblioteca de Mallorca. Me puse a llorar. Para mi siempre era una emoción fuerte visitar cada año la tienda del señor Marratxí (= originario de Marrakech) de Oujda, frontera con Argelia. Había centenares de miles de libros. Marratxí vivía entre ellos. Sus muebles, sofàs (diwan), cocina, letrina… estaban hechos con libros amontonados. Por supuesto no había estaterías ni ningún orden. Tampoco se pisaba el suelo, solo había libros distribuidos, digámoslo así, en “orden geológico”. Luego, durante treinta años, mi droga consistía en acudir todos los domingos, día de mercado, al inmenso zoco de Casabarata (Tánger): libros antiguos desde el siglo XVII hasta hoy en todas las lenguas: etíope, hebreo, mongol, ruso, farsi, lenguas camitas, etc. Soy coleccionista de libros de cocina y allí compré más de treinta mil que he donado a la Biblioteca de la Universitat de Barcelona, Biblioteca de Catalunya y Biblioteca de la Universitat de les Illes Balears, etc. También visitaba las yutias (mercados de segunda mano) que hay en todas las ciudades de Marruecos. En Casabarata se podía comer adafina, un cocido hebreo de origen sefardí.

Los libros, las bibliotecas, exigen ritmos lentos, pausados; quizás por ello nunca son noticia. Exigen además un silencio interior para atender a la palabra del otro; una cierta penumbra. Interesarse, en los viajes que realizamos, por las bibliotecas de esos pueblos, de esas ciudades; visitar esos mercadillos de libros de segunda mano, de esos libros de viejo es, como dice Jesús García Marín, ver el mundo con otros ojos; interesarse por otra parte del mundo no incluída en las rutas turísticas, visitar aquellos lugares que los ciudadanos usan en su cotidianidad, alejados de los carteles publicitarios. ¿Son las bibliotecas reflejo de la vida ciudadana o son lugares artificiosos alejados de los intereses de los habitantes?

Internet es también un reflejo de la sociedad. Y el mundo del libro, de las bibliotecas, está también en ese mundo virtual. No hay en Internet una web dedicada al libro en las islas, donde encontrar información sobre los libros que se van publicando. ¿Interesan los libros a la sociedad mallorquina? Tampoco se encontrará un mapa de la ciudad en el que estén señaladas las bibliotecas o las librerías. Difícil o imposible encontrar en la Red algo que nadie ha puesto.

La entrevista de Jesús García Marín a Jaume Bover es un aire fresco porque habla de un tema que parece que no existiera salvo en la publicidad, hablan de libros y bibliotecas y se me hace interesantísimo lo que cuentan. En esta entrevista se cruzan espacios, desde Europa a Asia, América, África y se cruzan siglos tejidos, enlazados, unidos y separados, espacios y tiempos, por los libros y bibliotecas.

Jesús García Marín: Jaume Bover, vivir y viajar de otra forma (23/11/2012)

Sección de Monografías en la BDIB

fabian | 22 Novembre, 2012 09:59

La Biblioteca Digital de las Islas Baleares tiene organizados sus materiales en varios grandes apartados o Secciones: Publicaciones científicas, Hemeroteca; Cartografía; Fondo antiguo; Estadísticas y Cooperación y Asuntos Sociales.

Cada una de estas Secciones puede tener diversas subsecciones según los materiales que va incorporando. Así, la Sección "Publicaciones Científicas" se subdivide en "Publicaciones de la Universidad de las Islas Baleares (UIB)" y "Publicaciones de las Islas Baleares". Dentro de la primera subsección se hallan varios apartados como "Revistas", "Monografías" y "Publicaciones de los Departamentos, Institutos de Investigación y Fundaciones".

Esta entrada se centra en el apartado "Monografías" dentro de la Sección "Publicaciones de la UIB". Es un apartado complejo que presenta Tesis doctorales, Discursos de Investidura, Lecciones inaugurales y otros materiales como "Monografías del personal docente e investigador de la UIB", en el cual hay tres monografías, dos de ellas recién incorporadas. Los tres documentos son:

  1. Ferderico F. Garau Sobrino: Los efectos de las resoluciones extranjeras en España
  2. Guillem X. Pons i Miquel Palmer: Fauna endèmica de les illes Balears
  3. Brunet Estarellas, Pere Joan: Ruta del Tren

monografías
Monografías incorporadas en la BDIB

Bien, pues la noticia que motiva esta entrada, recogida de las Novedades de la Biblioteca y Documentación UIB es que en estos días de noviembre se han incorporado las dos últimas monografías citadas a la Biblioteca Digital.

Es muy positivo que informen de las novedades en esta biblioteca.

Escritos de Unamuno sobre Mallorca

fabian | 21 Novembre, 2012 11:41

Hace un tiempo puse unas cuantas entradas sobre la presencia de Azorín en Mallorca en agosto de 1906. La serie, de nueve artículos, la inicié con El viaje.

Hoy, tiempo después de terminada esa serie sobre Azorín, puedo hablar sobre ella; lo cual no podía hacer cuando la inicié pues la índole de estas entradas es que las escribo sin una planificación previa, sino un poco "a lo que sale" y hoy, no sé bien cómo, me he encontrado con el artículo de Josep Capó Juan titulado Don Miguel de Unamuno a Mallorca (pdf) que trata ampliamente sobre la estancia del filósofo en el verano de 1916 en la isla. Indica noticias periodísticas sobre ella, reproduce cartas e indica escritos que publicó sobre esa estancia de pocos meses, de junio a agosto. Indica también a qué familiares de la isla vino a visitar.

Este artículo de Josep Capó fue publicado en 1976. Hoy, la obra de don Miguel de Unamuno (1864 - 1936) aún no es de Dominio Público en España, aunque sí en el resto de Europa, al no haber transcurrido los ochenta años tras su muerte; sin embargo sus escritos sobre la isla sí están al alcance de "un clic", pues su libro Andanzas y visiones españolas lo muestra en abierto Google Books, pudiéndose bajar en pdf , epub y otros formatos.

En este libro se hallan dos partes o capítulos, fechados en junio de 1916, escritos en Manacor: "De Salamanca a Barcelona" y "En la calma de Mallorca":

Esta parte de la isla en que desde hace once días me encuentro pasa, no sé bien por qué, por ser la menos pintoresca de ella. Acaso por ser la más llana. Llámanla la llanura. Me escribe desde Barcelona un amigo que los suyos de Palma se sienten aterrados—tal es su expresión—de que vaya yo a juzgar a todo Mallorca por esta parte en que estoy ahora descansando. Ignoran que las llanuras me encantan tanto como las montañas, y que si éstas me tientan a treparlas para descubrir desde su cumbre más amplios horizontes gozo de éstos sosegadamente desde el llano. Y que es hermoso aquí ver ponerse el sol tras de la sierra del Norte, la más elevada de la isla, que se alza allá, a lo lejos, destacándose sobre las verdes ondulaciones del terreno! Porque la llamada llanura no es una pampa o una estepa, no es como la llanura de la Mancha o el páramo de entre León y Palencia, sino que es un terreno ondulado cubierto todo él de árboles de cultivo. Desde el castillete de la roca—«es castellot de sa roca»—o desde la roca del castillete—«sa roca des castellot»—que es un peñasco a modo de torreón que se alza aquí cerca sobre una dulce colina, ¡qué grato es contemplar tumbado allí arriba los quietos rebaños de almendros, de higueras, de algarrobos, de vides, de pinos, que arraigan en las mansas oleadas petrificadas de la tierra de la roqueta! Y a lo lejos el mar. Cuenta que este peñasco, este castillo rocoso, es una guija que se sacó del zapato y dejó sobre esta colina un gigante que venía de Felanitx a Manacor.

Unamuno
Pilar Montaner: "Retrato de Miguel de Unamuno" (1916)

Una vez regresado a la Península, fechado en Barcelona en octubre de 1916, está: "En la isla dorada" y, sin indicación de lugar ni tiempo del escrito, "Los olivos de Valldemosa. Recuerdo de Mallorca", dedicado a Pilar Montaner de Sureda.

Fue el matrimonio Juan Sureda y Pilar Montaner quien reúne en Valldemossa a Azorín (Azorín: "La casa de Sureda"), Rubén Darío (Rubén Darío: "Los Sureda de Valldemosa") y Unamuno.

Novedades en la BDIB (noviembre 2012)

fabian | 20 Novembre, 2012 15:09

Recojo esta información sobre las novedades que van añadiendo a la Biblioteca Digital de las Islas Baleares:

El Servei de Biblioteca i Documentació ha incorporat a la Biblioteca Digital de les Illes Balears els darrers volums de les publicacions següents:

  1. Bolletí de la Societat d’Història Natural de les Balears, volum 53 (17 articles)
  2. Territoris, volum 8 (11 articles)

Tot això ho podeu consultar a http://ibdigital.uib.cat.

Fuente: Biblioteca i Documentació UIB (20/11/2012)

Donde la ciudad acaba(ba)

fabian | 19 Novembre, 2012 18:00

Lo que me satisface de Internet es buscar información sobre algún tema y, luego, trasladar esa información a estas páginas. También me gusta incorporar elementos aún inexistentes como libros digitales. Y en estos días estoy a medio hacer dos libros, el de Noguera y el de Juan Luis Estelrich. Pero la labor es lenta y yo tampoco no quiero dejar esta labor de búsqueda y escritura, por lo que la tarea se finalizará en su momento; confío que antes de fin de año.

Recorro páginas de la Europeana por ver qué hay sobre Mallorca. A cada ejemplar de los periódicos le han puesto un enlace, por lo que recorro las páginas de resultados de cicuenta en cincuenta, luego de cien en cien; más tarde de doscientas en doscientas y llego a pasarlas de quinientas en quinientas. Encuentro unos chistes gráficos de algunos dibujantes de Dinamarca que plasmaron en forma de chiste su estancia en Mallorca; los turistas masculinos aparecen como borrachos, como en este chiste de Bo Bojesen (1923 - 2006) que debió venir a la isla en 1960 o, no borracho, pero sí examinando una botella de vino en una tienda de Paguera, realizado por Des Asmussen (1913 - 2004) en 1996.

foto
Puerta de Santa Margarita (Palma, hacia 1908)

Periódicos, muchos; algunos mapas; fotografías antiguas, vistas estereoscópicas realizadas por miembros de Instituto Cartográfico de Cataluña. También documentos manuscritos digitalizados ... No encuentro nada que me llame la atención y el tiempo pasa. Ya voy por la página de la Europeana que muestra los resultados 4765 En la 4801, una foto me llama la atención; ya no son "vistas estereoscópicas", sino fotografías sobre papel; su título es "Puerta de Santa Margarita" y sobre el año de la fotografía indica "entre 1900 y 1915". Se ven unos edificios (de pisos, tres plantas) alineados a la derecha que acaban frente a la Puerta; se ve una acera, una calzada con un carro y, a la izquiera, no hay ni acera, ni muralla junto a la Puerta; se ve campo abierto. "Calle de San Miguel", pienso. Hay un poste con cables eléctricos que no está en la acera sino sobre la calzada, la cual, en el primer plano, también está ocupada con piedras o sacos. De las puertas de los edificios sobresalen ocupando parte de la acera unos escalones. Es la ciudad algo destartalada; me fijo bien y observo que los edificios no están bien alineados. La alienación, la ocupación de suelo público fue uno de los problemas de Palma. Fotografía que hoy es documento y que muestra ese límite, muy claro entoces, de la ciudad. Aquí acababa y más allá se adivina un campo llano que se extiende tras un polvoriento camino que debía llegar a la Puerta y que ahora la ladea, separándola de la calzada un pequeño desnivel. Fotografía interesante del Fondo editorial Albert Martín y que nos presenta en tamaño grande la Biblioteca de Cataluña.

dibujo
Bartolomé Ferrá: Murallas de Palma - Puerta de la Conquista

Panorama sobre la prensa mallorquina de final del siglo XIX

fabian | 14 Novembre, 2012 18:22

Dentro del estudio de la historia de la prensa mallorquina hay algunos trabajos realizados. Uno de ellos, e importante, fue el que realizaron Arnau Company Matas (ACo) y Antoni Marimon Riutort (AM) para la Gran Enciclopèdia de Mallorca durante los años 80 del siglo XX. Recogieron una información básica sobre cada ua de las publicaciones periódicas editadas en la isla que expusieron en forma de entrada en la mencionada enciclopedia.Traduzco la relacionada con los diarios "La Tarde" y "La Región":

Tarde, La. Diario editado en Palma entre abril de 1903 y febrero de 1912. Se subtitulaba Diario independiente de avisos y noticias y fueron directores Joaquim Domènech, Miquel Sarmiento y Andreu Barceló. Tenía corresponsales en diversos pueblos de Mallorca y, entre los colaboradores destacan Gabriel Alomar, Eusebi Heredero Clar, Jaume Torres Riera, Benet Pomar, Rafel Ballester y Carme de Burgos Seguí. Era redactado exclusivamente en Castellano y trataba temas de información general. Fue continuado por el diario La Región.


Región, La. Diario editado en Palma desde febrero de 1912 a diciembre de 1913. Fue el substituto de La Tarde y ofrecía información general. Tenía corresponsales en numerosos pueblos de Mallorca y en Ibiza. Fue director Andreu Barceló. Se redactaba en Castellano.

Francisco J. Díaz de Castro e Isabel Moll Blanes publicaron en 1979 un estudio sobre el periódico "El Áncora" en Metodología de la historia de la prensa española que Google Books nos ofrece parcialmente. En este trabajo presentan un panorama sobre la prensa del siglo XIX en Mallorca desde el punto de vista ideológico. Recojo de este trabajo una larga cita que se refiere a la prensa a final del siglo XIX que recoge también, por extensión, el comienzo del siglo XX:

Durante los años 1890-1900 aparecen en Palma no menos de medio centenar de publicaciones periódicas de diverso tipo. El esquema ideológico se mantiene, acusándose más la presión de la prensa católica. Algunas de las publicaciones periódicas que aparecen interesan menos para este enfoque. Es el caso de revistas literarias como La Nova Palma (1898), Mallorca (1898- 1901); revistas científicas como el Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana (desde 1884), Revista Balear de Ciencias Médicas (1885-1936), y diversas clases de boletines, de gran interés por los datos que suministran, como el de la Cámara de Comercio, el de la Cámara Agrícola, el del Obispado, etc. De importancia singular son La Roqueta, que aparece durante este decenio en su segunda y tercera épocas (1888-92 y 1898-1900) y L'Ignorancia (1879-85 y 1897). Se puede decir que en ellas colaboran los principales escritores mallorquines de la época y que son la expresión más depurada de un periodismo costumbrista y regionalista que ofrece importantes rasgos de la ideología, la sociedad y las costumbres de la época. Centrándonos en los periódicos de opinión política, los clasificamos siguiendo el esquema aplicado en la etapa anterior, para mejor establecer la relación de El Ancora con todos ellos.

1. Periódicos católicos. Semanario Católico Doctrinal, científico y literario (1888-90). Director: D. Nicolás Dameto hasta el 28 de febrero del 88 y después D. José Miralles Sbert, Pbros; bilingüe; aparecía los sábados; «propaganda católica en sus distintas fases, literaria, artística, científica y de conocimientos útiles». Su segundo director sería luego arzobispo de Mallorca durante el período de la guerra civil, y desde este periódico sostuvo controversia con Damián Isern (carlista) por los artículos «Santo Tomás y el régimen constitucional», publicados en el periódico monárquico Las Instituciones. El Católico Balear (1890-97), diario católico, con licencia eclesiástica. El Ancora (1896-1900), cuya ficha técnica damos más abajo. Mallorca Dominical (1897-1901), bilingüe, dirigida por Bartolomé Ferrá. El Eco del Seminario (1898-1901), quincenal. El Eco del Santuario (1890-92), quincenal, trilingüe, en catalán, castellano y latín.

2. Periódicos carlistas. La Tradición, periódico católico monárquico (7 de marzo de 1891 a 4 de noviembre de 1900), publicó numerosos extraordinarios ilustrados y diversos suplementos; el director nominal era D. Bartolomé Canals y los directores de hecho fueron Miguel Bibiloni y luego Mariano Zaforteza y Crespí de Valldaura; fue suprimido por orden gubernativa; tuvo dos épocas más en 1917 y 1932. El Centinela, semanario tradicionalista; fueron redactores Miguel Binimelis, Antonio Vidal y Vaquer, Mariano Zaforteza, Antonio Ma. Alcover y Jaime Ferrer. Colaboraron Gabriel Mulet y Sans y León Carnicer; el número 48 fue denunciado por insertar un recordatorio del fusilamiento del general Jaime Ortega, que había sido Capitán General de las Baleares.

3. Conservadores. Además de los intermedios Diario de Palma y Heraldo de Baleares, destacan La Unión Conservadora, paladín independiente de los ideales del partido conservador (el Circulo Conservador de Palma hizo público que no tenía ninguna relación con este semanario). El Dia, Diario Independiente (desde el número 24 dos ediciones diarias), vino a sustituir a La Correspondencia y a pesar de titularse independiente tenía tendencias políticas gamacistas. El Balear, Diario Liberal Conservador, del 15 de enero al 31 de julio de 1898; era el órgano del partido conservador romerista; vino a sustituir al Heraldo de Baleares; publicaba dos ediciones diarias y suplementos

.4. Liberales. Además de El Isleño y El Palmesano, órgano de la Unión Liberal, aparecen varios de gran importancia. La Almudaina (1887-1953), uno de los principales periódicos mallorquines que en 1953 se fusionó con el Correo de Mallorca para dar lugar al actual Diario de Mallorca; durante la época que tratamos fue dirigido por Miguel de los Santos Oliver, uno de los mayores intelectuales mallorquines. En el periódico colaboraron figuras excepcionales como Gabriel Alomar, Mateo Obrador, Pedro de A. Peña. La Ultima Hora, fundado por José Tous Ferrer (1 de mayo de 1893-19...), en el que colaboraron, con mayor amplitud ideológica, los principales escritores del momento: Joan Alcover, Llorenç Riber, Costa y Llobera, Miguel Sarmiento, Gabriel Alomar, etc. De menor interés resulta, a pesar de su duración, El Liberal Palmesano (1891-1897), y un periódico de escasa relevancia que se definirá como regionalista — La Región — (periódico de crítica local que añade los lunes información a la sesión del ayuntamiento); fue su director Luis Martí Ximenis y apareció del 1 de marzo de 1897 al 2 de diciembre de 1897). [Nota: Hubo dos peródicos con el título de La Región, éste de 1897 y el de 1912 - 1913.]

5. Republicanos. El Republicano (1887-1890), semanario dirigido por Gabriel Castellá. Las Baleares. Semanario Político (10 de mayo de 1890 al 23 de abril de 1891), a partir del número 52 (23 de abril de 1891) fue un periódico republicano autonomista, dirigido por Benito Pons Fábregues; cesó su publicación con motivo de aparecer la Unión Republicana. El Constitucional (14 de febrero de 1892 a 30 de septiembre de 1893). La República (2 de febrero de 1892 al 29 de marzo de 1894), diario dirigido por Antonio Villalonga y luego por Juan Palou y Coll. El Escándalo, semanario satírico anticlerical (17 de julio de 1892 al 13 de noviembre de 1892). Y la Unión Republicana (1898-99), contra la que El Ancora sostiene un largo ataque.

6. Socialistas. La Bandera Roja (2 de junio de 1892 al 10 de febrero de 1894), dirigido por Pedro Pascual, semanario. La Voz del Pueblo (15 de marzo de 1893 al 17 de junio de 1894), dirigido por Félix Mathey, que también dirigirá La Actualidad. Periódico defensor de los intereses del pueblo (tres épocas: 1898 — 9 de abril a 25 de junio —, 1899 —11 de marzo a 5 de agosto — y 1900 — 9 de marzo al 6 de octubre—). En 1900 aparece el de mayor duración: El Obrero Balear (6 de diciembre de 1899 a 1936).

Es un poco larga esta cita, pero da una idea de la complejidad de la prensa mallorquina al final del siglo XIX. No sé si hay algún estudio sobre la prensa mallorquina del siglo XX anterior a la Guerra Española del 36, que sería interesante conocer.

Prensa palmesana (digitalizada) de 1912

fabian | 13 Novembre, 2012 17:47

En el buscador de la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica voy rellenando buzones: "Comunidad Autónoma: Islas Baleares", "Localidad: Palma de Mallorca", "Fecha publicación entre: 01/01/1912 y 31/12/1912". Pulso el botón "Buscar" y en la página de resultades salen:

  1. Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana: Tomo XIV Año XXVIII Números 382 a 393 - 1912 mensual de enero a diciembre.
  2. Correo Mariano : revista mensual. Órgano de las Congregaciones Marianas de Jóvenes: Año VI Números 62 a 73 - 1912 enero.
  3. El magisterio balear : periódico de primera enseñanza: Año XL Números 1 a 52 - 1912 enero 6
  4. La región: Año I Números 1 a 293 - 1912 febrero 5 a diciembre 31
  5. La tarde : diario independiente, de noticias y avisos: Año X Número 2785 - 1912 enero 1 a Número 2813 - 1912 febrero 3

La ficha de cada publicación me indica, además del título y lugar, su periodicidad, la fecha de comienzo y en "Notas" las imprentas que utilizaron. Nada indica ni de directores, ni periodistas o articulistas.

Pienso que en este tema de la prensa hay mucho que hacer aún y que ahora tenemos al alcance las copias digitales en fotografías y, también, en pdf aunque muchos de estos dan error al intentar abrirlos.

Tampoco dice nada sobre si había en las fechas elegidas otros periódicos o revistas que no están digitalizados. Y el caso es que en 1912 también se publicaban "La Almudaina" y "La Última Hora".

Entre las cuatro publicaciones que me ofrece esta Biblioteca Virtual, dos son ya en 1912 de mucha solera. El "Magisterio Balear" ya lleva 40 años publicándose (desde 1873) y el "Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana", 28 años. El "Correo Mariano" está en su sexta temporada.

prensa
"La Tarde" y "La Región" dos diarios de Palma de 1912

Hay un periódico que nace y otro que muere: "La tarde", iniciado en 1903, publica su último número el 3 de febrero de este año 1912; dos días después nace "La Región" que acabaría el 31 de diciembre de 1913, sin llegar a completar dos años de vida. La periodicidad de estas dos publicaciones es diaria, salvo festivos.

"La Tarde", en su último número del sábado 3 de febrero se despide de sus lectores tras diez años de publicación "cede su puesto de honor y de combate á La Región que con nobles alientos y grandes arrestos, verá la luz pública el próximo lunes". Se trata, sigue diciendo el breve artículo "A nuestros lectores" de aunar esfuerzos por lo que la empresa de La Tarde se junta con otra(s) para crear el nuevo periódico "La Región". El artículo no lleva firma, por lo que no puedo saber quién lo escribe. El número de "La Tarde" sólo presenta una página con textos; en la segunda hay un gran anuncio del periódico continuador que ocupa toda la plana.

"La Región" aparece el lunes siguiente, 5 de febrero de 1912, con 4 páginas, tres de textos y una de anuncios. Se inicia con el artículo "Lo que somos y á qué venimos", un ditirambo total que no dice apenas nada ("Todo para el mejoramiento de la región querida, vergel preciado, rico y explendente manto de bellezas incomparables. Elevarla, dignificarla, engrandecerla, por el trabajo de todos sus hijos y el desarrollo de sus virtudes cívicas, hacerla mejor y más buena, más fuerte y más apta, hé ahí lo que nos proponemos").

Esta salutación la firma Andrés Barceló, quien supongo debía ser el Director. Y el periódico no está nada mal: tres planas de textos, de ellas, dos dedicadas a noticias isleñas y una a la Nacional y Mundial, Hay información sobre la Diputación, la "Casa de la Ciudad", la autoridad militar, una deliciosa "Vida social", del puerto, de los cines, de sucesos ...

Vida Social

Deña Micaela Clar reunió anoche en su casa á varias familias para celebrar una Soirée.

En una de las dependencias de la casa, montóse un teatrito en la que varias señoritas secundadas por varios jóvenes representaron una comedia «Sangre Hermana», y otras en dialecto mallorquín.

Los intérpretes fueron las señoritas doña Francisca Sureda, Amelia Fernández de la Hera, Antonia Oliveras, Antonia Barceló, y los señores don Mateo Cladera, Jaime Rotger y Jorge Albis.

La obra susodicha es original del primero de los mencionados señores.

La señorita Celie Caubet ejecutó varias piezas al piano que fueron cantadas por doña Antonia Quetglas.

Los invitados salieron muy satisfechos.

***

Atenta invitación del Presídente del Círculo Mallorquín nos llevó á los salones de esta simpática sociedad, en el día de ayer, al objeto de admirar la artística Exposición de cuadros de D. Fausto Morell, inaugurada el dia anterior. Luces y flores en armonioso conjunto hacían resaltar los trazos firmes de la mano experta que supo dar vida a las concepciones de inspirada fantasía.

Las señoras, lindamente ataviadas, desfilaron ante la Exposición celebrando el acierto en los colores, la tonalidad de los efectos, la hermosa combinación del conjunto artísticamente encuadrado en marco exquisito que delataba el buen gusto y el acierto.

Bueno, bastan estas pinceladas para descubrir que "La Región" es un periódico de buen gusto que muestra las múltiples facetas de la sociedad, incluída la del ensueño y fascinación, presente también en la prensa palmesana actual.

Prensa que requeriría mayor atención por mi parte, para conocer a los directores, los articulistas, los redactores e ir haciendo una selección de artículos que aún hoy puedan resultarme interesantes.

Un refugio en Cabrera (1715) (J.L. Estelrich)

fabian | 12 Novembre, 2012 17:01

En el capítulo titulado "La isla de Cabrera en la literatura" del libro publicado en 1912 "Páginas mallorquinas", Juan Luis Estelrich presenta este tema para mí desconocido. En principio yo pensaba que indicaría los libros relacionados con los prisioneros franceses hacia 1808 tras la batalla de Bailén, y a ello dedica la segunda parte del capítulo así como a algunos escritos posteriores, pero descubro que también hay otros textos anteriores que citan la isla mayor de ese archipiélago. Con todo, no parece que haya ningún texto que haga referencia al nacimiento de Anibal Barca en la segunda isla, Conejera, de ese archipiélago y que la Wikipedia nos cuenta.

Lógicamente, el texto publicado por J.L. Estelrich en los años 10 del siglo XX no puede relatarnos las historias acaecidas en la isla ya de los submarinos alemanes o del hidroavión republicano que tuvo que amerizar en la isla durante la Guerra Española del 36; hechos posteriores a la publicación de este libro.

Indica Estelrich un texto literario en que se cita la isla de Cabrera; se trata de La Historia de Gil Blas de Santillana, novela picaresca en Francés escrita por Alain-René Lesage (1668 - 1747) publicada en 1715 y ampliada con cuatro volúmenes entre 1715 y 1735. En 1787 fue publicada esta novela en Castellano, traducida por el jesuita José Francisco de Isla quien, en el prólogo, acusó a Lesage de haber compuesto esta obra recogiendo las historias que narraban varias novelas españolas, especialmente "Marcos de Obregón" del rondeño Vicente Espinel (1550 - 1624). El mismo Voltaire ya había señalado la semejanza entre las dos obras.

He buscado la obra de Lesage para ver si encontraba en ella la isla de Cabrera y en el tomo 2 de la traducción del P. Isla aparece la isla:

libro

En fin, nos embarcamos alegremente, lisonjeándonos con la esperanza de llegar presto a Mallorca; pero no bien habíamos salido del golfo de Alicante, cuando nos cogió una furiosa borrasca. ¡Qué ocasión tan buena era ésta para hacer ahora una bellísima descripción de la tempestad, pintándoos el aire todo inflamado, la viva luz de los relámpagos, el estampido de los truenos, la rápida caída de los rayos, el silbido de los vientos y la hinchazón de las olas, etc.! Pero dejando a un lado todas las flores retóricas, os diré sencillamente que fué tan recia la tormenta, que nos obligó a ancorar en la punta de la Cabrera, que es una isla desierta, defendida con un fortín, cuya guarnición consistía entonces en cinco o seis soldados y un oficial, que nos recibió con mucho agasajo.

»Como nos veíamos precisados a detenernos allí muchos días para componer nuestro velamen, procuramos pasar el tiempo en diferentes diversiones para evitar el fastidio. Siguiendo cada uno su inclinación, unos jugaban a los naipes; otros, a la pelota, etc.; yo me iba a pasear por la isla con otros compañeros amantes del paseo. Saltábamos de peñasco en peñasco, porque el terreno es desigual y tan pedregoso que apenas se descubría en él un palmo de tierra. Un día que considerando aquellos lugares áridos y secos estábamos admirando los caprichos de la Naturaleza, que es fecunda o estéril donde le da la gana, sentimos todos de repente un olor muy grato que nos dejó sorprendidos. Lo quedamos mucho más cuando volviéndonos hacia el Oriente, de donde venía aquella fragancia, vimos un campo todo cubierto de madreselva, más hermosa y odorífera que la de Andalucía. Acercámonos gustosos a aquellos bellísimos arbustos, que perfumaban el aire circunvecino, y hallamos que cercaban la entrada de una caverna muy profunda. Era ésta ancha y poco sombría; bajamos a ella por una escalera o caracol de piedra adornado de flores que primorosamente guarnecían sus lados. Cuando estuvimos abajo, vimos serpentear, sobre un suelo de arena más roja que el oro, varios arroyuelos, formados de las gotas que destilaban continuamente los peñascos y se perdían en la misma arena. Pareciónos tan clara y cristalina el agua, que nos dio gana de beberla, y la hallamos tan fresca y delgada, que resolvimos volver a este lugar al día siguiente, llevando con nosotros algunas botellas de vino, persuadidos de que lo beberíamos allí con gusto.

«Dejamos con sentimiento un sitio tan delicioso, y cuando nos restituímos al fuerte ponderamos a nuestros camaradas la noticia de tan feliz descubrimiento; pero el comandante del fuerte nos dijo que nos advertía en amistad que por ningún caso volviésemos a la cueva de que tan enamorados habíamos quedado. «¿Y eso por qué?— le preguntó yo—. ¿Hay por ventura algo que temer?» «Y mucho— me respondió—. Los corsarios de Argel y de Trípoli vienen algunas veces a esta isla y hacen aguada en ese paraje, y uno de estos días sorprendieron en él a dos soldados y los llevaron esclavos.» Por más seriedad con que nos lo decía el oficial, no le quisimos creer. Parecíanos que se zumbaba, y al día siguiente volví yo a la caverna con tres caballeros de la comitiva, y de intento no quisimos llevar armas de fuego, para mostrar que no teníamos el más mínimo temor. Morales no quiso venir con nosotros y se quedó jugando con su hermano y otros del castillo. [...]

Alain-René Lesage: La Historia de Gil Blas de Santillana, Libro Quinto. Capítulo primero. Historia de don Rafael, págs. 172 174 (1715).

Estelrich no reproduce este texto, sólo lo cita. La estancia en Cabrera se resuelve pronto pues al llegar nuevamente a la cueva son capturados por piratas turcos que los trasladan a Argel.

Es una simple curiosidad, textos literarios y científicos sobre un lugar; en este caso sobre la isla de Cabrera. Estelrich indica que entre este texto y el de Vicente Espinel "Relaciones de la vida del escudero Marcos de Obregón" (1618), obra que tene sucesivas ediciones hasta la actualidad y que en el mismo 1618 ya tuvo dos ediciones piratas. "No diré yo que la Historia de Gil Blas de Santíllana no sea de entretenidísima lectura y tenga muchos y buenos toques originales; pero el episodio de Cabrera me deleita mucho más en las Relaciones de la vida y aventuras del escudero Marcos Obregón, como todo lo que puede parangonarse de entrambas narraciones.", comenta Estelrich.

En esta gigantesca biblioteca de Internet no he tenido dificultad alguna para encontrar una edición bien digitalizada del libro de Lesage y en él, utilizando el buscador del propio archivo, el episodio de Cabrera. No me ha sido posible hacer lo mismo en las ediciones digitales del libro de Esquivel.

Delimitación BIC yacimiento de los Clossos de Can Gaià, Felanitx

fabian | 08 Novembre, 2012 11:27

Declaración de modificación de la delimitación del Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento, del yacimiento arqueológico de los Clossos de Can Gaià al término municipal de Felanitx.

Fuente: BOIB núm. 162
Fecha publicación: 01/11/2012

Nota: Los BOIB han cambiado la forma de presentación de los contenidos ofreciéndolos en pdf, HTML o RDF. Al ser la forma HTML enlazable y más fácil de copiar, al terminar la cita, añado el enlace a la forma HTML, encontrándose la elección del formato en el enlace que inicia estas entradas.

 (Segueix)

De bordados en Mallorca (artículo de JL. Estelrich)

fabian | 07 Novembre, 2012 11:43

Marina del Olmo me indica en un comentario que en su blog sobre tejidos La tela escrita ha incluído un post sobre la tela de lenguas mallorquina enlazando a la entrada que puse de la exposición que se realizó en el Solleric Exposición: 'Flàmules', telas de lenguas. Gracias, Marina.

Es una lástima que la información, no el anuncio sino el contenido, de muchas exposiciones no pasen a las webs, pues generalmente las exposiciones están bien realizadas y ofrecen contenidos muy interesantes.

Además de la tela de lenguas, en Mallorca se ha bordado mucho, existiendo una modalidad llamada "punto mallorquín". Veo un corto vídeo titulado Brodat: el bordado mallorquín en el cual indica que incluso los mapas se bordaban pues el papel se estropeaba con la humedad marina. Nunca había oído esta afirmación; pero sí, en los años sesenta vi muchas mujeres que tomaban el fresco en la puerta de sus casas y realizaban labores de bordado sobre tambores o de encaje de bolillos; incluso actualmente aún pueden verse en verano pequeños grupos de señoras bordando y charlando.

bordado
Fragmento del tipo de "pinturas a la aguja"

Hubo una empresa de bordados, Pons y Bonet, aunque creo que su nombre quedó sólo con el último apellido, casa Bonet, que desde 1862 hasta que cerró en el año 2007, alcanzó justa fama y logró algunos premios internacionales.Los bordados artísticos de Can Bonet muestran su esplendor en ´Fil a Fil´ es la información que proporciona el Diario de Mallorca sobre una exposición realizada este año sobre los bordados de Can Bonet; que Talk on Corners ha recogido en Las hilanderas de Can Bonet .

Las monjas siempre han tenido fama de buenas bordadoras y de buenas cocineras. En el año 2008 hubo una exposición organizada por Jaume Llabrés y Aina Pascual sobre los bordados de las Agustinas del Amparo de Palma: Exposición de bordados en las Agustinas del Amparo - Santa Cecilia 2008.

Hoy recojo un artículo de Juan Luis Estelrich titulado "Bordados mallorquines" que fue publicado en "El Español" de Madrid en marzo de 1901 y que reprodujo en su libro, este año centenario, "Páginas mallorquinas", del cual lo escaneo.

Bordados mallorquines

La boda de la señorita Estefanía Maura, hoy ya señora de Redonet, en la que se tuvo el buen acuerdo de encargar el trousseau (como ahora decimos los españoles, ó la canastilla de boda, como con frase castiza y regocijada decían nuestros abuelos) á una casa mallorquina, hubieran podido darme pie para escribir estas líneas; pero es tan severa la proscripción que pesa en esta casa de El Español para el elogio de ciertos nombres y cosas con ellos relacionados, que no intenté siquiera aprovechar tanta oportunidad como la suerte me deparaba. Sin embargo, mallorquín por los cuatro costados, y amante de las muchas cosas buenas que tiene Mallorca, sobre todo de las que se refieren á su producción artística, no sé prescindir de ensalzarlas y divulgarlas, contribuyendo á que todos las conozcan y las estimen.

Una de las producciones malloquinas que merece todo elogio son los bordados que allí se hacen, de los que voy á dar cuenta no como modisto (Dios me ampare!) sino como ferviente admirador de toda producción artística.

Y de casta le viene al galgo ser rabilargo, en lo que á Mallorca se refiere á sus bordados. La ley y la leyenda lo acreditan. Quien haya hojeado el curiosísimo librejo de Estanislao Aguiló, titulado: Colección de leyes suntuarias decretadas por las autoridades superiores del antiguo reino de Mallorca (1), bien pronto se convencerá del lujo extraordinario con que vestían las damas y galanes del nuevo reino conquistado por Jaime I, y la intervención que en coartar los abusos que se cometían hubo de tener la ley, dictando disposiciones prohibitivas y coercitivas en esta materia. Ya en 1384, Francisco Sagarriga, portavoz del gobernador general del reino, prohibía «vestir ó portar sobre alguna partida de sa persona drap d'or, ni d'argent, ni de seda hon hage or ó argent»; y en 1420 se establecía «que alcun cavaller ciutadà... ó filles ó companyas ne puxen ne gosen portar alguna bordadura ne argentería en vestidures...»; y los ejemplos y citas se harían interminables si quisiera agotar la materia.

bordado
Bordado del tipo "blanco sobre blanco con realce"

La tradición legendaria nos denuncia lo mismo. Mientras en los romances de Castilla las jóvenes y damas aparecen por lo común aliñándose:

Al pie del verdoso roble
se veye la blanca niña
con peines de oro en la mano
con que los cabellos guia...

como en el romance de El caballero burlado; ó bien en el de La Gayarda:

Estándose La Gayarda
en su ventana dorida
peinando so pelo negro
que paez seda torcida...;

la tradición romancesca mallorquina nos presenta, bordando casi siempre, á las heroínas de sus leyendas y tradiciones:

A la vora de la mar
ni ha una doncella
que brodaba un mocadó
bo per la reina;..

y no se desdeñan de bordar las jóvenes de real estirpe, como acusa esta estrofa de La filla del rey:

Ella de set que tenía
per la finestra guaytava,
y ses germanes va veure
qu'en guyeta d'or brodaven;

y si la tradición no se acepta como prueba fehaciente, no se negará que la ley, de la que se han visto casos por vía de ejemplo, pueda dejar de reunir dicha cualidad.

Es, pues, Mallorca la isla de los bordados

Ya puede ser pobre y miserable el oratorio que allí visitéis que en los armarios de su sacristía no os sorprenda algún riquísimo ornamento bordado en oro, y palios y estandartes bordados en sedas, notables todos por la primorosísima labor que acusan.

No falta tampoco en las casas nobles ó de arraigo algún arcón donde se guardan, y custodian como verdaderas reliquias, los trabajos de nuestras abuelas, netamente mallorquínas, en que la guarnición del volante, ó el guatlareto, el rebosiño, falda ó jubón, no revelen la habilidad de las bordadoras coterráneas.

No han desmerecido hoy, ciertamente, los bordados en oro y sedas, y personas y establecimientos conocidos conservan la fama tradicional; pero donde las jóvenes mallorquínas hacen verdaderos prodigios es en el realce, en el nipis, y en unos calados que no sé yo cómo se llaman, y donde se juntan todas las locuras del dibujo y todos los obstáculos de la ejecución, para que luzcan y triunfen la gracia y la bizarría de las bordadoras.

De una, modestísima, que quizás no logró con su ciencia y paciencia el pan de la vida, he visto reproducido en nipis el cuadro de Gisbert La muerte de los comuneros, sirviéndose para ello de una desdichadísima fotografía. La pobre operaria se dejó los ojos en la labor (que ha recogido un inteligentísimo comerciante catalán, establecido en Mallorca), encerrándola en lujoso marco y enseñándola como verdadera joya.

Lo que faltaba á las bordadoras mallorquínas era dirección, dibujantes, y que su trabajo no muriera perdido en la isla. Algo de esto ha realizado la casa Pons y Bonet, que al extender su negocio ha llevado sus bordados á toda Europa y América, logrando la venta en todas partes de los bordados mallorquines. A dos Exposiciones ha concurrido con sus productos, á la de Insbruck de 1896 y á la de París de 1900, y en ambas se ha llevado de carrera los grandes premios. En la última citada el triunfo no fué solo para la casa, que obtuvo gran premio de honor: hubo también dos medallas de oro y cuatro de plata para los colaboradores, para los dibujantes y para las operarias, haciendo justicia á todos ellos.

De lo allí presentado he visto recientemente en aquella casa, por donde ha desfilado toda la pollería mallorquína, y gracias al antiguo conocimiento con los dueños, no ya trapos, sino verdaderas joyas de arte. Quien tenga ocasión de admirarlas sabrá hasta donde llegan las modestas artísticas de Mallorca.

Y la casa Pons y Bonet, á la que debemos agradecimiento los mallorquines, por haber dado expansión á los productos y haber sabido reunir muchos elementos desperdigados, con ser importantísima ciertamente, entiéndase que no es sino una muestra de lo que Mallorca hace y puede hacer en este género.

Indocto en la materia, sin ningún conocimiento técnico, y hasta sin poseer la nomenclatura que pudiera hacer interesantes estas líneas, sospecho que muchos me recusarán como perito en tales materias; pero nadie que tenga ojos y vea los primorosísimos bordados que se hacen en Mallorca podrá negar aquel esmero de ejecución y gracia que todos pueden apreciar con sólo el sentido artístico que Dios les haya dado.

De El Español
Madrid, Marzo de 1901.

Una palabra que nunca había oído y que se utiliza en este artículo es "nipis", de la cual dice el Diccionario: "Voz tagala. Tela fina casi transparente y de color amarillento, que tejen en Filipinas con las fibras más tenues sacadas de los pecíolos de las hojas del abacá".

Hay varios vídeos interesantes, entre ellos el que nos ofrece Oreste Pérez: Mestra Brodadora Miquela Ballester.

De Juan Luis Estelrich a Mossèn Alcover: cossier

fabian | 06 Novembre, 2012 15:34

Me escribe Jesús G. Marín enviándome la URL de la entrada que Mesa Revuelta dedicó a Juan Luis Estelrich; en este caso Gianluigi Estelrich ya que, al comprar en una librería de viejo de Palma un libro de Giambattista Celli (1498 - 1563), encontró que en la portada se había escrito a mano "G. Luigi Estelrich. Madrid 17 set 78"

J. L. Estelrich fue un crítico e intelectual mallorquín, de Artá, de la generación de Costa y Llobera, amigo de Marcelino Menéndez Pelayo y Antoni Rubió i Lluc, no especialmente dotado como poeta pero sí buen crítico y traductor. A su muerte en 1929 su hija única, Rosario, guardó su biblioteca y archivo pero finalmente, en 1991, un librero de Palma vendió al Centro del Patrimonio Bibliográfico (Biblioteca Nacional, Madrid) una gran parte de ese fondo. Bastantes cosas debieron quedar aún en posesión de la familia, pues en 2007 un nieto de Estelrich donó a la Biblioteca Nacional otras once cajas de materiales, incluyendo manuscritos que todavía conservaba.

Cómo llegó este ejemplar de la biblioteca de Estelrich, con su firma italianizada, hasta una librería de viejo es cosa a investigar. Cualquier camino es posible en esta isla tan aficionada a la dispersión de sus bibliotecas y a la destrucción sistemática de su patrimonio cultural.

Mesa revuelta: Gianluigi Estelrich (18/06/2012)

Alcover
Antoni Maria Alcover: l'honor de les paraules, en la Misericordia

En Internet aparecen noticias de prensa sobre el Año Alcover y varios anuncios. No mucha cosa: un concierto para el que ¿existe YouTube? (Un himno enaltece a nivel mundial la figura de Mossèn Alcover); algunas conferencias y, no sé dónde lo he leido, una biblioteca dedicada a su obra.

Algo he puesto de Antoni Mª Alcover: un texto suyo sobre Quadrado Algo sobre Don José María Quadrado, publicado en 1920 en la "Revista de Archivos, bibliotecas y museos" (ver: Dos textos (Menéndez Pelayo y Alcover) sobre José María Quadrado)

 (Segueix)

'La Real y Episcopal Biblioteca' (Biblioteca Diocesana de Mallorca)

fabian | 05 Novembre, 2012 15:18

Entre los libros que este año cumplen su centenario, se encuentra Páginas mallorquinas de Juan Luis Estelrich y Perelló (Artá, Mallorca; 1856 - Palma de Mallorca; 1923).

Ya trataré en otra ocasión la figura de este escritor que, por sus relaciones con Menéndez Pidal, compañero de estudios, y con Juan Valera, hizo que Estelrich se convirtiera en puente de relación para que los escritores del grupo de Juan Alcover publicaran y fueran conocidos fuera de la isla. Pero hoy (y algún día más) me centraré en un artículo del libro ya centenario.

Es un libro que recoge algunos artículos publicados anteriormente por J.L. Estelrich en revistas y periódicos; artículos en que habla de temas mallorquines. Así, en él hay varios artículos relacionados con diversas personas como "Juan Palou y Coll", "D. Tomás Forteza", "Pedro Orlandís", "D. Jerónimo Rosselló", "Chopin en Mallorca", "El maestro Marqués" o "Tres artistas malogrados" (Antonio Fuster - pintor -; Antonio Noguera - músico - y Gabriel Maura - escritor-). Recoge también en este libro artículos relacionados con actividades ("La literatura en Mallorca", "Toros en Mallorca", "Bordados mallorquines") y, entre otros artículos, dos historias de instituciones: "La Real y Episcopal Biblioteca" y "El archivo capitular", interesándome hoy por "La Real y Episcopal Biblioteca".

Este artículo fue publicado en el número correspondiente al año 1910 de la "Revista de archivos, bibliotecas y museos", de la que en Archive.org se encuentran muchos números digitalizados, pero no el de 1910.

El artículo se divide en cuatro partes. En la primera cuenta el nacimiento de esta biblioteca, primero como privada y ya, hacia 1771, con el Obispo D. Juan Díaz de la Guerra, convertida en pública. Cuenta Estelrich cómo se repartieron los libros de las bibliotecas jesuíticas mallorquinas tras la expulsión de esta Orden y que, en 1798, tras el incendio de la "antigua y famosa librería de la Catedral", se añadieron los que se habían podido salvar,

libro
"Páginas mallorquinas" de J.L. Estelrich, libro centenario

En la segunda parte enumera todos los bibliotecarios, primeros y segundos, que ha tenido esta biblioteca hasta 1910, indicando sus nombres y fechas de toma de posesión; indica los "índices generales" (catálogos) que se han hecho de los libros de esta biblioteca, desde el primero, realizado en 1778 por su primer bibliotecario, D. Antonio Pujals. Se detiene en la acción realizada por algunos de estos bibliotecarios y apunta la atención o desatención que sobre la Biblioteca tuvieron los obispos

En la tercera parte indica algunas aportaciones importantes hechas a esta Real Biblioteca, especialmente por D. Miguel Mir, quien, en la primera década del siglo XX aportó a esta Biblioteca que tenía algo más de 5000 libros, otros 10000, aparte de folletos y otros materiales. Se deleita Estelrich en esta parte en señalar algunas "joyas de bibliófilo" que la Biblioteca guarda.

Por último, dedica la cuarta parte a las instalaciones, espacios y muebles, que esta "Biblioteca del Palau" ha ocupado hasta 1910, preocupado el autor por la obra que el obispo Campins estaba realizando para la creación del Museo Diocesano en las estancias vecinas a las de la Real y Episcopal Biblioteca.

¿Y cómo continúa la historia de esta Biblioteca?

A mí no me resulta fácil encontrar información sobre las instituciones isleñas, por lo que, cuando encuentro un documento como el de Estelrich, lo celebro.

En el año 2010, la Biblioteca Diocesana, recibió la Medalla de Oro del Consell de Mallorca. Entonces la visité (ver: Biblioteca Diocesana de Mallorca, 07/09/2010) y me enteré que en los años 50 del pasado siglo, fue trasladada al Nuevo Seminario por orden del Obispo Juan Hervás. Los fondos de las dos bibliotecas se unieron. En 1972, ya con el Obispo Teodor Úbeda le cambió el nombre, transformándose en la Biblioteca General Diocesana, y, en el año 2001. también con el mismo obispo, en Biblioteca Diocesana, trasladándola a la Casa de la Iglesia (c/ Seminario). Actualmente dispone de más de 125000 volúmenes, pudiendo ser la biblioteca de Mallorca que dispone de más fondos en la actualidad, como producto de la únión de las bibliotecas del Centro de Estudios Teológicos de Mallorca; Colegio de la Sapiencia; Museo diocesano; Seminario de Mallorca; Biblioteca Episcopal; Archivo de la Curia Diocesana; Museo de ciencias del Seminario de Mallorca; y Museo bíblico del Seminario de Mallorca.

Este artículo, que por sí solo ya tiene importancia e interés, lo he subido a Scribd. "Ay - pienso -, ojalá fuera continuado y puesto al día, y complementado con otros artículos sobre las bibliotecas de las islas".

Juan Luis Estelrich y Perelló: La Real y Episcopal Biblioteca-

 
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar