Alta mar

Contacto

Libros publicados en Mallorca en 1912

fabian | 31 Octubre, 2012 10:49

El buscador me presenta las opciones "Lugar Publicación", en cuyo buzón escribo "Mallorca" y "Fecha", donde pongo 1912.

La página de resultados me presenta 22 resultados:

  1. Inés de Serralta : ensayo de comedia dramática en tres actos y cinco cuadros / original de José Singala
    Palma [de Mallorca] : [s.n.], 1912 (establecimiento tip. de José Tous)
  2. A sol ixent : Aplec de poesíes jovenils / Llorens Riber
    [S.l. : s.n.], 1912 (imprenta mallorquina de Ca'n Amengual y Muntaner)
  3. Páginas mallorquinas / J-L. Estelrich
    Palma de Mallorca : Tip. de J. Tous, 1912
  4. Estética del amor / Pedro Antonio Melis
    Palma de Mallorca : [s.n.], 1912 (Palma de Mallorca : Tipografía de Crespí y Sitjar)
  5. De los patronos mensuales en las congregaciones marianas / traducción del opúculo que escribió en inglés... Alex. Jos. Elder Mullan
    Palma de Mallorca : [s.n.], 1912 (Palma de Mallorca : Tipografía de las Hijas de Juan Colomar)
  6. Contribución al estudio del abastecimiento de aguas potables de la ciudad de Palma : resumen de los trabajos efectuados por acuerdo de la comisión especial del Exmo. Ayuntamiento y consecuencias que se desprenden de sus resultados / por E. Estada
    Palma [de Mallorca] : [s.n.], 1912 (Palma de Mallorca : Imprenta de J. Tous)
  7. Bab-al-Kofol (Puerta de Santa Margarita) : escritos que, con motivo de la destrucción del monumento nacional de este nombre, ha publicado el "Bolletí de la Societat Arqueológica Luliana" en abril-junio de 1912
    Palma de Mallorca : [s.n.], 1912 (Palma de Mallorca : Imprenta de Felipe Guasp)
  8. Censo electoral de Baleares : (Sección de Mallorca) : rectificado en 1912 : Ayuntamiento de Alaró
    Palma : [s.n.], 1912 (Escuela-Tipográfica Provincial)
  9. Educacionista : revista quincenal ilustrada
    Lluchmayor (Mallorca) : [s.n.], 1912-1913 (Tipo-lit. Amengual y Muntaner)
  10. Reflexiones sobre el catolicismo y socialismo / por José Oliver
    Palma de Mallorca : [s.n.], 1912 (Escuela Tipográfica Provincial)
  11. Discursos leídos en la sesión inaugural celebrada por la Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma : el día 28 de enero de 1912 / por Domingo Escafi y Vidal y por Antonio Bosch y Miralles
    Palma de Mallorca : [s.n.], 1912 (Tipografía de las hijas de Juan Colomar)
  12. Aplec de bones costums / autor Guillem Vives, S.J.
    Palma de Mallorca : [s.n.], 1912 (Tip. Católica de S. Pizà)
  13. El maestro Marqués, hijo ilustre de Mallorca : sinfonía biográfica en cuatro tiempos escrita por encargo del Ayuntamiento de Palma y leída en la solemne sesión del día 31 de diciembre de 1911 / Juan Luis Estelrich
    Palma [de Mallorca] : [s.n.], 1912 (Imp. de J. Tous)
  14. Informe-resúmen leído en la Junta de Sres. Accionistas de la Sucursal del Banco de España en Palma de Mallorca el día 4 de febrero de 1812
    Palma de Mallorca : [s.n.], 1912 (Establecimiento Tipográfico de Francisco Soler)
  15. Dª Manuela de los Herreros, hija ilustre de Mallorca : notas biográficas leídas en la sala de sesiones del Excmo. Ayuntamiento de Palma el 31 de diciembre de 1911 / José Mª Tous y Maroto
    Palma [de Mallorca] : [s.n.], 1912 (Palma de Mallorca : Imprenta de José Tous)
  16. La ciutat qui s'enva / [Miquel Ferrà ; ilustració de B. Ll. Ferrà]
    [Palma de Mallorca] : Societat Arqueològica Luliana, [1912] ([Palma de Mallorca] : Tipografía de Felipe Guasp)
  17. Reglamento de la Unión Protectora Mercantil : asociación obrera de socorros mútuos
    Palma [de Mallorca] : [s.n.], 1912 (Palma de Mallorca : Tipografía de Crespí y Sitjar)
  18. El general Cabrinety, hijo ilustre de Mallorca : memoria biográfica escrita por encargo del Excmo. Ayuntamiento de Palma y leída en solemne sesión del día 31 de diciembre de 1911 / José de Nouvilas
    Palma [de Mallorca] : [s.n.], 1912 (Palma de Mallorca : Imprenta de José Tous)
  19. ¿Cómo se previenen las enfermedades infecto-contagiosas y especialmente la tuberculosis / por Jaime Font y Monteros
    Palma de Mallorca : [s.n.], 1912 (Palma de Mallorca : Tipografía de las Hijas de Juan Colomar)
  20. Ejercicio piadoso en honor de la santísima Virgen bajo la advocación de María Reparadora
    Palma [de Mallorca] : [s.n.], 1912 (Palma de Mallorca : Tipografía de Felipe Guasp)
  21. Breve compendio de la vida del Ilmo. y Rvmo. Sr. Obispo de Segorbe D. Antonio Mª Massanet y Verd / Gabriel Comas
    Palma de Mallorca : [s.n.], 1912 (Palma de Mallorca : Tipografía Católica de Sebastián Pizá)
  22. Cartilla sanitaria : instrucciones sobre las enfermedades rojas del ganado de cerda / por ... Antonio Bosch Miralles
    Palma de Mallorca : [s.n.], 1912 (Tipo-litografía de Amengual y Muntaner)

Para encontrar estos datos he utilizado el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español:

Descripción y localización de libros y otros fondos bibliográficos, depositados en bibliotecas e instituciones españolas públicas o privadas, que por su antigüedad, singularidad o riqueza forman parte del Patrimonio Histórico Español

El CCPB responde a un programa conjunto del Ministerio de Cultura y las Comunidades Autónomas, de acuerdo con la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico

En la estela de bibliotecas y Acceso Abierto

fabian | 30 Octubre, 2012 18:44

Estoy todavía en la estela de la conmemoración del Día de la Biblioteca y de la semana del Acceso Abierto, recogiendo revistas sobre bibliotecas, tanto físicas como digitales. Si en Un par de artículos sobre bibliotecas enlazaba con tres revistas sobre Biblioteconomía de tres universidades españolas, hoy añado dos americanas: Una es la Revista Interamericana de Bibliotecología de la Universidad de Antioquía de Colombia. Otra es Biblios, trimestral, en cuyo equipo editorial hay personas tanto de América del Norte y del Sur, como algunas procedentes de universidades españolas y se edita en Inglés, Portugués y Español. Tiene esta revista presencia en Dialnet.

Normalmente el discurso técnico es muy diferente al que usamos los legos en la materia, pero conviene conocerlo un poco; saber qué temas tratan; cuáles son las bases de impulso - generalmente acuerdos internacionales - de legislaciones y actos. En Europa hay un proyecto llamado Europa 2020 que atañe a los temas de Información, bibliotecas, bibliotecas digitales, etc. Todas estas temáticas la prensa general, salvo algunas excepciones, no los tratan. Y, sin embargo, - no voy a argumentarlo ahora -, yo creo que son interesantes e importantes, al menos así me lo parece. Es verdad que, con frecuencia, estos discursos y la oficialidad están algo lejanas de otras realidades que - yo diría - con menos discursos y a la chita callando obtienen mejores resultados; no presentan fotografías de páginas, sino libros digitales válidos (los legales no son muy válidos) en formatos usables por los eReaders y tabletas, ya ePUB, ya fb2.

Con todo, creo que conviene seguir el discurso académico, conocer su terminología y observar si esas BD llegan alguna vez a algo positivo. Parcialmente lo han conseguido en relación a las revistas (aunque sólo en pdf) y, en mi parecer, bastante bien en cuanto a catálogos on line.

Uno de los patitos feos es, para mi sorpresa, el tema de los patrimonios bibliográficos. O ha habido poca investigación sobre ellos o no ha pasado a la Red. No hay ni siquiera listas de autores (no sólo literarios) cuyas obras vayan a pasar a ser de Dominio Público. No he encontrado apenas nada sobre estos temas. Y, sin embargo, pienso, el Dominio Público debiera ser un tema importante en las bibliotecas digitales donde lo "local" tiene importancia.

foto
Mallorca: Sonnenuntergang (Juli 1932)

De Baleares no me atrevo a decir apenas nada. Desconozco si hay proyectos. Los planes que puedan tener las instituciones no me son conocidos. Las bibliotecas son entidades que no interesan a los medios de difusión y, aún menos, el patrimonio bibliográfico. Las personas que tienen conocimientos sobre el patrimonio bibliográfico de las islas creo que guardan silencio y las instituciones callan. Por otra parte, tampoco me interesa mucho la bibliografía antigua (Ramon Llull), sino la de los siglos XIX y XX. En fin, mejor dejarlo.Se necesitaría un Bibliópolis, a la manera del baleópolis en alguna revista o periódico on line local

En la web de la Biblioteca de la UIB hay un apartado o sección que me ha interesado; es Novetats bibliogràfiques, donde cada tema, asignatura o área de conocimiento tiene un RSS con novedades bibliográficas, tanto de papel como digitales. Está muy bien. Es un buen servicio que ofrece esta web, ofrecer las novedades bibliográficas por temas, aunando las físicas y las digitales.

Realmente el mundo de los libros y de las bibliotecas es inacabable y ¡qué poca atención se le presta! Es una lástima porque llega a ser apasionante. A ver si en ese horizonte 2020 en Mallorca (en las islas) se hace algo.

Novedades en la BDIB (octubre 2012)

fabian | 30 Octubre, 2012 14:09

A veces me he quejado de que la Biblioteca Digital de les Illes Balears no tenga ningún tipo de información sobre las Novedades, preferentemente un RSS para poder seguir las incorporaciones que realiza. He encontrado que en la nueva web de la Biblioteca de la UIB un anuncio sobre las Novedades de la BD:

El Servei de Biblioteca i Documentació ha incorporat a la Biblioteca Digital de les Illes Balears els darrers volums de les darreres publicacions:

  1. Bolletí de la Societat Arqueològica Lul·liana, els volums 63, 64, 65 i 66
  2. Bolletí de la Societat d’Història Natural de les Balears, els volums 51 i 52
  3. Endins, el volum 35
  4. Studia Luliana, el volum 50

Tot això ho podeu consultar a http://ibdigital.uib.cat.

Novetats a la Biblioteca Digital de les Illes Balears (10/10/2012)

Un par de artículos sobre bibliotecas

fabian | 29 Octubre, 2012 16:26

¿Sería un disparate hablar de la tierra y de la siembra? De aquella parábola de que la semilla cayó en tierra árida y no dio fruto y de que otra parte de la simiente cayó en tierra fértil. Algo semejante pasa quizá con este poderoso medio que es Internet, como semilla o como medio, y la multifacética sociedad, entendida ésta como tierra. Cada persona, cada grupo social aprovecha este medio digital como puede y sabe y, probablemente, ninguno sabemos mucho.sobre él y sólo sabemos aprovecharlo parcialmente.

Fin de semana y cargo mi eReader con un par de artículos sobre bibliotecas digitales y libros electrónicos. Si las bibliotecas digitales oficiales no sirven apenas para los libros, las hemerotecas están mejor: sirven pdf de texto. Pero los pdf no son tipos de archivo válidos para los eReader; el tener la línea como bloque hacen que el párrafo quede descabalgado en líneas largas y cortas en una pantalla pequeña. Es una lástima que el mundo universitario no recoja sus textos también en otros formatos más válidos para los sistemas actuales de tablets o eReaders, como el formato ePUB.

La concepción de Acceso Abierto ha conducido a que tengamos a nuestro alcance en Internet revistas universitarias varias; entre ellas algunas dedicadas a biblioteconomía como Anales de Documentación, bid, hipertext.net y, posiblemente, otras a las que no he accedido. Todas ellas semillas que buscan tierra fértil.

En el Vol. 15, núm. 1 (2012) de Anales de Documentación encuentro un artículo titulado El conocimiento como bien común y el papel de las bibliotecas de Giovanni Solimine que indica líneas generales en una sociedad que se declara del conocimiento y del aprendizaje.

En el Vol. 12 (2009) de la misma revista encuentro el artículo Interfaces y funcionalidades de bibliotecas digitales de María Luisa Alvite Díez. Lógicamente, como texto de investigación, focaliza y analiza las metodologías de evaluación. Como indica la autora, la mayor parte de los trabajos de evaluación de las bibliotecas digitales (BD) se centran en el análisis de las interfaces, en su usabilidad y, pienso yo, no incluyen el resultado final de poder el interesado bajarse un libro o revista que pueda ser leído en su eReader, problema no resuelto por la mayoría de las BD que he visitado.

Centra su trabajo analizando cinco BD: la Biblioteca Digital Hispana (BDH), la Biblioteca Virtual de Andalucía (BVA), la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (BVMC), la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico y la Memoria Digital de Cataluña.

El estudio que realiza la autora es muy completo y complejo, refiriéndose en muchos casos a estándares internacionales que yo desconozco. A grandes rasgos analiza: Temas generales (14 ítems); Accesibilidad (3 ítems); Tratamiento y organización de la información (8 items); Prestaciones de búsqueda y navegación (9 items); Presentación de Resultados (4 items); Enlaces dinámicos (1 item); Objetos digitales y aquí indicaré los 8 items que utiliza: "Velocidad de carga", "Sistemas de navegación", "Visualización / Reproducción de los objetos digitales"; "Resolución"; "Manipulación", "Búsqueda dentro del documento digital", "Descarga / Impresión / Exportación" y "Enlace permanente". Continúo con los grandes apartados del análisis: Sistemas de ayuda (6 items); Personalización y otras posibilidades (6 items); Mecanismos de comunicación y retroalimentación (9 items, entre los que se encuentra "Novedades" que sólo implementan dos BD) y Herramientas de participación 2.0 (6 items entre los que incluye el RSS - yo creo que es una información de novedades - que sólo usa una BD).

Este artículo da una idea de la complejidad que supone una BD. A mí me resulta en varias ocasiones difícil de comprender, máxime cuando se refiere a estándares que desconozco. En el apartado "Objetos Digitales" es el que más critico a este tipo de bibliotecas pues buscas un libro (texto) y te lo presenta en formato fotografías sueltas. Por otra parte, los sistemas de orientación, de guía, de búsqueda y selección de un objeto son difíciles, no tanto para quien sabe lo que busca sino para quienes no sabemos bien qué queremos, pero sí sabemos lo que no nos interesa, lo cual es muy frecuente. En la biblioteca física es posible el ojeo, ver un poco lo que hay; en la BD el tema es más complejo.

Regreso al comienzo, al tema de las semillas y los tipos de tierra. Hay semillas como todas estas bibliotecas, como estas revistas que están en Acceso Abierto. Pero mientras yo las desconozca, soy como la tierra infértil al serme ajenas, extrañas. Las bibliotecas requieren un tiempo de exploración, de ojeo, de conocer los materiales que ofrecen; igual ocurre con las revistas: hay que abrirlas, recorrer sus sumarios, hojear sus artículos. El caso de las bibliotecas es complejo, no es cuestión de unos minutos y, creo, es bueno que quienes las recorren cuenten un poco su experiencia, sus tanteos. No accedemos a muchos materiales por desconocer su existencia. Por esto es bueno que las bibliotecas indiquen sus novedades, sus existencias ya por temas, autor, época. Un usuario de una biblioteca es quien acude a ella una vez y otra y otra; siempre hay que volver a la biblioteca aunque en ocasiones no encuentres nada que interese, lo cual hay que procurar que no suceda. Y las BD no son siempre fáciles de conocer.

Buscar cada persona las revistas sobre los temas que le interesen, los libros que haya sobre ellos y guías orientativas en esta maraña de la Red, cascada informativa y de recursos, no es un tema liviano.

Anales de Documentación. Revista de Biblioteconomía y Documentación

fabian | 25 Octubre, 2012 14:45

Revista editada por la Facultad de Comunicación y Documentación de la Universidad de Murcia.

"La revista publica trabajos originales, traducciones y reseñas de cualquiera de los distintos sectores y especialidades de la Información y Documentación (Bibliotecas y archivos, usuarios, procesos técnicos, Internet, recursos, producción científica, evaluación de sistemas y productos, aspectos profesionales, éticos y legales, medios de comunicación, historia del libro y de la imprenta, etc.)."

Publicada desde 1998, en la actualidad se publican dos números anuales, uno en febrero - marzo y otro en septiembre - octubre. Los dos números del año 2012 forman el volumen 15.

Anales de Documentación

Temas relacionados con bibliotecas, bibliotecas digitales, ebooks, etc.

Día de la Biblioteca 2012

fabian | 24 Octubre, 2012 10:57

Hoy se celebra el Día de la Biblioteca, una celebración de homenaje a cuantas personas trabajan en ellas y hacen posible que los ciudadanos podamos acceder a los materiales que guardan. Sirve también este día para reflexionar sobre la necesidad de estos centros, su actualidad en nuestra sociedad y, también, sobre el uso que hacemos de ellas.

Quienes acudimos con cierta frecuencia a las bibliotecas constatamos su buena salud; hay temporadas en las que no es fácil encontrar un sitio; los espacios dedicados a hemerotecas suelen estar abarrotados; los estudiantes ocupan muchas de las mesas existentes; los bibliotecarios están bastante ocupados en el préstamo y en la búsqueda en sus almacenes de las solicitudes que los usuarios realizan. Incluso las salas más reservadas, como las dedicadas a investigadores, suele haber en ellas varias personas.

Es una impresión de usuario. Supongo que debe haber algún estudio técnico sobre la cantidad de bibliotecas en relación a la población y sobre su uso. Pero si existe este estudio, lo desconozco.

Lo que sí se nota bastante es la crisis que se manifiesta en los vacíos que muestran los estantes dedicados a las novedades y en el cierre de algunas salas durante unas horas debido, supongo, a la reducción de personal. Se nota también cierta reducción de actividades.

cartel
Diá de la Biblioteca 2012

Para mí, que en mi jubilación me entretengo en escribir unas líneas en esta bitácora, el acceso a las bibliotecas me es una necesidad. Y he de decir que sin ellas no sabría dónde buscar mucha información relacionada con las islas. Hoy día hay que conjugar dos medios que se complementan bastante bien: Internet y biblioteca. Por Internet accedo a los catálogos bibliotecarios, con lo que puedo seleccionar sin dependencia de otras personas mis búsquedas en ellos.

Intuyo que el binomio Internet - biblioteca va a ser muy importante; que las bibliotecas han de tener en cuenta no sólo los materiales físicos que guardan sino también los existentes digitalmente. No sé si Internet será una parte de la biblioteca o si la biblioteca será la parte ausente de Internet; aunque creo que ambas se complementarán y que las bibliotecas han de tener una parte virtual presente en la Red.

Scribd me indica las visitas a los libros en formato pdf que he ido subiendo. Los libros "Cap al tard" de Joan Alcover y "Líricas" de Costa y Llobera superan cada uno las 1500 visitas. "Un invierno en Mallorca" supera las 1000. "Meteoros" de Alcover y "La isla de oro" de Rubén Darío están en torno a las 500 visitas. Son libros antiguos. Si fueran libros físicos, ¿podrían aguantar tanto tráfico?

Las bibliotecas digitales son necesarias, teniendo en cuenta que no deben ser únicamente un depósito de libros. Pero junto a la biblioteca digital debe estar la biblioteca física, que tampoco debe ser un mero depósito de libros (o materiales). Cada una de ellas debe definirse y complementarse con la otra. Actualmente estas definiciones son parámetros abiertos, no concretados, no definidos.

Esta celebración de hoy, Día de la Biblioteca, está inmersa en otra celebración que se realiza esta semana, la del Acceso Abierto. Materiales de Acceso Abierto o Libre nos ofrecen las bibliotecas. Las dos palabras son importantes: "Abierto", pero también "Acceso" y es ésta la que quizás merezca una mayor reflexión. ¿por qué y para qué accedemos a determinados materiales?, ¿qué caminos nos conducen a un material determinado? Oír hablar de un libro, leer un comentario sobre él, verlo citado... pueden ser formas, "caminos" que me conducen hasta él, "caminos" que me abren su acceso.

Las bibliotecas, tanto físicas como virtuales, son fondos oscuros; largas estanterías que se extienden en la oscuridad. Técnicas de enfoque hacia determinados elementos, técnicas que los hagan visibles son necesarias. Catálogos on line, información sobre las novedades, celebraciones, selecciones por temas, etc. son técnicas válidas para dar luz a esos fondos oscuros. También hay otras como comentarios en blogs, bibliografías seleccionadas on line (cada vez más importantes y necesarias) y, posiblemente haya otras como conferencias, encuentros, talleres temáticos ... ¿Cuál sería la bibliografía esencial sobre las islas o sobre la ciudad y dónde debiéramos los ciudadanos encontrar esa bibliografía? Sería entrar en el tema, también importante de Redes informativas que nos acercaría a la llamada "sociedad de la información". En ella, las bibliotecas son células base. ¡Ojalá las tengamos y sepamos utilizarlas!

Día de la Biblioteca. Mi homenaje a quienes las hacen posible.

De topónimos mozárabes mallorquines

fabian | 23 Octubre, 2012 16:24

Quizás convenga indicar cómo encuentro los documentos, ya que el camino es un indicativo de la accesibilidad. Sin saber qué buscar en la Europeana escribo "Baleares" y, ya no entre las primeras páginas de los resultados, me encuentro con el título que me conducirá a la ficha La toponimia mozárabe balear. Se trata de un artículo de un importante investigador, autoridad mundial de filología románica y arábiga, Álvaro Galmés de Fuentes (1924 - 2003) y el artículo fue publicado en la Revista de Filología Románica, en el volumen correspondiente al año 2004. El artículo está en un pdf, el cual se puede leer on line o se puede bajar.

Empieza el artículo indicando los mapas de Mascaró Pasarius y un trabajo de J. Corominas, realizado en 1965, "Estudios de toponimia catalana" en el que indica algunos topónimos mozárabes de las islas Baleares y otro trabajo de Corominas, ahora junto a Mascaró Pasarius, realizado en 1982, "Aproximació a la toponimia mossaràb balear" en el que indican 27 topónimos.

Da una explicación sobre el significado de la palabra "mozárabe", que es importante: "Son presumiblemente topónimos anteriores a la invasión musulmana de las islas, y que pervivieron, por tanto, durante todo el período árabe y mozárabe de su historia".

Indica que los topónimos mozárabes pueden tener distinto origen. Románicos, existentes en la época del dominio romano. Germánico, tras las invasiones bárbaras; y cita un par como el puig Tomir, procedente del nombre Todomiro; o el nombre Gaumés o Galmés, nombre de persona en este caso, que procede del "nombre germánico Walahmar, del cual está documentada la variante Walameris > Galmers > Galmés > Gaumés". La mayoría son de origen latino documentados en el "Libro del Repartimiento" y cuya "estructura fonética o morfológica se aparta de las normas del catalán, y concuerda, en cambio, con las características que conocemos del dialecto mozárabe" y con este origen están "Campos, Porto Petro, Xorrigo, Capocorb, Llorito, Llanaire, Moncaira, Cotaina, Cutella, Rotana, Fornalutx, Campanitx, Felanitx, Pastorita, Llucatx, etc.". Como cuarto origen indica topónimos híbridos compuestos de un elemento árabe y otro romance, tales como "los topónimos romances con artículo árabe (Albadellet, Albranca, Alcanella, etc.), con la anteposición de Beni o Bini (Beniformiga, Binicaubell, Binicomparat, Biniferri, Binillobet, etc.), los compuestos con lluc y un nombre árabe (Llucalcari, Llucamet, Llucaquelba, etc.) o los compuestos con vall ‘valle’ (Valldemossa, etc.)".

Antes de pasar al estudio detallado de unos doscientos topónimos mozárabes de las islas, centra la definición de la palabra "mozárabe":

Topónimos «mozárabes» no son, pues, más que los que utilizaron los mozárabes (prerrománicos, germánicos o latinos), que transmitieron a los árabes, quienes los arabizaron al adaptarlos a su lengua, y que los árabes a su vez legaron a los conquistadores, castellanos o catalanes, según los casos. Y todos estos topónimos, llamados «mozárabes», ofrecen una peculiaridad característica, que los diferencia notablemente de los topónimos norteños peninsulares del mismo origen (prerrománico, latino o germánico), pero que no pasaron por el tamiz árabe. El concepto de «mozárabe» no es, pues, un concepto viscoso, sino perfectamente claro y nítido para quien sabe entender las cosas, y necesario científicamente para acercarse a esta clase de topónimos, envueltos en idénticas características, para cuyo análisis se requiere, en ocasiones, una metodología científica específica y diferenciada

Como curiosidad añadiré estas líneas: "hemos de desconfiar, en principio, de las etimologías populares de aparente análisis fácil. En ese sentido, ni Manacor viene de man a cor ‘mano en el corazón’, ni Llucmajor de llum major ‘luz mayor’, como sugieren los respectivos escudos heráldicos de dichos municipios. Tampoco Llorito deriva de loro, ni Moscari de mosca, como pretenden los vecinos de localidades próximas, que, basándose en la etimología popular, se burlan de los nacidos en dichas localidades. Creo que tampoco Formiga, como otros topónimos que contienen la misma radical, Formigal o Formigosa del Pirineo catalán, proceden de hormiga. Ni Formentor ni Formentera, como bien ha puesto de relieve J. Corominas, vienen de forment ‘trigo’ < FRUMENTU. Pero esta consideración no nos debe llevar al error contrario, seudocientífico, de intentar establecer una etimología esotérica, cuando las cosas parecen claras".

Un artículo interesante: La toponimia mozárabe balear.

Semana del Acceso Abierto

fabian | 22 Octubre, 2012 16:30

Acceso abierto significa que cualquier usuario individual pueda leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o enlazar los textos completos de los artículos científicos, y, usarlos con cualquier otro propósito legítimo como hacer minería de datos de su contenido digital, sin otras barreras económicas, legales o técnicas que las que suponga Internet en sí misma. Es decir, es una manera gratuita y abierta de acceder a la literatura científica. También se extiende a otros contenidos digitales que los autores desean hacer libremente accesible a los usuarios en línea. El acceso libre es una necesidad primariamente hecha evidente por el advenimiento de Internet.

Wikipedia: Acceso abierto

Desde el inicio de Internet, una de sus líneas magistrales fue ésta: la del Acceso Abierto. Es una idea muy hermosa, compaginable a la de las bibliotecas públicas con los libros, revistas, etc (creo que utilizan el término "repositorio" como general) accesible a los usuarios; accesible en todos los sentidos siempre que se respete el material. La definición que utiliza Wikipedia indica algunas acciones: leer, copiar (fotografiar), imprimir, enlazar... usarlos con cualquier propósito legítimo.

Cada año se celebra una Semana del Acceso Abierto para reflexionar sobre esta temática: Open Acces Week y este año es ésta del 22 al 28 de octubre.

Celebran esta semana principalmente las Universidades. Así, por ejemplo, la Universidad de Salamanca ha publicado el documento Monográficos Acceso Abierto 2011-2012 InfoDoc (Publicaciones sobre acceso abierto editadas durante el período 2011-2012) o unas jornadas celebradas a finales de mayo pasado en la Universidad de Bilbao sobre Repositorios de Acceso Abierto.

Mi experiencia de ciudadano que no está inmerso ni en el mundo universitario ni en el bibliotecario tiene luces y sombras. Luces en cuanto puedo consultar desde mi ordenador los catálogos bibliotecarios, puedo acceder libremente a revistas universitarias on line, como las que presenta la Biblioteca Digital de las Islas Baleares o Dialnet. Con todo, siendo los contenidos que presentan las webs enlazadas buenos, en pdf, tipo texto, presenta, especialmente la primera una ausencia de información tan notable que la invalida en cierta manera.

No basta la digitalización correcta y su acceso libre en Internet; son necesarias también fórmulas de información sobre los materiales existentes y sobre los futuros. Sistemas informativos de Novedades (RSS), de resaltar algunos materiales principales, de facilitar en estas bibliotecas o hemerotecas digitales la guía del usuario, etc.

Es verdad que hay barbaridades de digitalización incorrecta o no completa, páginas de libros presentadas en formato fotografía sin pasarlas a texto (no copiable), sin estar unidas en un volumen (definición de libro) o, en otros temas, con URL escondidas o temporales. Todo esto no se corresponde a la concepción de Acceso Abierto.

Hay otro aspecto o tema relacionado con el Código Abierto. Supongamos que cualquiera de nosotros nos preguntamos qué revistas de carácter cultural se editan o publican en Mallorca. No una revista sino la lista de todas las revistas. ¿Qué camino tomaríamos para dar una respuesta válida? ¿Existe un listado? En tal caso, ¿dónde? Bien, pues todo este tipo de "metainformación" es parte de un sistema de Acceso Abierto. Quizá una web de referencia, tal vez una plana en alguna de las webs institucionales de las numerosas Culturas (Govern, Consell, Ayuntamientos) ... El Acceso Abierto no es sólo unos documentos digitalizados, sino una concepción sobre el acceso a la información, lo cual supone canales, redes, webs. Una concepción que conforma sistemas fáciles y útiles para que los ciudadanos accedamos a este tipo de información relacionado con el conocimiento.

Joaquín Sorolla en Mallorca (1919)

fabian | 18 Octubre, 2012 15:46

Joaquín Sorolla y Bastida (1863 - 1923), decidió en agosto de 1919 venir a Mallorca a pasar unos días. En esos días le iban bien las cosas; en junio había terminado un encargo muy comprometido de la Hispanic Society de Nueva York, un mural de setenta metros por tres, en el que tenía que plasmar representaciones de la vida española; lo había iniciado en 1911 y, con intermitencias, lo había acabado en junio de 1919. Además, ya en Madrid, había tomado posesión de una cátedra en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Así que en junio descansa en Valencia y en agosto viene a Mallorca y se instala en la Cala de San Vicente de Pollensa.

pintura
Joaquín Sorolla: Una barca en la Cala de San Vicente

Hay suposiciones de que ya en 1916 Sorolla estuviera en Mallorca; pero de su estancia en 1919 nos quedan algunos cuadros, al menos ocho que son los que muestra el buscador de ceres, y que - culturas raras - oculta la URL de los resultados.

pintura
Joaquín Sorolla: Cala de San Vicente

Otros cuadros, además de estos tres que he elegido, son Cala de San Vicente, Mallorca; El Cavall Bernat por la tarde, Cala de San Vicente; El Cavall Bernat, Cala de San Vicente y Rocas, Costa de Mallorca.

Hay otro cuadro que quizás esté también pintado en Mallorca, se titula Niños buscando marisco, pero en el dorso pone "Menorca". En la biografía dice que en septiembre de 1919 visitó Ibiza, donde por última vez pintó el mar.

pintura
Joaquín Sorolla: Helena [su hija] en la Cala de San Vicente

Por el buscador de ceres obtengo cuatro imágenes de cuadros pintados en Ibiza y el mar sólo aparece en Estudio para Los contrabandistas.

Joaquín Sorolla, pocos meses después de su estancia en la islas padeció, en 1920, un ataque de hemiplejía que le impedió seguir pintando.

A. Noguera visto por MS Oliver

fabian | 17 Octubre, 2012 16:46

Estoy empezando a escanear las primeras páginas del libro de Antonio Noguera "Ensayos de critica musical". Es un libro póstumo, publicado cuatro años después de su muerte. Recoge, aparte de una introducción de J. Alcover, conferencias y, de distintos periódicos de la isla, algunos de sus escritos que sus amigos consideraron los mejores. Es interesante. Más que asomar, queda patente el Nacionalismo (de aquel tiempo) en la música. Como en la Literatura hay una búsqueda en el folklore y un intento de darle una forma canónica: Al escribirlo, al pasarlo al pentágrama, lo congelaron.

Es llamativo el personaje de Noguera. Entusiasta por la música, no fue músico de profesión, por lo que para algunas personas de Palma era un simple aficionado; máxime, supongo, para los músicos; que en esta vida hay muchos escalafones infranqueables. Miguel de los Santos Oliver, al salir publicado este libro póstumo, titula su escrito con "Una vida oscura" refiriéndose a esa barrera de ser un apasionado y conocedor del arte musical, pero no ser músico de estudios ni profesión. Murió joven Noguera (1860 - 1904) y me parece que fue un espíritu rebelde. No se queja de que no suenen pianos en la ciudad, más aún, indica que hay bastantes; pero no le satisfacen las obras que tocan; desearía que fueran menos adocenadas, menos conservadoras y, aunque consciente de que no es posible cambiar esta sociedad en el tema musical, expresa valientemente su parecer en el periódico "Pero fué también de aquellos á quienes se lee siempre y de los cuales no se deja ni una línea, ni una palabra, ni un punto", dice MS Oliver.

Las horas y los días

Una vida oscura

No hace mucho que salió d luz un libro voluminoso, de más de 350 páginas en 4.°, con el titulo de Ensayos de critica musical. El nombre de su autor, Antonio Noguera, familiar para una selecta minoría de lectores y musicógrafos, no ha llegado al gran público. No llegará jamás. En futuras historias del arte, en trabajos de erudición, en alguno que otro resumen del renacimiento de Cataluña á fines del siglo XIX. figurará, por ventura, la cita de su apellido, algún rasgo de su labor, un recuerdo de su personalidad...

Y, sin embargo, esa personalidad, distinguida é inolvidable para quienes vivieron en contacto con ella, merecía y podía mucho más. Antonio Noguera representa el caso típico, del malogrado de grandes condiciones, no aprovechadas á tiempo. Representa y resume todas esas vidas frustradas, de la generación anterior, que no acertaron á seguir valientemente, desde sus primeros años, la vocación nativa y que, confinadas después en un ambiente provincial, cuando no se había iniciado todavía la emancipación del espíritu público y el despertar de la conciencia en las regiones y en las ciudades, no obtuvieron el refrendo de Madrid y murieron oscuros y sin trascendencia. Tiempo hace que, sin poder atrapar el momento oportuno, me propongo esbozar una semblanza del ilustre desconocido; y no por el prurito paradójico de reparar una injusticia irreparable ó vindicar una celebridad que no llegará nunca, sino por creer que puede interesar al público, resultando ejemplar y doloroso, el espectáculo de aquellas existencias perdidas en gran parte para sí mismas y para su patria, desviadas por errores de la educación y. del ambiente, frustradas por la adversidad á la abulía.

Noguera escribió y compuso. Pero cuanto escribió y compuso, aun siendo valioso, nada supone en comparación con la profundidad inmensa de su alma, solitaria y escogida. Apreciadas de cuantos las conozcan serán sus Melodíes populares, sus Dances mallorquines, sus coros por el estilo de Hivernenca ó La sesta, sus sonatinas y miniaturas para piano. De su herencia de escritor musical, vivirán largamente el estudio sobre cantos, bailes y tocatas populares de Mallorca; sus nutridas y originales conferencias sobre las nuevas nacionalidades musicales y sobre la música polifónica, verdadero alarde de gusto y anticipación; sus artículos expositivos de nacientes escuelas ó de grandes obras consagradas después por el buen éxito. Pero todo esto, repito, no da la medida de su potencia ni traduce la impresión, la fascinación que ejercía Noguera, personalmente, en el circulo de la intimidad.

Ese poder de sugestión, ese arte socrático de la iniciación oral, eficaz y persuasiva, poseyólos en grado sumo. Y, merced á ellos, aquel aficionado de provincia, que no ostentaba el prestigio de la notoriedad ni podía presentar el bagaje de una producción gloriosa y fecunda, se revestía de una autoridad excepcional y se imponía fatalmente. Fué el espíritu más intenso y vibrante de cuantos he tenido ocasión de tratar en mi vida. A nadie recuerdo que dejara una memoria ni una inquietud tan duraderas. Hace cinco años que murió y no pasa día sin que lo citen ó invoquen cuantos fueron sus amigos. Esa inusitada persistencia del recuerdo significa una fuerte riqueza ó graduación espiritual en quien alcanzó á imponerla; significa que aquel temperamento era todo vitalidad y substancia y que había logrado eliminar el lastre de la convención, de la bagatela, del artificio, para vivir en pureza y en sinceridad absolutas.

Tal era el secreto de su ascendiente: delante de Noguera se reconocían todos en presencia de un hombre sincero, que no claudicaba, que no vacilaba, que no se avenía á las concesiones y flexibilidades que hacen perder la unidad individual ó la vuelven borrosa y estéril. Compositores, críticos y artistas en gran número trataron al musicógrafo mallorquín: Pedrell, Albéníz, Granados, Millet, el P. Eustaquio de Uriarte, Mitjana, Chavarri, Fernández Arbós, Crikboom... Tratáronle también, íntimamente, escritores, poetas y viajeros ilustres. Cuanta personalidad notable ó distinguida ha pasado por Mallorca en los últimos quince años, á Noguera y á su grupo tuvo que acudir, sirviéndose de ellos, como de cicerones natos, en sus correrías por la isla. Pues bien: en todos dejó ese recuerdo pertinaz y dominante que triunfa de las distancias, de las largas ausencias y de la muerte misma, que es la ausencia suprema.

Y he aquí que el espectador va pensando: ¿Por qué suerte de adversidad la gloria ha de seguir sumisa á muchas personalidades gárrulas y aparentes, mientras esas otras, tan intensas y concentradas, se sumergen en la sombra? Ese hombre, que ha dejado una huella tan profunda en mi espíritu, por algo la dejaba. Esa inteligencia, esa sensibilidad que tanto influyeron en mi sensibilidad, y en mi inteligencia, serían de una ley superior á muchas otras, que aun escribiendo grandes tratados ó vaciándose en obras positivas, no logran alucinar las almas ni reducirlas á inesquívable imperio. Aquel ascendiente era signo inequívoco de riqueza interior. ¿Por qué desventura, entonces, ese tesoro escondido no llegó á encontrar un orificio de salida para derramarse todo entero sobre el papel pautado ó sobre las cuartillas virginales, en inspiraciones ó en doctrinas definitivas, como proyección hacia fuera de cuanto murió con su poseedor y con él fué enterrado?

Noguera perteneció á una progenie de músicos. Entre sus ascendientes figuraba el compositor Aulí, cuya misa editó, en edición postuma, su sobrino y admirador. En vez de seguir la profesión de familia, absorbió en el ambiente de la época el venenoso prurito de las carreras oficiales. Se preparó para ser ingeniero de caminos y consumió largo tiempo en esos estudios, perturbados por la música, y que, á su vez, perturbaron y echaron á perder para siempre la primitiva é ingénita vocación. No fue ingeniero ni artista, en el sentido profesional, serio, austerísimo, que daba Noguera á esta palabra. Cuando advirtió el error sufrido era ya tarde para repararlo. No podía improvisar una preparación musical, en la forma sólida y perfecta que él exigía. No podía recuperar el tiempo que perdió, ni el fuego de la juventúd marchita, ni la ilusión insustituible de los primeros afios. Poseía un gusto selecto y difícil, una lectura escogida; le faltaban la base técnica, la disciplina rigurosa, el método.

De aquí la posición de dilettantismo en que tuvo que mantenerse, sin osar nunca colocarse entre las filas de los profesionales ó maestros. De aquí también aquel resabio de amargura ó ironía, fluyendo imperceptiblemente de su pluma: de su pluma mojada en todos los jugos ácidos y estimulantes que pueden mantener suspensa la atención. No: no era un papaveráceo; no escribía con opio sobre plomo. Todo resultaba en él aperitivo: un largo artículo y una breve gacetilla teatral. Fué, como he dicho antes de ahora, de los hombres á quienes se combate; de los que suscitan tempestades de pasión; de los que levantan protestas y falsas indignaciones. Pero fué también de aquellos á quienes se lee siempre y de los cuales no se deja ni una línea, ni una palabra, ni un punto.

Contra el gondolerismo falsamente sentimental y romántico, protestaba Noguera, corazón lleno de sentimiento real y fervoroso, inmensamente romántico, abrevado en las aguas profundas y subterráneas de Schumann. Luchó en un escenario reducido contra todo un filisteísmo artístico y social; su malhumor, su causticidad se exacerbaron; sus frases llegaron á ser de una terrible virulencia, de una imperdonable eficacia á veces. Pertenecía á la familia de los espíritus descontentos: á la misma familia de Larra y de Clarín, no tan agriado por sus propias contrariedades personales como por la distancia que descubría entre el mundo ó ciudad ideal que llevaba en la mente, y la realidad exterior, imperfecta, rutinaria, casi inmodifícable.

¿No es verdad que esos seres extraños y nobles, que vivieron en combate continuo y murieron sin el galardón de la notoriedad, merecen un recuerdo caluroso de los cronistas y de los públicos? No siempre han de ser para los triunfadores las columnas de la prensa. La vidas oscuras, las almas escogidas y dignas de mejor suerte, justifican y reclaman una piadosa conmemoración. Recuerde todo esto el lector si cae bajo sus ojos ese volumen de Ensayos de crítica musical.

Miguel S. Oliver: Una vida oscura (La Vanguardia, 20 marzo 1909)

Mapa General de Mallorca de Mascaró Pasarius (1958)

fabian | 16 Octubre, 2012 17:03

Es un mapa muy original que se presenta en un sobre que contiene 21 láminas, además del Mapa director, el cual indica la distribución de las láminas.

mapa
Mapa director del Mapa General de Mallorca

  • Título: Mapa general de Mallorca: croquis topográfico a escala aprox. 1:31 250 / formado por J. Mascaró Pasarius
  • Autor: J. Mascaró Pasarius
  • Fecha: 1958
  • Escala: 1:31 250
  • Descripción: 1 Mapa en 46 hojas. En un sobre: cubierta, Mapa director del de Mallorca y muestra con 21 hojas salteadas (2-4, 13-13.N, 14, 22-23, 26, 29-31, 37, 38-38.S, 39-39.S, 42-45)
  • Tamaño: 31 x 43 cm cada hoja [ver tamaño original 2560 x 1919 px.]
  • Enlace: Instituto Cartográfico de Cataluña

Tiene un alto valor toponímico.

Dos monasterios jerónimos de Extremadura

fabian | 15 Octubre, 2012 14:01

Durante unos pocos días hemos recorrido la comunidad de Extremadura. Hemos visitado las principales ciudades, atravesado sus cuidados campos y conocido algo - lo poco que es posible en pocas horas - de su geografía, historia y cultura. De todo ello selecciono dos visitas que tienen cierta relación, las que realizamos a los monasterios de Yuste y de Guadalupe. Ambos pertenecían a la Orden de San Jerónimo, de vida contemplativa, dedicada a la oración y al trabajo, en la clausura de los monasterios. El trabajo tanto era físico como intelectual.

Yuste
Yuste: entrada a la iglesia

En el monasterio de Yuste vivió durante dos años el rey Carlos I de España, lugar adonde se retiró y murió. Esos dos años (1556 - 1558) actúan como polo de atención que ensombrecen y ocultan sus cuatrocientos años de existencia. Hacia 1800 sufrió un incendio que destruyó sus instalaciones dejándolo en ruinas. Pese a ello, parte de su biblioteca fue salvada. Con la desamortización de Mendizábal, en 1820 los monjes jerónimos fueron expulsados y el monasterio subastado. En 1949 se reconstruyó y durante unos años volvieron a residir en él los monjes jerónimos, pero esta Orden, tras el Concilio Vaticano II, perdió su régimen contemplativo y sufrió una fuerte mengua de monjes, por lo que fueron dejando la mayoría de sus monasterios y Yuste pasó a ser del Ministerio de Cultura. Los libros quedaron empaquetados y sin catalogar. En el año 2004 se inició un proyecto de digitalización que exigía primero desempaquetar los libros y digitalizarlos (ver: elpaís.com: El Monasterio de Yuste se digitaliza septiembre 2004). Hoy la página web de la biblioteca no está visible por falta de pago; aunque hace quince días estaba operativa. En el año 2007 fue declarado el monasterio de Yuste parte del Patrimonio Europeo.

Penosamente no tuvimos ningún guía que nos explicara este monasterio, pero sí varios guardas de seguridad que nos indicaban que no podíamos sacar fotos.

Guadalupe
Monasterio de Guadalupe

En la sierra de Altamira, cercano al río llamado Guadalupe, en el siglo VIII un pastor halló una talla de una virgen morena. En ese lugar se levantó primero una ermita que fue convirtiéndose en un gran monaasterio. Una placa me llamó la atención al entrar en sus dependencias: "La comunidad franciscana y Guadalupe al Excmo. Sr. Marqués de la Romana". He aquí una posible relación con Mallorca, me dije.

Aunque también estuvo este lugar relacionado con reyes, su historia no está tan absorbida por ellos. Alfonso XI, en 1340 ayudó a reformar la ermita existente y construir un monasterio, el cual, en 1389 pasó a ser de la Orden Jerónima hasta 1835. Tras unos decenios en que fue parroquia secular, en 1908 (por gestiones del entonces Marqués de la Romana) quedó bajo el cuidado de la Orden Franciscana.

Aquí sí tuvimos una guía que nos explicó algo sobre el monasterio y el santuario, y no nos prohibían hacer fotos, sino sólo nos pedían que no utilizáramos el flash, lo cual me parece más razonable que la prohibición absoluta que practica el Patrimonio Nacional.

Tiene este enclave una historia de Fe y Cultura de más de siete siglos, manifestadas en su majestuosa biblioteca y librería y capillas musicales, en su Scriptorium o Escribanía de libros miniados o “iluminados”, en sus talleres de bordados, de orfebrería, en sus reales hospitales, farmacia y en todo sus obras artísticas.

El Monasterio de Guadalupe es y fue un monumento de notable importancia: Fue el principal Monasterio de la Orden Jerónima, es un exponente excepcional de la arquitectura por su diversidad y variedad de estilos (destacan el Templo, Claustro Mudéjar y templete, este último único en el mundo), vinculado a la historia media y moderna de España por su relación con los reyes Católicos, protagonismo de excepción con la evangelización y conquista de América, centro de cultural de primer nivel, centro de investigación y enseñanza (escuela de medicina, botica, scriptorium…), talleres de diversa índole (bordados, orfebrería, miniados), biblioteca con un fondo extenso y rico, centro de peregrinación y hospedería.

Monasterio de Guadalupe: Historia del Monasterio

Aunque la biblioteca fue expoliada en 1835 para formar la Biblioteca Provincial de Cáceres, la Orden Franciscana ha creado una nueva y buena biblioteca que no visitamos.

Yuste
Yuste: terraza

¿Por qué de cuanto bueno tiene Extremadura he elegido la visita a estos dos monasterios? Un impulso me lo dio el nombre de "Marqués de la Romana", pensando que podría ser el mallorquín enterrado en la Catedral de Palma, don Pedro Caro y Sureda, tercer marqués. Fue un descendiente, el VI marqués, don Pedro Caro Széchényi, quien consiguió de don Antonio Maura el que este entonces (1908) derruido monasterio fuese regido por los franciscanos (ver: ABC: El Marqués de la Romana y el Monasterio de Guadalupe 03/03/2008).

Otra fuerza para escribir estas líneas me la ofrece la importancia que tuvo la Orden de San Jerónimo durante los siglos XIV al XIX, importancia cultural. Fueron de las bibliotecas monacales de donde surgieron los primeros libros de las bibliotecas públicas tras la desamortización y, si todas las órdenes monacales tuvieron importancia, la Orden de San Jerónimo fue, en España y Portugal, la preferida por los reyes. En 1836 se expropiaron sus 48 monasterios y sus monjes, al no existir esta Orden fuera de España y Portugal, donde fueron exclaustrados en 1833, se disolvieron. Quedan sus huellas en algunas bibliotecas públicas y en las nacionales de ambos países y se conserva alguna como la del Escorial.

Y, sin embargo, esta historia apenas se cuenta.

De viaje

fabian | 07 Octubre, 2012 10:11

Durante esta semana del Pilar estaré de viaje, por lo que no habrá entradas. A la vuelta me queda pendiente el tema de Noguera.

A. Noguera: El Adagio de las cuevas de Artá

fabian | 05 Octubre, 2012 15:21

1894, caminar varios kilómetros con el mar a la espalda para ascender hasta la boca de la cueva; adentrarse en la oscuridad iluminándose con antorchas que dejan más sombras que luminosidades y allá, un pequeño grupo de músicos, templan sus instrumentos atendiendo a los ecos. ¿Son las columnas de estalactitas las que vibran? Un músico, Antonio Noguera, cuenta ese concierto mágico en su libro "Ensayos de Crítica Musical" (1908)

portada

Un Adagio de Schumann en las cuevas de Artá

Por fin pararon los coches al llegar á la orilla del mar y en el punto donde desemboca el torrente de Cañamiel.

La extrañeza y asombro de los guías de las Cuevas llegaron al colmo al recibir la orden de cargar con las voluminosas cajas de los instrumentos músicos, el hacecillo de atriles portátiles, el cartapacio de las partituras y el paquete de bujías.

¿Dónde diablos íbamos á dar la serenata? Y, sobre todo, ¿con qué objeto y á quién la dedicábamos?

Desaparecieron aquellos hombres, con los instrumentos á cuestas, por la espesura de los pinares que pueblan las vertientes de los montes del Cap Vermey.

Al poco rato emprendimos nosotros el mismo camino, sin que ni las fatigas de la ascención ni lo peligroso de la vereda que sigue las sinuosidades de la costa, á grandes trechos cortada á pico, á muchísimo» metros sobre el mar, fueron motivos bastantes para alterar la regocijada alegría y el excelente humor de Albéniz y Rubio, de Santos Oliver, Estelrich y Enrique Alzamora para tener una idea de lo que son el chiste y la gracia, la discreción y el refinado humorismo.

Cuando un grupo de poetas, músicos y escritores oficia de pontifical, el burgués y el filisteo, en sus diferentes aspectos decorativos de banquero, abogado, rentista, político, título del reino, etc., dan un bajón formidable.

Al llegar á la cueva, todos y cada uno de nosotros, los que habíamos visitado ya aquel antro y los que iban a internarse en él por primera vez, pagamos ante la inmensa bóveda de ingreso, el tributo de admiración, del cual no se libra nadie... ¡ni el filisteo!

Entretanto, los guías iban preparando las antorchas y bengalas, é inconscientemente se transformaban en personajes muy señores nuestros y de nuestra mayor consideración y respeto. ¡Cualquiera penetra en aquellas profundidades sin antes dirigir una respetuosa mirada á los prácticos!

No bien hubimos descendido á la primera sala, en la que se vislumbra todavía un resto de luz solar, cuando el chiste empezó á decaer. Pocos minutos después se declaró vencido.

Tan difícil es describir las cuevas como traducir al lenguaje la impresión que recibe en su presencia el viajero. El poeta las ha ensalzado en todos los tonos.

La reaíidad lo supera todo.

Un mundo de fantasía é ilusiones, recuerdos, dudas y misterios, bullen en la imaginación del menos soñador al contemplar aquel portento de los siglos. La mente atraviesa una crisis rápida y aguda, en la cual sucumbiría si no acudiera á tiempo en su auxilio el corazón. Tan luego como éste nos señala á Dios, reclinamos suavemente nuestra cabeza en el regazo de la fe. Entonces no tarda en presentarse una franca reacción que nos vuelve á la vida, mejores y más purificados.

* * *

Cerca de tres horas hacía que recorríamos los encantados subterráneos cuando, al llegar al Salón de las Banderas, iluminado fantásticamente con bengalas que ardían en lo alto del Monte de las Cabras, casi unánimes exclamamos todos: «¡Aquí!»

Se extinguieron las bengalas y encendiéronse, en sustitución, unas pocas bujías, cuya luz directa procuramos ocultar á nuestros ojos. En el centro del salón se colocaron los atriles, y junto á ellos Arbós, Rubio, Gálvez y Agudo, quienes afinaron los instrumentos, mientras los que formábamos el reducido auditorio de tan extraño concierto nos dividíamos en grupos y elegíamos, según nuestra libérrima opinión, el punto desde el cual creíamos oir mejor y gozar más intensamente. Albéniz, Uetam y otros subieron al Monte de las Cabras ó Purgatorio; Estelrich, Oliver y yo salimos al inmenso Salón contiguo; los guías permanecieron al lado de los músicos.

Un momento después, á las seis en punto de la tarde en el siglo, un misterioso y grave sonido trazó una curva aérea, apenas sostenida por otras débiles voces, que, elevándose en demanda de un tema, resolvió en soberbia melodía.

¡Admirable! ¡No hay teatro en el mundo, no existe sala de conciertos ni tabla armónica de condiciones artísticas más perfectas y portentosas!

Los breves compases de introducción á la obra ideal del gran romántico se destacaron claros, limpios, sonoros, en el fondo del silencio absoluto, del silencio eterno del vacío, de la nada, del caos.

El adagio que escuchábamos no es la creación limitada, humana, defectuosa, del artista, sino la obra de arte de los siglos admirablemente conservada en una página inmortal, trazada sin artificios ni dobleces; mejor descubierta que inventada por el genio de Roberto Schumann.

Imposible expresar la intensidad con que escuchábamos todos el espléndido tejido de bellezas, la sublime trabazón de temas, de ritmos, de armonías, de diseños melódicos en constante movimiento, revoloteo y agitación alrededor de la melodía principal, que, hada voluptuosa, se complace en los deliquios angelicales de los genios que la festejan y les alienta é incita con sus nobles acentos. La inspiración no puede sostenerse largo tiempo á tan ideales alturas.

El misterioso y grave sonido que inició la pieza aparece inesperadamente é interrumpe la fiesta de los genios en el momento de su delirante apogeo; traza de nuevo la suavísima aérea curva; débiles voces la sostienen; flota cortos instantes en el espacio, hasta que por fin resuelve, no ya en demanda del tema, como antes, sino en demanda del reposo, que encuentra descendiendo á las regiones de la gama, de donde salió y en donde se extingue!...

Jamás pieza alguna ha sido tan magistralmente interpretada, y, sin embargo, no sonó un aplauso. Todos permanecimos estáticos sin proferir palabra.

Al levantar los ojos y esparcir la vista por las inmensas concavidades, aparecieron en el fondo de los abismos, en los lejanos extremos de las salas, en lo más alto de las inaccesibles bóvedas, imágenes y formas, ángeles y espectros, fantasmas, héroes y engendros satánicos, siluetas domésticas y divinidades mitológicas, que fueron poblando el vasto recinto. ¡Todos vimos lo mismo: que las formas se movían y cambiaban de sitio, elevándose hasta el negro techo, arrastrándose por el suelo, apareciendo y desapareciendo sucesivamente, para volver á aparecer de nuevo y continuar la solemne danza!...

Uno de los guías juró al fin que jamás reyes ni príncipes habían gozado lo que é! en aquella tarde.

Nos condujo silenciosamente, por el camino más corto, á la salida de la cueva. Por el ancho boquete penetraba la misteriosa claridad del astro de la noche.

* * *

Desde entonces, cuando los viajeros llegan al Salón de las Banderas, el guía exclama: «¡Cueva de la música!»

Y cuando nosotros nombramos el adagio del cuarteto en la menor de Schumann decimos: «El adagio de las Cuevas.»

1894.

Contaba don Felio Calafat, quien andaba los sábados la ruta Valldemossa - Miramar para escuchar los conciertos que allí se hacían, que un concierto tras una caminata era siempre un concierto memorable. Y yo creo que tenía razón.

A. Noguera y el Álbum de Compositores Mallorquines

fabian | 04 Octubre, 2012 10:15

La música del actual Himno de Mallorca, titulado "La Balanguera", fue obra de Amadeo Vives (1871 - 1932), famosísimo compositor de zarzuelas tales como Doña Francisquita, Bohemios o Maruxa; pero también famoso porque en 1891, junto con Lluis Millet, crean el Orfeó Català para el que compuso canciones como La Balanguera y arregló canciones tradicionales.

Esta introducción es necesaria pues hay otras "balangueras" musicales que conviene no confundir.

En 1893, la editorial Zozaya Editor, de Madrid publica el "Álbum Musical de Compositores Mallorquines", en el que aparecen obras de once compositores, entre ellos dos mujeres, que muestran diferentes corrientes estéticas; once compositores y 16 piezas musicales.

  • Bartomeu Torres Trías: 5 piezas: "Copeo", "Cançó de batrer", "cançó del trescolà", "Cançó del llaurador" y "Cançó del llaurado". Las tres primeras para piano y voz; la cuarta, para voz sola y la quinta para piano solo, construída sobre motivos de la cuarta.
    En otro lugar del álbum: "La Sibila (Sibil·la)", con acompañamiento de piano u órgano.
  • Antonio Noguera: "La balanguera, baile popular mallorquín", piano
  • Miquel Tortell: "L'aubada", para tres voces masculinas y piano.
  • Miquel Marquès: "Fátima", piano
  • María Sabater: "Pàtria", para voz y piano, con letra de la propia compositora.
  • Andreu Torrens: "Hoja para un álbum" y "Gavota", piano.
  • Rosa Mestre de Valentí: "La serenata", para voz, violín y piano; letra de Jeroni Rosselló.
  • Montaner (¿Pere?): "Gavota", piano.
  • Pere Josep Cañellas i Jaume: "Lo que diu una cansó"; letra de Costa y Llobera y piano.
  • Andreu Torrens: "Gavota", piano.
  • M. B. Q. (¿Miquel Binimelis Quetglas?): "¡Àngel del cel! (cansoneta)", para voz y piano, con letra del compositor.
  • Vicenç Llorens: "Cançó de breçol", para voz y piano, con letra de Tomàs Forteza Cortés.

Este álbum, que no he encontrado en la biblioteca, pero que se vende a un elevado precio por Internet, resulta algo misterioso pues se desconoce quién lo encargó, recogió las partituras, seleccionó a los compositores y obras.

¿Habrá algún pianista que grabara y subiera a Internet alguna de estas composiciones? Tratar temas musicales sin archivos sonoros resulta decepcionante.

Recojo toda esta información del capítulo "El Álbum musical de compositores mallorquines", escrito por Xavier Carbonell, publicado en el Tomo 19 "Arte, Cultura y Sociedad. Época Moderna (II). Época Contemporánea (I)" de "Historia de las Islas Baleares", publicado por "El Mundo/ El Día de Baleares" en el año 2006.

Este álbum, hoy día libre de Derechos de Autor, perteneciente pues al Dominio Público, debiera estar digitalizado y puesto en Internet junto con los archivos musicales de las composiciones que contiene. Quizás en el siglo XXII.

Copio a continuación lo que Xavier Carbonell cuenta sobre la obra de Noguera en este álbum:

"La Balanguera. Baile popular mallorquín", de Antoni Noguera

Esta composición fue publicada también por la revista "La Ilustración Musical" (número 36) (Pons, D., Antoni Noguera i la modernització musical a Mallorca, pág. 315. nota 36). La misma composición la encontramos integrada también en una colección de obras tituladas por el autor "Melodías populares españolas para piano (Islas Baleares)", publicada en 1896 por Schot Fréres de Bruselas e impresa en Leipzig - Las "Melodías" son seis piezas: "Canción con estribillo" "Melodías" "La Balanguera (baile)", "Tocata", "Flor de murta (danza)" y Festa". Más tarde, probablemente en 1897, Noguera adaptó aquella composición para un conjunto coral destinada y dedicada a la Capella de Manacor. Este arreglo tuvo una cierta expansión más allá del mundo musical mallorquín. En 1904 fue interpretada en un concierto del Orfeó Cátala en Barcelona. Lluís Millet comentaba en las páginas de la Revista Musical Catalana (abril de 1904): "La canción popular se halla en el fondo de todas las composiciones de Noguera... y esto se observa en "Sa Bolanguera" (el lapsus de Millet que transformó "balanguera" en "bolanguera" es comprensible si tenemos en cuenta que los dos nombres son propios de una danza que es tradicional en muchos lugares del Principado) que es una armonización animada, viva, de la canción popular. A pesar de que adolezca de cierta deficiencia en el tratamiento de las voces por ser una de las primeras composiciones corales..." Postumamente, el 27 de abril de 1905, Enrique Granados estrenó en el Teatro Principal de Palma una adaptación propia para orquesta sinfónica de la composición pianística y coral -el programa incluyó tres de las "Melodías" populares de Noguera: "La Balanguera". "Flor de murta" y "Festa".

El tema de "La Balanguera" está sacado del baile homónimo de los "cossiers" de Manacor, danza de figura -hoy afortunadamente recuperada después de años de abandono y que integra también los bailes de la "Processó" "El Peuet" y "Els Broquers"-.

Xavier Carbonell: "El Álbum musical de compositores mallorquines"

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar