Alta mar

Contacto

Pregón de la fiesta de l'Estendard, 2011

fabian | 30 Desembre, 2011 15:40

En el año 2006, en esta fecha, empecé la entrada con esta frase: "Lo primero de todo, un hurra por la web del Ayuntamiento que nos ha puesto el Pregón de Félix Pons de la Fiesta de l'Estendard". Bueno, aquel hurra, recogido en Pregón de Félix Pons de la Festa de l'Estendard 2006 duró poco ya que el archivo enlazado desapareció en pocos días. Es como una Internet de quita y pon donde las palabras se las lleva el viento.

Desde entonces han pasado por el Ayuntamiento otros pregoneros, ya Guillem Frontera que habló sobre los viajeros, sobre su mirada hacia la ciudad, ya, el año pasado, Llúcia Ramis, que, creo, encontraba escritores en algunos bares de Palma con los que hablaba sobre la ciudad. Todos ellos discursos memorables, dignos, enriquecedores que no cupieron ni caben en la web del Ayuntamiento tan llena de anuncios y las palabras de los oradores no llegaron hasta las pantallas de los ciudadanos.

Obra de Eduardo Jordá

Este año del 2011, la palabra le ha tocado a Eduardo Jordá y la web del Ayuntamiento tampoco ha puesto el pregón. Quien sí lo ha colgado en la Red ha sido el Diario de Mallorca, así que un hurra - que ojalá dure muchos años - por su edición digital. El pregón, en pdf, se titula Ciutat de Palmes, así, en plural, tal como es la ciudad.

Senyores, senyors,

Fa molts d’anys que no visc a Palma, però sé que d’alguna manera mai me n’he anat d’aquesta ciutat. Em passi el que em passi, sé que som palmesà i que la meva vida està lligada per sempre a aquesta ciutat. Vaig tenir la sort de passar la meva infantesa en una casa davant la mar, a Portopí. I vaig tenir la sort que mon pare inventàs un càstig meravellós, que consistia a enviar-me al porxo cada vegada que jo feia qualque cosa malament. En aquell porxo hi havia muntanyes de còmics endarrerits i baguls en els quals es guardaven els trastos de la família, així que mai em faltaven les distraccions. Però el millor de tot era un ull de bou que donava a la badia de Palma.

Des d’aquell ull de bou, jo em passava hores i hores mirant els vaixells que entraven al port i en sortien. Per alguna raó que mai vaig entendre del tot —encara que ara l’entenc bé—, jo sempre em fixava més en els vaixells que partien del moll. Els vaixells que arribaven a Palma m’agradaven molt, sens dubte, però m’intrigaven molt més els vaixells que salpaven d’aquí. I quan feien sonar les sirenes, jo em demanava on devien anar aquells vaixells. A Barcelona? A Marsella? A Alger? A Bones Aires? Mai ho vaig saber. Però ara, quaranta anys més tard, encara sent en somnis les sirenes d’aquells vaixells. I aquelles sirenes formen una petita orquestra de vent, que comença per un oboè molt delicat i acaba pel fagot lúgubre que se sentia en els dies de boira.

Obra de Eduardo Jordá

També vaig tenir la sort de viure a dues ciutats que eren molt diferents, encara que totes dues formassin part de Palma. Una —la del Terreno i Portopí— era una ciutat rara, plena de tipus excèntrics i de bars amb rètols incomprensibles i de xalets on vivia gent que no sabíem d’on venia ni què feia aquí. I l’altra, la del centre, era una ciutat petita, tancada en si mateixa, plena d’esglésies i convents i quarters. A la ciutat rara i multicolor dels afores hi vivien els meus pares. A la ciutat de color ocre i siena hi vivien els meus padrins. Una ciutat vivia guaitant la mar. L’altra li girava l’esquena. I jo anava i venia d’una ciutat a l’altra sense saber que travessava d’un món a l’altre i d’un segle a l’altre.

Eduardo Jordá: Ciutat de Palmes. Pregó per a la festa de l'Estendard (2011)

Buen pregón, mi enhorabuena a Eduardo Jordá, así como al Diario de Mallorca que nos ha acercado sus palabras, y mi deseo de que algún día las webs institucionales, además de tanto anuncio, añadan alguna sección más sustanciosa y rica. Si alguien buscase los pregones de las fiestas palmesanas, o de los Premios Ciudad de Palma ¿a qué web se dirigiría, sino a la del Ayuntamiento?. Bueno ..., no estoy seguro, si en realidad conoce la isla, quizá deduzca que en las webs institucionales es donde no encontrará la información.

Hojas caídas (de libros)

fabian | 29 Desembre, 2011 18:41

Hacia el final de año se hace recuento. Miro un poco las hojas de esta bitácora y, entre ellas, rebusco aquella en que enlazaba con la obra digitalizada de Santiago Rusiñol. Era Santiago Rusiñol: L'illa de la calma. En el enlace a su Obra Completa, no encuentro novedades. Es un plan a seis años. Si en éste del 2011 se cumplía el 150 aniversario de su nacimiento, también se cumplen los 80 años de su muerte (1931), por lo que a partir del uno de enero, toda su obra pasa a ser de Dominio Público. Ya incluso el nombre "Dominio Público" me parece una broma de mal gusto. ¿Público?, ¿Dominio?. Hoy por hoy el D.P. no es nada. Y es verdad lo que decía Europeana: el D.P. sólo alcanza sentido - con referencia a los libros - cuando estos se digitalizan y se ponen en Internet. Bien, hay que esperar que los catalanes lo hagan bien en este período de seis años que acaba de empezar, tal como lo han hecho los asturianos con la obra de Jovellanos, los cuales en un año han puesto en la Red las Obras Completas.

La digitalización de obras que comenzó el Ministerio de Cultura de España parece que se ha paralizado. ¿Y en Mallorca? En Mallorca está la Biblioteca Digital de les Illes Balears que necesitaría un empujón, una mayor información, una ampliación hacia los libros, y más alegría informativa. Y también está Balears fa ciència, que está bastante bien aunque no recoge muchas obras históricas que probablemente ya estén digitalizadas y en Red. A ambas les falta algo importante ausente también de la gran biblioteca de Google Books, que ha sido mi descubrimiento del año. Mi desconocimiento de la bibliografía sobre las islas hace que no encuentre muchas obras. Probablemente los bibliófilos encontrarían muchas. Realmente tener las obras de DP al alcance de un clic es un hito, un gran acontecimiento que yo nunca hubiera podido imaginar. Y, sin embargo, poca atención ha recibido este fenómeno. Con todo, para quienes la ignorancia nos domina, es un paso importante pero no suficiente, pues los libros digitalizados pueden estar, pero ojos que no ven ... Y es que falta información, o si la hay, falta que la veamos.

biblioteca

Realmente, dentro del escepticismo que conlleva la parálisis sempiterna, las iniciativas de Asturias, Cataluña y, sobre todo, Google Books, ofrecen un poco de esperanza. La prensa, por ejemplo, en sus suplementos culturales, podría tener un apartado dedicado al Dominio Público; y también las instituciones culturales que editan revistas, podrían dar un lugar al Patrimonio Bibliográfico y dedicarle algún artículo. Sería conveniente conocer esa parte del patrimonio. Pero también la Administración - toda - debiera considerar que ese patrimonio ahora está al alcance ciudadano si se digitaliza y se pone en Red con acceso gratuito y que, además, convendría darlo a conocer, no sólo a través de bibliotecas físicas, sino también a través de las digitales.

"Libros con estela" los he denominado yo alguna vez. Y el acercamiento al libro muchas veces es por su estela, porque alguien lo comenta. La estela es importante y, a través de ella, surge el interés y la curiosidad. A las bibliotecas digitales de Mallorca, así como a la de Google Books les falta la estela: anunciar las novedades, añadir de cada libro un resumen, enlazar con artículos, estudios, que hablan sobre ellos. Google Books lo hace o, al menos, lo intenta, y lo pide: solicita reseñas sobre cada libro, pero parece que los mallorquines no colaboran.

Alguna noticia se ha publicado estos días sobre el uso de las bibliotecas físicas y, como en educación escolar, esta Comunidad no sale muy bien parada. Pero ese mundo de las bibliotecas y de la lectura está cambiando. Yo creo que desde la isla no se dice nada, no se trata el tema o yo no me entero de nada. Tampoco hay canales comunicativos; hay webs, pero sólo son de anuncios.

El Dominio Público requerería mayor atención por parte de todos y debería haber una exigencia ciudadana de que las obras estuvieran en Red en una gran biblioteca digital dedicada a las islas.

Crónicas de Antaño, de Bartomeu Bestard, 2011

fabian | 28 Desembre, 2011 11:20

Bartomeu Bestard, Cronista Oficial de Palma, publica en el Diario de Mallorca, domingo sí, domingo no, un artículo sobre temas históricos que, muchas veces, se relacionan con la actualidad. Son las "Crónicas de Antaño"

Un artículo cada quince días llegan a formar un buen grupo de artículos. No estoy seguro de que estos artículos comenzaran a publicarse en el año 2006. La hemeroteca del periódico recoge los artículos de la edición digital desde diciembre de ese año, por lo que he podido irlos enlazando desde esta bitácora y en verdad que forman una especie de enciclopedia sobre la isla, particularmente sobre la ciudad de Palma. En estos artículos encontramos la historia de los paseos, de las iglesias, de las instituciones y sus edificios, de los Reyes - en este año de conmemoraciones -. Son una guía para quienes aquí vivimos que nos ayuda a conocer y comprender la ciudad de Palma y su historia.

Artículos del año 2011

La Casa de Misericordia fue una institución fundada por la Compañía de Jesús hacia 1565, aunque después pasaría a estar tutelada por los jurados de la ciudad y reino de Mallorca. En 1677 se trasladó "a una casa grande con huerto que se había adquirido al efecto a espaldas del Hospital Provincial y junto a los muros del baluarte del Sitjar". Aunque se tienen pocas noticias sobre esta casa, sabemos que durante el siglo XVIII presentaba un aspecto decrépito. Según Bartomeu Ferrà, esta institución estaba dirigida por un prior —sacerdote— y un celador o mayordomo —laico—. Ambos cargos estaban a cargo de los jurados de la ciudad. Esta situación cambió en 1849, cuando la institución pasó a depender de la Diputación Provincial.

En la década de 1820, ocupó el cargo de prior un sacerdote que daría un impulso decisivo a la Casa de Misericordia: don Antonio Batlle (o Balle). Cuando este sacerdote se hizo cargo de la institución se encontró con "una casa pequeña, vieja, ruinosa y poco a propósito para su objeto". Fue entonces cuando Batlle empezó a pedir dinero a personas pudientes, principalmente de la nobleza y terratenientes, con la intención de construir un nuevo edificio y atender las necesidades de los desvalidos, sobretodo en lo referente a la comida y la ropa. Juan Cortada conoció a Antonio Batlle del cual cuenta "está al frente de la casa hace veinte años, los pobres le aman y le bendicen, los ricos le elogian […] La grande obra que emprendió el señor Batlle no está concluida [recordemos que era el año 1845], pero sí muy adelantada. En el día se abrigan en la casa mil personas de los dos sexos y de todas las edades".

Bartomeu Bestard: La casa de la Misericordia (Crónica de antaño, 10/04/2011)

La organización judía Shavei Israel reclama estas piezas que están custodiadas en el Museo de la Seu

Estas dos piezas de bella orfebrería medieval –cuya denominación parece sacada del glosario del escritor inglés J.R.R. Tolkien, rimmonim, que en hebreo significa granada– se presentan en forma de bordones o pináculos de plata ricamente cincelada y repujada, mientras que sus interiores están formados por un alma de madera. Estos bordones tienen forma de caja prismática con columnas en los extremos que en su parte superior sujetan unos cascabeles, cúpula piramidal y granadas de filigrana. Ambas piezas presentan en toda su superficie decoración no figurativa compuesta de flores repujadas y pedrería, y en el centro aparecen unas ventanas ajimezadas. Entre la recargada ornamentación se distinguen unas inscripciones en hebreo. En su día, Francisco Planas publicó la traducción. Se trata de unos versos que resumen el salmo 18, o la inscripción: "Estas son las granadas consagradas a Yahve". También aparece una referencia al origen de las piezas: "En la sinagoga de los judíos de Cammarata, Yahve la guarde. Amén".

Bartomeu Bestard: Los rimmonims de la Seo (Crónica de antaño, 14/08/2011)

[...] Los ideales de la Ilustración primeramente prendieron en las clases cultas formando una élite concentrada principalmente en una parte de la nobleza. Los ministros de Carlos III, auténticos déspotas ilustrados, llevaron a cabo una serie de reformas que supusieron modernizar las estructuras de gobierno y posibilitaron rejuvenecer las fuentes de riqueza del país. La necesidad de dar a conocer y difundir esta política entre la masa popular, dio origen a la creación de las Sociedades Económicas de Amigos del País, las cuales emprendieron la ardua tarea de educar al pueblo y prepararle para los retos que exigía la modernización de España.

El Capitán General, el Regente de la Audiencia, el fiscal de la misma, el regidor decano del ayuntamiento de Palma y frey Lorenzo Despuig, de la Orden de San Juan, conformaron la primera comisión fundacional. Unos 163 miembros fueron los que se dieron de alta durante los primeros meses. A diferencia de la antigua cofradía de Sant Jordi, en la RSEMAP podían ingresar personas de todos los grupos sociales. Entre ellos estaban las principales casas de la nobleza, dentro de las cuales surgieron destacados ilustrados e intelectuales. También estaba representada la nobleza rural, como también miembros de la administración pública, del clero secular, de profesionales liberales, comerciantes… El citado Despuig, Antonio Montis o Gerónimo de Berard fueron algunos de los hombres destacados durante los primeros años de la Sociedad.

Estas acciones modernizadoras toparon, por un lado, de frente con el mundo conservador mallorquín capitaneado por figuras destacadas del clero regular. Estos vieron en los ideales de la ilustración un ataque que ponía en serios aprietos los cimientos del cristianismo. [...]

Bartomeu Bestard: La sociedad mallorquina de amigos del país (Crónica de antaño, 23/10/2011)

Bien, pues ahora conviene enlazar con los de años pasados:

Centenario de Gustav Mahler

fabian | 23 Desembre, 2011 18:07

Gustav Mahler (1860 - 1911) vivió 51 años; por lo que en el año pasado hubiera cumplido 150 años y en éste, 2011, se cumple el centenario de su muerte, por lo que han sido dos años de conmemoraciones.

No triunfó en vida como compositor, aunque sí como director de orquesta. Su música fue clasificada como "degenerada", "moderna". Recoge melodías populares como este "Frère Jacques", canción infantil francesa que en este tecer movimiento de su primera sinfonía aparece como una marcha triste, quizá en recuerdo a sus hermanos muertos. Pero las melodías aparecen, se interrumpen, desaparecen, se alargan, se confunden con otras ...

Pertenecía Mahler a una familia del Este de Bohemia (actual República Checa), ocupada entonces por Austria, familia de lengua alemana, minoritaria donde vivían. No era considerado alemán, además era judío, lo cual le originó dificultades y hostilidad por cierta prensa. Compuso nueve sinfonías, extremadamente largas para lo acostumbrado, con sonidos (acordes) que entoces resultaban extraños.

No parecía que hubiera un orden, una estructura formal en sus composiciones. Su música fue incomprendida, incluso considerada como hostil por una mayoría, "música degenerada". Si Mahler murió antes de la Primera Guerra Europea, no fue reconocido como gran compositor hasta la mitad del siglo XX.

Su primera sinfonía, estrenada en 1889, en los años en que dirigía la Ópera Real de Budapest, en que los nacionalistas húngaros desechaban toda la música germana, por lo que Mahler, que había obtenido éxito con un par de óperas de Wagner, fue obligado a cambiar de repertorio. Su Primera Sinfonía "fue acusada de desafiar todas las leyes de la música, siendo calificada de vulgar y sin sentido".

"Soy apátrida por triplicado: nativo de Bohemia en Austria, austríaco entre los alemanes y judío en todo el mundo. Siempre un intruso, nunca bienvenido". Su música, siempre dolorosa, está llena de amor a la naturaleza y a la vida.

El tic-tac navideño

fabian | 22 Desembre, 2011 15:53

Los rituales del invierno se repiten una vez más. Luz y oscuridad. En principio es la oscuridad y, en ella, la luz se abre paso.

Del fondo de los siglos nos llegan palabras y ritos que acompañan estos días en que anochece pronto, en que la oscuridad nocturna es más duradera que la luz diurna. Los fenómenos físicos también sirven como metáforas de los comportamientos humanos, relacionándose la luz con la bondad y los sentimientos de unión y solidaridad y la maldad con la oscuridad. Todo son metáforas. El hecho es que en estos días nos deseamos paz y felicidad y usamos palabras de buenos deseos.

Un nuevo tic-tac, ejemplificador de un presente, de un ahora, resuena otro año más celebrando el nacimiento de la luz y el canto de los ángeles. Hay que cumplir el rito de la esperanza.

Feliz Navidad - Bon Nadal

Un glosador en una fiesta del siglo XIX

fabian | 21 Desembre, 2011 17:50

Antonio Frates Sureda (1829 - 1918), de padre castellano y madre mallorquina, pasó parte importante de su vida en Mallorca. Magistrado de profesión, escribía y publicaba en diversas revistas tanto de Palma como de la península. Escritor costumbrista, publicó tres novelas: "Géminis" (1876), "Escenas Baleares" (1878); estas dos primeras en Palma, y en Barcelona "La luz de San Telmo". Reunió algunos de sus artículos sobre costumbres en el libro "Impresiones" (1880).

El libro "Escenas Baleares" reúne tres cuentos; el primero de ellos titulado "Dos amores" y en él aparece el tema de la emigración a Cuba por parte de un joven de una población de la montaña mallorquina, y de su regreso. Realmente no narra la emigración, sino la ida y la vuelta, lo que se deja: un amor que se olvida y el regreso con fortuna, con una familia ya creada y un "si te he visto no me acuerdo". Pero no es tanto la trama la que llama realmente la atención, sino las costumbres que va contando. Y aparecen varias, como el del cambio o pérdida de la vestimenta tradicional y otras varias.

Pongo hoy un fragmento de una parte de una fiesta en la que, además de cantar y bailar, - con dos guitarras como acompañamiento -, también es invitado un "glosador"; tipo de actividad que en aquellos años se estaba perdiendo según el narrador:

En este país de cielo puro, de nieves y palmeras, de pinares y bosques de naranjos, de montañas y arenales, de brisas y rocíos, la inspiración mantiene entre los habitantes y trabajadores del campo una raza de poetas naturales á que llaman Glosadors, improvisadores del pueblo que se crean una celebridad , logrando algunos que su nombre traspase los limites de la comarca y de una generación. Desgraciadamente para el alma, el número de esos seres inspirados va disminuyendo, y está para extinguirse, como si la enfermedad que mata los naranjos, atacase á los espíritus. La almosiera, que no ha variado en su esencia química, se transforma en su esencia moral. Le va faltando al improvisador el ambiente de paz y sencillez de las habitaciones de nuestros abuelos, que á la sombra de un olmo ó de un almez, junto á la casa rústica, espaciaban el ánimo con inocentes pasatiempos . Hoy los pueblos absorben en los días de fiesta á los habitantes del campo, y los casinos se llenan de labradores; y, si el improvisador cruza las campiñas, encuentra las casas cerradas, y le ahoga la soledad. Ese poeta natural, que canta sin saber por qué, como la tórtola, como el ruiseñor, como el tordo; como ellos huye también de los pueblos, de los tejados, de las chimeneas. Por eso concluye esa raza de inspirados; porque les falta aire, aire puro.

Uno de los últimos ejemplos de ese tipo especial era el sujeto que llegó. Le daban la apariencia de unos sesenta años las arrugas de su rostro y la melena casi blanca; pero la viveza de los ojos y la expresión de las facciones denotaban un espíritu aun en vigor. Llevaba el anciano el ancho calzón de montañés antiguo, el chaleco solapa, y la chaqueta corta de pechera guarnecida de muchos y pequeños botones. Usaba zapatos blancos de punta estrecha y un poco levantada, y sombrero negro de felpa con anchas alas. De un bolsillo de la chaqueta asomaban las puntas de un pañuelo, y del otro la caña de la pipa.

Pedro José sacó un taburete al recien llegado, y el amo le hizo amistosa recepción.
— Me alegro de veros en mi casa; toda Mallorca sabe que sois un gran improvisador.
— Sólo tengo un poco de alegría que Dios me da á ratos. Por aquí hay cosa buena.
Añadió mirando á las muchachas.
— ¿Os gustan aún? — Le preguntó Pedro José.
— Pero sin malicia. Ya ves, soy soltero.
— Pues hombre, animarse, que aquí hay en dónde escoger.

El improvisador, ladeándose un poco el sombrero, dijo:

Homo qui' s casa de vey
ab al-lota jovençana,
Si 'n son cap s' alça un cabey,
ab sa pinta no l'aplana.

Traducida la cuarteta, dice: «Hombre que á la vejez se casa con una joven, si se le eriza un cabello, no lo dobla con el peine.»

Los hombres aplaudieron. El improvisador miraba uno por uno á todos, sacando con lentitud la pipa y la bolsa del tabaco, que era de piel de foca.
— Otra copla, gritó la concurrencia, mientras el Sen Tomeu (1. Sen es un tratamiento de respeto que se da a la ancianidad, derivado de la palabra latina "senex") atacaba con el dedo gordo el morterete de la pipa.

—Pues allá va:

Si vuy treure sa querella,
sas corrióles untaré;
sas gloses no surten be
sense untar sa gargamella.

«Si quiero sacar triunfante la querella, untaré las garruchas; las coplas no corren bien sin untar la garganta.»

El entusiasmo rayó en delirio, como dicen los gacetilleros.
— Tiene razón el Sen Tomeu, exclamó el amo. Sacad el refresco.

Mientras llegaba, se reanudaron las conversaciones, suspendidas por las cuartetas del improvisador; y, dirigiéndose á éste, el amo Mateo le dijo:
— ¿Por qué no recitáis las coplas cantando, como lodos los improvisadores del país?
— Porque hice voto de no cantar más en mi vida. Cuando alzo la voz, me parece que me oye alguien que descansa, y me entristezco. A medida que pasa el tiempo, bajo más la voz, y no la levantaré: primero dejaría de improvisar.
— Bien mirado, me gusta más una improvisación recitada que cantada; pero sois el primero ...
— Y el último. Dijo con tono equívoco y sombrío el anciano.

[...] Unos se levantaban, otros se sentaban; se formaron y deshicieron grupos, y en esos instantes de anarquía, algunos admiradores del genio rodearon al improvisador, que correspondía con cierta frialdad, por estar mirando á Catalina, para quien tal vez elaboraba una improvisación.

Cuando vio á la joven, que, distraída sin duda, se adelantaba hacia donde no había nadie, en actitud de ofrecer confites de la bandeja, se fué á ella, y muy de cerca y en voz muy baja le dijo:

Jove que dona un confit
allá hon no hi ha negú,
devant ella veu qualcú
qu' habita dins el seu pit.

Bueno, la secuencia es un poco larga para copiarla toda. Pero creo que queda en parte en esta historia contada por un escritor costumbrista, la creencia de que se estaba produciendo en ese final del siglo XIX un cambio profundo de las costumbres tradicionales. Actualmente está reviviendo esta actividad que realizan los glosadores, improvisando versos populares y la literatura queda como testigo de lo que pudo desaparecer.

Las paparruchas de Scrooge (Dickens 2012)

fabian | 20 Desembre, 2011 14:57

Doscientos años del nacimiento de Charles Dickens (1812 - 1870) se cumplirán el próximo febrero (web del centenario). De adolescente leí varias de sus obras, las cuales me dejaron un buen recuerdo y un aprecio por la lectura. Posteriormente, el Cuento de Navidad con el avaro Ebenezer Scrooge quien utilizaba la palabra "paparruchas" para denominar todo aquello que no estuviera relacionado con el dinero se convirtió en lectura escolar anual en estas fechas navideñas.

libro
Para celebrar el centenario

Hoy he buscado algunas obras de Dickens en Internet. En Google Books están sus obras, pero sólo en Inglés. El problema de los derechos de los traductores creo que impiden que estén en Español. Pero aún así, he conseguido bajarme las obras que buscaba: David Copperfield, Oliver Twist, Historia de dos ciudades, Papeles póstumos del Club Pickwick, Grandes esperanzas.

Llamativo es que ninguna de ellas estaba ni en la web del Ministerio de Cultura, ni en la de la Biblioteca Nacional, ni en las webs de las Consellerías culturales de estas islas, no, ninguna estaba en estos sitios oficiales tan sumamente cultos. Las habían subido o las enlazaban páginas de particulares que hablaban de libros. Y es que la "oficialidad cultural" sigue distintos derroteros de los de la gente que les gusta la lectura y la comparten.

Declaración BIC Les Caramelles, Ibiza

fabian | 19 Desembre, 2011 09:17

Declaración como bien de interés cultural, con la tipología de bien inmaterial, de las caramelles de Pascua

Fuente: BOIB núm. 187 (pdf)
Fecha publicación: 15-12-2011


Vídeo

Nota: En YouTube hay "Caramelles" de varias poblaciones de Cataluña; no he encontrado ninguna de Ibiza, ni "caramelles de Nadal" (que ya habían sido declaradas BIC) ni "caramelles de Pasqua" (que se declaran ahora). Si hubiera algún archivo sonoro o vídeo on line sobre el tema, podríamos conocer este tipo de música, ya que las de este vídeo creo que son las de Navidad.

 (Segueix)

La Biblioteca escondida

fabian | 15 Desembre, 2011 17:24

Carlos Ruiz Zafón ha publicado en estos días la novela "El prisionero del cielo" (web), que junto con "La sombra del viento" y "El juego del ángel" forma una trilogía basada en misterios alrededor de libros, escritores, editoriales y librerías. No había leído ninguna de estas obras y estoy haciéndolo en estos días, encontrándome hacia la mitad de "El juego del ángel", o lo que es lo mismo, hacia la mitad de la trilogía. Bueno, está bien, me resulta hasta ahora entretenido.

De los espacios relacionados con los libros hay uno que no he nombrado: la biblioteca. Y en puridad no se nombra ese espacio en estos libros, lo cual no significa que no exista. Recibe otro nombre. Es un lugar secreto que conocen pocas personas. No se anuncia con letreros en la calle. Sólo hay un portón con un llamador en forma de diablillo en un callejón oscuro que, para abrirse suenan como cien cerrojos trabándose simultáneamente. Quien entre por vez primera, lo cual ha de ser acompañado de una persona que ya haya sido introducida anteriormente, ha de prometer no contar lo que vea. El recinto o espacio no recibe el nombre de biblioteca sino el de "cementerio de los libros perdidos".

-¿Qué trae usted? -preguntó Isaac.
-Los Pasos del Cielo. Una novela.
-Menuda cursilada de título. ¿No será usted el autor?
-Me temo que sí.

Isaac suspiró, negando por lo bajo.
-¿Y qué más ha escrito?
-La Ciudad de los Malditos, tomos del uno al veintisiete, entre otras cosas.
Isaac se volvió y sonrió, complacido.
-¿Ignatius B. Samson?
-Que en paz descanse y para servirle a usted.

El enigmático guardián se detuvo entonces y dejó descansar el farol en lo que parecía una balaustrada suspendida frente a una gran bóveda. Levanté la mirada y me quedé mudo. Un colosal laberinto de puentes, pasajes y estantes repletos de cientos de miles de libros se alzaba formando una gigantesca biblioteca de perspectivas imposibles. Una madeja de túneles atravesaba la inmensa estructura que parecía ascender en espiral hacia una gran cúpula de cristal de la que se filtraban cortinas de luz y tiniebla. Pude ver algunas siluetas aisladas que recorrían pasarelas y escalinatas o examinaban con detalle los pasadizos de aquella catedral hecha de libros y palabras. No podía dar crédito a mis ojos y miré a Isaac Monfort, atónito. Sonreía como zorro viejo que saborea su truco favorito.

-Ignatius B. Samson, bien venido al Cementerio de los Libros Olvidados.

Seguí al guardián hasta la base de la gran nave que albergaba el laberinto. El suelo que pisábamos estaba remendado de losas y lápidas, con inscripciones funerarias, cruces y rostros diluidos en la piedra. El guardián se detuvo y deslizó el farol de gas sobre algunas de las piezas de aquel macabro rompecabezas para mi deleite.

-Restos de una antigua necrópolis -explicó-. Pero que eso no le dé ideas y decida caérseme muerto aquí.

Continuamos hasta una zona frente a la estructura central que parecía hacer las veces de umbral. Isaac me iba recitando de corrido las normas y deberes, clavándome de vez en cuando una mirada que yo procedía a aplacar con manso asentimiento.

-Artículo uno: la primera vez que alguien acude aquí tiene derecho a elegir un libro, el que desee, de entre todos los que hay en este lugar. Artículo dos: cuando se adopta un libro se contrae la obligación de protegerlo y de hacer cuanto sea posible para que nunca se pierda. De por vida. ¿Dudas hasta el momento?

Alcé la mirada hacia la inmensidad del laberinto.
-¿Cómo elige uno un solo libro entre tantos?
Isaac se encogió de hombros.

-Hay quien prefiere creer que es el libro el que le escoge a él... el destino, por así decirlo. Lo que ve usted aquí es la suma de siglos de libros perdidos y olvidados, libros que estaban condenados a ser destruidos y silenciados para siempre, libros que preservan la memoria y el alma de tiempos y prodigios que ya nadie recuerda. Ninguno de nosotros, ni los más viejos, sabe exactamente cuándo fue creado ni por quién. Probablemente es casi tan antiguo como la misma ciudad y ha ido creciendo con ella, a su sombra. Sabemos que el edificio fue levantado con los restos de palacios, iglesias, prisiones y hospitales que alguna vez pudo haber en este lugar. El origen de la estructura principal es de principios del siglo XVIII y no ha dejado de cambiar desde entonces. Con anterioridad, el Cementerio de los Libros Olvidados había estado oculto bajo los túneles de la ciudad medieval. Hay quien dice que en tiempos de la Inquisición gentes de saber y de mente libre escondían libros prohibidos en sarcófagos y los enterraban en los osarios que había por toda la ciudad para protegerlos, confiando en que generaciones futuras pudieran desenterrarlos. A mediados del siglo pasado se encontró un largo túnel que conduce desde las entrañas del laberinto hasta los sótanos de una vieja biblioteca que hoy en día está sellada y oculta en las ruinas de una antigua sinagoga del barrio del Cali. Al caer las últimas murallas de la ciudad se produjo un corrimiento de tierras y el túnel quedó inundado por las aguas del torrente subterráneo que desciende desde hace siglos bajo lo que hoy es la Rambla. Ahora es impracticable, pero suponemos que durante mucho tiempo ese túnel fue una de las vías principales de acceso a este lugar. La mayor parte de la estructura que usted puede ver se desarrolló durante el siglo 19. No más de cien personas en toda la ciudad conocen este lugar y espero que Sempere no haya cometido un error al incluirle a usted entre ellas...

Carlos Ruiz Zafón: "El juego del ángel"

La historia de las bibliotecas es muy antigua. Las que conocemos actualmente, las públicas, provienen del siglo XIX y recogen los libros de los conventos que se derribaron y de las bibliotecas señoriales. Probablemente éstas recogieran libros de las sinagogas y de las escuelas judaicas. Los libros y bibliotecas son anteriores a la imprenta.

Hoy se construye una misteriosa y extraña biblioteca, la cual no está bajo la ciudad ni tiene un espacio determinado; es una biblioteca sin ubicación física. Es una biblioteca que no soñaron ni Borges ni Ruiz Zafón, aunque ambos se aproximaron a ella. Por una parte tiene libros antiguos, pocos probablemente pues ni los políticos ni las autoridades culturales han pensado aún en ella. Por otra parte tiene libros actuales, más que antiguos, aunque de elección algo sesgada, pues elige novelas en su mayoría. Esta última parte de la gran biblioteca está a oscuras pues puede ser perseguida ya que consideran "piratas" a quienes la nutren. De toda esta gran biblioteca Mallorca está muy ausente. Ni las instituciones, salvo alguna excepción, se interesan añadiendo los libros de Dominio Público, ni parece haber "piratas" que añadan los libros actuales. Pero aunque Mallorca esté casi ausente, la Gran Biblioteca se construye y alcanza dimensiones insospechadas.

Un vídeo para los lectores de la trilogía

Plano de Palma de Mallorca de Pons Fábregues (entre 1900 y 1920)

fabian | 14 Desembre, 2011 18:02

  • Título: Plano de Palma de Mallorca / Facilitado y Revisado por el Ayuntamiento ; J. Soler, Go. ; Benito Pons Fabregues
  • Escala 1:8000
  • Publicación: Barcelona : Alberto Martin, [entre 1900 y 1920]
  • Tamaño: 42x63 cm en h. de 52x78 cm, pleg. en 39x27 cm
  • Notas: Indice : 'Nomenclátor de las vías públicas y edificios' Leyenda numérica de lugares importantes Orientado con flecha
  • Ejemplares: Cartoteca del Archivo General Militar de Madrid. Colección: SH. Signatura: AT-16B/23. Signatura anterior: Q-a-1. Signatura anterior: AT-P-16B. Signatura anterior: 6883
  • Enlace: Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico

plano

El nombre de Benito Pons Fábregues que aparece como autor del plano me ha extrañado pues este hombre (1853 - 1922) tuvo muchas actividades: político, periodista, historiador, archivero, Cronista Oficial (1896 - 1922), Secretario del Ayuntamiento de Palma (1909 - 1922), Comisario de Bellas Artes, escultor, poeta y músico. He buscado en la Gran Enciclopèdia de Mallorca a ver si en su voz (Benet Ponç Fàbregues, vol. 13) había alguna referencia a este Plano, sin encontrarla.

He acudido al libro de Juan Tous Meliá Palma a través de la cartografía (1596-1902) que se encuentra ya en Google Books, aunque muestran sólo una parte. Precisamente en las páginas que no muestran, 348 y 349, se halla como Colofón, pues es posterior a 1902, este plano:

Forma parte de la obra España Regional de Ceferino Rocafort y Casimiro Dalmau (Tomo I), que incluye un tomo II de Cartas cartográficas del comandante de ingenieros Benito Chías Carbó y otros facultativos, publicado por establecimiento editoria de Alberto Martín, Consejo de Ciento, 40, Barcelona, el plano reproducido [en el libro], pertenece a la 2ª edición. Para la datación se ha tenido en cuenta que el último dato estadístico que figura en el tomo I es de 1919.

Benito Chías Carbó se dirigió al Ayuntamiento de Palma de Mallorca para que le facilitara un plano de la ciudad. El secretario del Ayuntamiento, Benito Pons Fábregas, fue el que le facilitó el plano. Esta circunstancia explica que figure que fue levantado por Benito Pons Fábregas.

Representa la ciudad de Palma y sus alrededores. Está cuadriculado, las ordenadas con ocho letras de la A a la H y las abscisas con doce números del 1 al 12. A la izquierda figura un Nomenclator de las vías y edificios públicos por orden alfabético y con las coordenadas para una más fácil localización. También están rotuladas todas las calles de Palma, salvo cincuenta del casco histórico que figuran con un número y su explicación a la derecha del plano.

En él ya no están las murallas del frente de tierra. Todavía está representada la plataforma del Rosario, que sería derribada en 1931.

Juan Tous Meliá: "Palma a través de la cartografía (1596-1902)" Ayuntamiento de Palma (2002), pág. 349.

El plano que nos presenta la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico está muy bien digitalizado y tiene un buen tamaño. Vale la pena recorrer en él la ciudad cuando la Plaza de España se llamaba Eusebio Estada. Correos se encontraba en San Felio; la enclusa se hallaba entre la calle de los Olmos y la Plaza de Toros; el Circo se halla señalado en S'Hort del Rei y el Borne y Conquistador se unen en la calle de la Marina; el Instituto es el actual Montesión y las fábricas del gas y de electricidad en la calle de los Molinos; los Juzgados se hallan en San Antoniet y las Cárceles, junto a los Capuchinos.Era la ciudad de comienzos del siglo XX con el Ensanche señalado. Muy interesante.

¿Digitalizado?, ¿digital?

fabian | 13 Desembre, 2011 16:02

Copio y pego el texto recogido de un boletín oficial. El texto, liberado de su materia, permite operaciones impensables en el soporte papel. Lo recojo de un pdf; es texto digitalizado; no tiene enlaces, no hay vídeos ni elementos interactivos; es simplemente un texto que se ha liberado del soporte material papel. Sin embargo, no digital, sólo digitalizado. Quien lo ha escrito sabía que era un texto para presentarse en papel; texto legislativo - explicativo de un Bien Catalogado.

Supongo que la Administración considera que con sólo publicar la declaración de un bien patrimonial en un boletín oficial ya ha cumplido con la obligación de darlo a conocer. Habla el texto de un molino ibicenco, indica su situación mediante coordenadas, pero no pone ningún mapa; indica las partes del molino, pero no pone ningún esquema o dibujo explicativo; indica su lamentable situación actual, pero no pone ninguna fotografía. Es texto, igual que si se hubiera escrito en el siglo XVII: utiliza un único lenguaje sin tener en cuenta las posibilidades de utilizar los diversos lenguajes de hoy día. A la finalidad legislativa se ha añadido recientemente en esas declaraciones una finalidad justificativa - explicativa sobre el bien que se declara, que se muestra en un anexo separado del texto legislativo. Sin embargo, ese anexo justificativo - explicativo no tiene expectativas de divulgación, de darlo a conocer, sino sólo la faceta técnica; es un informe técnico hecho al estilo de máquina de escribir Underwood.


Grafistas. Diseño gráfico español 1939-75

YouTube ha anunciado un "YouTube escolar" y pienso si los escolares de hoy aprenden a escribir, expresarse con los lenguajes actuales utilizando no sólo la escritura textual, sino también fotografías, dibujos, esquemas, vídeos. Temo que los que salgan técnicos quizás sigan siendo de expresión "máquina de escribir Underwood" o de "expresión ordenador (no conectado)" o serán de "expresión Internet". No es lo mismo un texto, un discurso digitalizado - máquina de escribir, ordenador no conectado - que un texto digital. Y las diferencias van más allá que poner un título todo con mayúsculas, más allá de la utilización de lenguajes variados dentro del discurso, incluso más allá de que existan enlaces a discursos complementarios o de que haya una cierta interacción. La era digital, en la que apenas hemos cruzado el umbral, afecta a todos los elementos de la comunicación, desde saber un poco a quién nos dirigimos (los receptores), la configuración del discurso, su estructura, los lenguajes que se usan, las informaciones principales y las complementarias, su imbricación, etc.

No es cuestión solamente de tener una web o bitácora, imprescindible para tener voz en este mundo virtual; es algo más. Entro en la web del ieb, Instituto de Estudios de Baleares, donde hay dos lenguas oficiales, la existencia de sólo una es ya un indicativo de su poca intención de informar o comunicar. En noviembre, día 9, abre la convocatoria de las XXX jornadas de estudios locales, esta vez sobre dos reyes de Mallorca. "Como ya hemos anunciado en un par de ocasiones ...", comienza la entrada. El día 17 indica que ya está hecho el programa. El día 21, indica que se ha hecho una rueda de prensa para anunciar esas jornadas y notifica que las actas de las jornadas del año anterior, dedicadas a la recuperación del patrimonio cultural, ya están hechas (pero no están en la web). El día 24 se indica que las jornadas empezaron el día anterior y seguirán el día siguiente. Y eso es todo, ya no hay más. ¿Qué información han dado? ¿Qué finalidad tenían estas informaciones? Realmente, pienso, no interesaba informar sobre los contenidos que trataban ni trataron en años anteriores, pues de todo ello no hay ni una sola palabra; la finalidad de esas informaciones sólo estribaba en decir que hacían algo, simplemente que algo hacían; lo que fuera ese algo, el contenido, no importaba, no merece en su web atención alguna. Son "informaciones anuncio" en una "web anuncio", sin información importante. Es actualmente una web vacía, sin contenido válido.

cartel
Si dijeron algo interesante, no lo sabemos ya que no informan

Tristemente, en la actualidad, esa web es un ejemplo de lo que no debiera ser. No ha superado la etapa de los anuncios, no llega a la información. ¿Digitalizada?, ¿digital?, no sé; sólo sé que es inservible para los ciudadanos; que requeriría otra mentalidad de cara a la información para los ciudadanos, otra forma de pensar que supere mucho más que lengua única impositiva, que utilice los medios para que sepamos algo más sobre la historia de esos reyes, sobre el patrimonio o lo que trate; que esos estudios -pagados con dineros de todos- nos lleguen.

A veces temo que instituciones y organizaciones sólo tienen sus webs para poner anuncios y esperan a que sea la prensa la que informe. Como en este caso, Jaume Mateu Verdera en su artículo o reportaje Jaume II, 700 años. El rey que forjó la Corona de Mallorca que he subido a Scribd. Pero lo mismo se podría decir, por ejemplo, sobre el tema de la música de la Catedral de Mallorca, tema que están estudiando, ha habido alguna conferencia, pero que no ha llegado ninguna información al mundo digital, por lo que estamos muy desinformados. Pero hay una diferencia importante: en el del rey hay dineros públicos, de los ciudadanos, y en el otro no.

portada
Jaume Mateu Verdera: Jaume II, 700 años. El rey que forjó la Corona de Mallorca

¿Digitalización?, ¿digital? Tiene sus diferencias, aunque lo fundamental es que la información importante (no solamente el anuncio) pueda llegar a los ciudadanos utilizando lenguajes variados en un discurso abierto, con finalidad de enriquecernos todos culturalmente. Es conseguir que los libros digitalizados, los libros de Dominio Público; otros pagados con los dineros comunes, estén al alcance de la ciudadanía. Digitalizado o digital es sólo un adjetivo. Su sustancia, su substantivo es la información (que es algo más que sólo un anuncio).

Declaración BC molino d'en Tià, Sant Antoni de Portmany, Ibiza

fabian | 13 Desembre, 2011 11:30

Declaración como bien catalogado del molino d’en Tià, Buscastell, Sant Antoni de Portmany

Fuente: BOIB, núm. 185 (pdf)
Fecha publicación: 10/12/2011

 (Segueix)

A los afligidos por la catástrofe que enlutó la ciudad de Palma de Mallorca el día 25 de noviembre de 1895

fabian | 12 Desembre, 2011 16:33

Noviembre de 1895, día 25. Un polvorín sito en la ciudad explota causando alta mortandad y centenares de heridos. En 1896 se edita una publicación:

  • Limosna. A los afligidos por la catástrofe que enlutó la ciudad de Palma de Mallorca el día 25 de Noviembre de 1895.
    Álbum compuesto por los principales escritores y artistas españoles.

"Descripción:Madrid, Suc. de Rivadeneyra, 1896. 28x41 cm. 4 hojas, 103 páginas, 158 ilustraciones y 4 a plena página. Casi todos los textos con la reproducción facsímilar de las firmas de sus autores. Encuadernación oficial en cartoné con impresión litográfica en color en el plano delantero, y a dos tintas en el trasero. Clavos y esquinas metálicas. Muy buen estado de conservación. Dedicatoria autógrafa del promotor y colaborador Bartolomé Champsaur. Edición original de este album publicado para ayudar con aportaciones a los familiares de las victimas de la explosión de un polvorín en le que trabajaban desmontando proyectiles y la deflagración afectó de lleno a 88 personas, 60 de ellas mujeres y tambien algunos niños. Fue un terrible suceso que dejo consternada a toda la población Palmesana. Mas de un centenar de escritores y otros tantos artistas colaboraron en este bello album, textos en prosa, cartas, ensayos sobre história de Mallorca, relatos sobre personajes (Jorge Sand), etc, se deben a firmas como: Joan Alcover, S.Ramón y Cajal, José Echegaray, E.Estada, Thomas Forteza, H. Giner de los Rios, Pedro de Madrazo, M. Menéndez Pelayo, J. Rubió y Ors, Angel Ruiz y Pablo, F. Pi y Margall, etc. Los artistas algunos con mas de una colaboración: D.Baixeras, Mariano Benlliure, Tomás Campuzano, Baldomero Galofré, Hernández Sanz, Francisco Maura, Eliseo Meifren, Apeles Mestres, Joaquin Sorolla (3 dibujos), Germán Zuloaga, etc." (fuente)

Actualmente se oferta a 400 y 500 euros, pero ya no como "limosna a los damnificados".

Incoación BIC yacimiento "S'Antigor de Ses Roquisses" Santanyí, Mallorca

fabian | 09 Desembre, 2011 07:36

Incoar el expediente de declaración como Bien de Interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica, el Yacimiento de ‘S’Antigor de Ses Roquisses’ del termino municipal de Santanyí

Fuente: BOIB núm. 183 (pdf)
Fecha publicación: 6 diciembre 2011

 (Segueix)

El Castillo de Santueri de Felanitx (Mallorca)

fabian | 08 Desembre, 2011 15:54

Afortunadamente hoy, gracias a Internet, no es difícil encontrar algún tipo de información a la hora de preparar alguna excursión, máxime cuando se trata de un elemento tan vistoso como este castillo roquero en la cima de una montaña al este de Mallorca. Con todo, el reportaje que nos ofrecen Miquel A.C. y Victòria C.V. en La Almudaina el 28 de agosto de 2011, titulado Castillo de Santueri. Historia y leyenda del "castell roquer" ofrece buena e interesante información.

reportaje

El nombre, de origen latino, Santuarium –santuario– y algunos elementos de la construcción primigenia en los que se puede observar la opus spicatum (espina de pez), hacen pensar que durante la dominación romana ya era usado aunque, y según algunas teorías, quizás antes, en los tiempos prehistóricos, era un lugar destinado a cultos religiosos.

Después de la conquista musulmana de Mallorca, aprovechando el emplazamiento, se construyó un castillo en la zona. El nombre latino Castri de Santueri ya está documentado en el año 1228. El recinto, defendido por torres, murallas y acantilados, tiene una superficie de 426 áreas (7103 m2), lo que en la época de máximo apogeo le permitía su autoabastecimiento con cultivos, rebaños y hasta un molino.

El reportaje, con varias fotografías, no sólo cuenta la historia de este castillo sino también las leyendas que en torno suyo se han creado.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar