Alta mar

Contacto

Quadrado y el Semanario La Palma

fabian | 04 Octubre, 2011 15:36

Año 1890. Posiblemente como única vez que ha ocurrido, en Palma se publica el ejemplar de un semanario. Tras el título no lleva numeración, sino una expresión "Número póstumo". El ejemplar anterior se había publicado hacía unos cincuenta años.

A Montis, Aguiló y Quadrado
Ilustres fundadores del Semanario La Palma

Hoy cumple media centuria
Que en tierra bien preparada,
Dejasteis aquí sembrada
La semilla del saber.
A la sombra de La Palma
Que regó vuestro talento,
El numen y el sentimiento
Los tres visteis florecer.

Hoy los vates que bebieron
En la cristalina fuente,
Que ha manado dulcemente
De vuestro numen sin par;
Para ensalzaros levantan
Sus voces, en armonía
Con la entusiasta alegría
De este pueblo balear.

Yo quisiera unir mi acento
Al del pueblo fiel que os ama
Y proclamar vuestra fama
En inspirada canción:
¡ No es posible! Triste vivo
En el mundo de las almas:
Y no puedo batir palmas
Cuando sufre el corazón.

Margarita Caymari de Bauló

Mi interés está en encontrar en Internet los principales textos, enlazándolos en esta bitácora de Alta mar, e intentar comprenderlos al tiempo de - puesto que son textos antiguos - intentar conocer su importancia y su influencia.

portada

Pero la revelación definitiva del Quadrado escritor es indudablemente la revista mallorquina La Palma, semanario de historia y literatura, cuyo primer número sale de la secular imprenta de Guasp el 4 de octubre de 1840, y de la que son cofundadores y redactores con él sus amigos don Antonio Montis y Boneo y don Tomás Aguiló y Aguiló, aunque en las 253 páginas de sus 32 entregas es la suya la parte del león.

Cuanto se diga será siempre poco sobre el papel y la importancia de La Palma en el desarrollo de la literatura en nuestra isla. Pero no es menor su interés para el estudio de la estricta personalidad literaria de su gran redactor. En La Palma, están como larvas de ulteriores y magníficos despliegues, los aspectos todos de aquella robusta personalidad, está Quadrado entero y completo, el historiador y el novelista, el ensayista y el crítico, como están el poeta y el apologista.[...]

[...] Con todo, la castellana La Palma será siempre venerada por todos nosotros, como "el hecho literario que hace germinar en la isla la simiente de la Renaixensa" Con ella fundó Quadrado "la pequeña república de nuestras letras insulares", haciendo posible el clima espiritual y sentimental en el que la lengua de Ramon Llull, de Turmeda y de Francesc d'Olesa, había de darnos, rama de un tronco común y fruta de una misrna semilla, la feliz eclosión de los nornbres máximos de nuestra poesía.

Desaparecida La Palma, con el número 30, el domingo 25 de abril de 1841, veía la luz antes de un mes, el domingo 16 de mayo, el primer número de una nueva publicación, el Almacén de frutos literarios, semanario de Palma, que venía a sustituirla. Por el nuevo hijo espiritual de sus afanes se preocupó ya Quadrado desde lejos en sus ausencias de la isla, y en sus páginas se reprodujeran sus mejores colaboraciones en la corte en la Revista de Madrid, el Semanario pintoresco y el Católico.

Juan Pons y Marqués: Evocación de Quadrado, en Revista Mayurqa, 1970, vol 03 - 04.

Los dos semanarios se encuentran en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica. La palma : semanario de historia y literatura presenta 13 números del año 1840; 17 números del año 1841 (hasta abril) y un solo número del año 1890. el "número póstumo".

El Almacén de frutos literarios : Semanario de Palma tiene 5 números del año 1841; tres del año 1842; 34 de 1843; 52 de 1844 y 9 de 1845.

El 1 de junio de 1842, Quadrado se trasladó a Madrid a probar fortuna como dramaturgo. No tuvo suerte y se defendió económicamente como articulista en prensa. Mantiene correspondencia con Tomás Aguiló, la cual se puede encontrar en el Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana (BSAL), de 1925 (1924 - 1925), recogida por Antonio Pons con el título "En Quadrado a Madrid", 1841 - 1846.

Unos pocos meses después de cerrado el semanario "La Palma", llegan a Mallorca Parcerisa y Piferrer, quienes se ponen en contacto con Furió, Bover y también con Tomás Aguiló, Montis y Quadrado. De esta relación, hacia 1848 en que muere Piferrer, Quadrado se encargará de la redacción de los "Recuerdos y Bellezas de España". Su estancia en Madrid no fue inútil pues le puso en contacto con escritores que formarían la vanguardia intelectual de España.

portada

Pero mi objetivo hoy era simplemente enlazar con el semanario "La Palma", del que necesitaría algún estudio.

El país empezó á percibir en La Palma sus propios latidos y a tener conciencia de sí mismo; La Palma inició el mallorquinismo. Brotó en el punto de enlace y compenetración de la patria pequeña y la patria grande; de entrambas recibió su savia; el sello español y el sello indígena aparecen en sus páginas mezclados y confundidos; y en tal concepto, vino á representar á priori el equilibrio que en Mallorca oponemos á las exageraciones regionalistas y á la estolidez centralizadora que pretende mutilarnos en aras de la uniformidad, la más antinacional, á nuestro juicio, de todas las manías.

Por eso, en el día de hoy; quincuagésimo aniversario de la fundación de aquel periódico, hemos querido conmemorarla, reuniendo nuestras firmas en otro número del mismo, aunque sepamos que nuestra Palma no será inmarcesible como la antigua; y consagrar un recuerdo y un homenaje á sus ilustres redactores, D. Tomás Aguiló y D. Antonio Montis, que ya descansan en la paz de Dios, y D. José María Quadrado, el maestro de todos, que tanto ha contribuido al crecimiento y frondosidad del patrio laurel, regándolo con los sudores de su laboriosa existencia, y de quién tanto esperamos todavía sus admiradores.

Descubrámonos, sí, ante esos nombres ilustres.

Juan Alcover: "1840 - 1890" , en el Número póstumo de La palma : semanario de historia y literatura (1890)

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar