Alta mar

Contacto

Fiestas de la Mare de Déu de la Salut, Palma 2010

fabian | 31 Agost, 2010 13:32

Ya está on line el programa de las fiestas de la Mare de Déu de la Salut, 2010

cartel

Declaración BIC Conjunto histórico de Biniaraix (Sóller - Mallorca)

fabian | 31 Agost, 2010 10:44

Declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, a favor de Biniaraix

Fuente: BOIB núm. 127 (pdf)
Fecha publicación: 31/08/2010

 (Segueix)

Trasatlánticos que, en sus rutas mediterráneas, unieron Palma con Nueva York

fabian | 30 Agost, 2010 10:09

La historia de la navegación en las islas Baleares tiene muchos capítulos. Uno de ellos lo cuenta Manuel R. Aguilera en el suplemento Almudaina del Diario de Mallorca del 29/08/2010, en el artículo "Los trasatlánticos que nos unieron con Nueva York", referiéndose a los trasatlánticos "Independence" y "Constitución" que en sus rutas por el Mediterráneo, unieron Palma con Nueva York en los años 50 y 60 del siglo XX.

trasatlántico Constitución

El día 12 de abril de dicho año [1951] empezó [el "Independence"] su línea regular, que era en principio de Nueva York a Gibraltar, Nápoles y Génova. El 25 de junio comenzó sus singladuras el Constitution en la misma línea. En esta época los primeros meses del año eran utilizados por uno de los dos barcos para hacer un gran crucero. Así, al principio, prácticamente todas las visitas que tuvimos suyas eran en la realización de dichos viajes. Por ejemplo, en 1952 nos visitó el Independence dentro de un crucero hasta Turquía, Israel y Egipto, siendo obsequiados los pasajeros con una exhibición folklórica en el Castillo de Bellver; en 1954 en otro de 65 días y 19.000 millas que le llevó hasta la India y Ceilán; y en 1955 dentro de un crucero de 57 días y 12.000 millas por el Mediterráneo, donde visitó por primera vez un puerto de detrás del telón de acero, concretamente Dubrovnik.

Otro artículo de Manuel R. Aguilera que conviene guardar pues es una pieza más del puzle sobre la historia de la navegación.

Fuego y mar

fabian | 29 Agost, 2010 20:29

El sonido del motor señala su presencia: vuelo plano, ondulación en busca de un pasillo marítimo por el que bajar altura e introducir su panza bajo la superficie marina y luego elevarse y poner rumbo hacia el fuego. La tarde, neblinosa, era plácida. Su ronroneo hizo levantar las miradas y buscar inutilmente entre las brumas la humareda del fuego, no visible desde la distancia. ¿Dónde? No se sabe, pero no muy lejos. Sólo la dirección de donde viene ofrece un indicativo excesivamente impreciso. Silencio en la playa, quizás se piensa en los bomberos que estarán con su esfuerzo luchando contra el fuego. Los minutos transcurren lentos y de nuevo se oye el motor y en segundos un nuevo giro, baja hacia el mar y se pierde en la lejanía. ¿Cuántas vueltas ha dado ya?, ¿cuántas idas y venidas? A media tarde, pasa por encima de la playa, ya no ha girado para recargar su panza y vuela ya hacia el regreso a su aeropuerto. Sabemos, con ello, que su misión ha terminado; que el fuego probablemente ya esté controlado y la mirada, agradecida, persigue su silueta hasta que se pierde de vista.

¿Por qué, siempre en verano, hay alguna tarde o mañana en que estos aviones se ven forzados a realizar su tarea? No lo sé. El mundo es como es y no como nos gustaría.

Dos mundos contradictorios: el perezoso de la playa y el esforzado en la lucha contra el fuego. Mundos opuestos y ambos reales, presentes los dos en el aquí y en el ahora.

Del proyecto sobre la Playa de Palma

fabian | 26 Agost, 2010 16:21

No hace ni siquiera un mes cuando se presentó el proyecto que el Consorcio propone. Yo no me entero apenas de muchos temas, pero las primeras palabras eran prometedoras; claro que sólo hablaban de intenciones y ocultaban informaciones importantes. A las primeras de cambio, salta la alarma pues, de primera tacada, la propuesta está en echar abajo unos noventa edificios particulares y un hotel; que en las siguientes tacadas llegarían a ser unos cuatrocientos edificios particulares. Cuando sólo se comunicaban las intenciones, hablaban de modernizar la planta hotelera, pero nada sobre las viviendas particulares.

Alzados los vecinos en alerta, parece que - de palabra (que se las suele llevar el viento) - los partidos políticos les comprenden y que "intentarán modificar el proyecto". Realmente estos partidos se están ganando su baja popularidad y no parecen de fiar.

La prensa indica que ARCA elaboró un informe para el Consorcio indicando los valores arquitectónicos y patrimoniales de la zona, informe del que parece no haberse hecho caso; informe que desconocemos - no está al alcance de - los ciudadanos.

El Consorcio, en su web tiene un apartado de Comunicación ciudadana en el que presenta Boletines ¿informativos?. Repaso los últimos y las respuestas ya del Director del Instituto o del Presidente de la Asociación de Vecinos de Can Pastilla son tan generales que me hacen sospechar que desconocen el proyecto. Pero no encuentro en estos boletines ningún tipo de información que trate sobre los valores patrimoniales de la zona ni sobre edificios que se consideren valiosos ni sobre la historia del lugar ...

ARCA, en La remodelación de la Playa de Palma destruye Patrimonio. ARCA propone evitarlo (26/08/2010) habla de algunos elementos patrimoniales:
"Casa rural, casa de rompedores de piedra, casa de salineros, molinos y canteras todo ubicado al oeste de la zona húmeda de Ses Fontanelles junto a la entrada de la autopista. Estos elementos, sencillos y únicos, ya fueron objeto hace un año por parte de ARCA de una propuesta de protección con un informe aconsejando un itinerario cultural y paisajístico. La contestación del consorcio ha sido ignorarlo. De hecho, proponen la construcción de un macrocentro de ocio y comercial encima."
De chalets de los años 30 y 40; de las canteras de marés, etc.

A mí hay una idea que me preocupa: por lo general los ciudadanos (yo, al menos) tenemos un enorme desconocimiento sobre el patrimonio de la ciudad. Lo grave no es esto, lo malo es que no hay sistemas informativos adecuados a los que acceder donde pueda hallarse información. Me hubiera gustado encontrar una web de una asociación de vecinos de Can Pastilla o del Arenal (o de cualquier barrio de Palma) que informara sobre los valores urbanos, arquitectónicos o medioambientales de su zona. De igual manera, me gustaría que todos esos informes patrimoniales fueran de dominio público y estuvieran a nuestro alcance en la Red - es decir, accesibles desde cualquier lugar y en cualquier momento - y, si están pagados con dineros públicos, en las lenguas de los ciudadanos y no sólo en una única lengua impositiva.

Las administraciones se preocupan por que los turistas tengan información, ¿pero se preocupa por que los ciudadanos conozcamos los edificios catalogados, que sepamos cuándo se construyeron o quiénes fueron sus arquitectos? La ciudad nos es desconocida en estos temas por falta de información adecuada.

Ha tenido que estallar el conflicto para que nos llegara alguna - y por ahora insuficiente - información sobre los valores patrimoniales de esa zona de la ciudad. ¿Y hasta ahora no se había estudiado y conocido? Posiblemente sí, pero la información no llega. No hay canales. Las asociaciones vecinales desconocen qué hay en su barrio y, si alguna información tienen, no es pública. Sobre los parques, las avenidas, los edificios singulares. Encontrar alguna información es difícil si no imposible. No hay todavía ninguna web de referencia sobre el patrimonio palmesano. Se hacen reformas de las plazas y calles (Plan E, por ejemplo) y no queda constancia pública del año, urbanista, fotografías del antes y después, de las esculturas, del arbolado ... Una vez se hizo un tríptico (de Ses Quatre Campanes) de una reforma en el que se contaba la historia del lugar, ¿está en alguna web oficial?

Reforma de la Playa de Palma. A ver si los ciudadanos podemos llegar a conocer algo de su historia y sus valores patrimoniales sin necesidad de acudir a este tipo de centros que ahora ponen y los llaman algo así como de "interpretación". De los nombres de los hoteles, no se preocupen, que estos ya los muestran en grandes letras.

El naufragio del 'Luigina Gi', 1917

fabian | 25 Agost, 2010 16:51

La Primera Guerra europea (1914 - 1918) impulsó, como si fuera un renacimiento, la navegación a vela. La embarcación protagonista de esta historia es el "Luigina Gi", un tres palos italiano del que no tengo más información que, en febrero de 1917, transportando tejas y baldosas desde Marsella a Cuba, rompió el timón cerca de las costas de Mallorca y, arrastrado por los vientos norteños - aquilones los llamó Espronceda - embarrancó en el lugar llamado Punta del Águila, en la costa oeste mallorquina, cercana a Bunyola.

Esta historia la recojo de un anuncio o espacio publicitario (sólo en Catalán) que publicita la Sierra de Tramuntana mallorquina, la cual, entre algunas bondades, también ha sido lugar de naufragios - aunque creo que no de muchos -. Tengo dudas sobre qué costa de la isla ha sufrido más naufragios. Sí es cierto que en toda esa costa hay pocos lugares de abrigo a la navegación.


Punta de s'Àguila (foto de Gabriel Lacomba)

Así que el naufragio fue el día 7 de febrero de 1917, ocasionado por avería, que no por ninguna acción bélica. Dos carabineros que custodiaban aquella zona dieron el aviso en una población cercana, Bunyola las posesiones cercanas como Son Bunyola, conocida también como Cases de Bunyola, - hay que tener en cuenta que hasta más de la mitad del siglo XX, no ha habido poblaciones costeras en Mallorca, salvo las amuralladas Palma y Alcudia, ambas al fondo de sus respectivas bahías -. Así que las pocas embarcaciones que había en es Port del Canonge se echaron a una mar en temporal en auxilio del velero italiano, el cual tenía 15 tripulantes. Diez de ellos se lanzaron al agua con la intención de llegar a nado hasta las rocas. Uno solo lo consiguió, pero llegó tan exhausto que murió sobre ellas. Las embarcaciones de pesca mallorquinas lograron salvar a los cinco tripulantes que se habían quedado sobre el velero. Eran cuatro italianos y un norteamericano y, ya en Bunyola Cases de Bunyola, fueron atendidos por el médico de Valldemossa y fueron provistos de ropa y calzado.

El "Luigina Gi" quedó embarrancado unos días hasta que otro temporal lo destrozó. Años después, unos buzos intentaron rescatar lo que pudieron del velero, consiguiendo la carga y una gran parte de la embarcación. Su campana fue entregada a una posesión en cuya torre aún suena.

He buscado en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica algún periódico de febrero del 17 que portara la noticia y no lo he encontrado. Parece ser que el acontecimiento pasó inadvertido para la prensa y que sólo en Bunyola las cercanías de donde se produjo el naufragio, se conoció y ha pasado de una generación a otra oralmente hasta que Tomàs Vivot en el libro "Son Bunyola, una mar de noms" (1999) recogió la historia del naufragio del "Luigina Gi".

De médicos y hospitales (Son Dureta)

fabian | 24 Agost, 2010 16:39

La historia de hoy es debida a una equivocación: en el artículo Antonio Roca i Flaquer, médico epidemiológico, en Baleópolis puse una imagen que, según me indica un descendiente de este médico menorquín, no corresponde al personaje. Tiene la amabilidad de enviarme la imagen que le corresponde y el enlace a la biografía de este doctor en la Viquipèdia. Cambio la imagen con cierta satisfacción pues creo que esta posibilidad de enmendar una equivocación es factible en Internet.

En la página de la Viquipèdia consulto los enlaces y me encuentro con una revista en pdf que desconocía. Es la revista Metges. En el ejemplar número 45, correspondiente al año 2003 hay un artículo escrito por Miquel Àngel Limon Pons titulado "Roca i Flaquer: el doctor de les epidèmies" que lleva como antetítulo o serie de la que es una parte, "Metges al microscopi".

Doctor Antoni Roca i Flaquer
Antonio Roca i Flaquer, médico epidemiológico, en Baleópolis

Los médicos son personas ilustradas con intereses culturales varios y amplios. Por lo que encontrar esta revista editada por el COMIB (Colegio Oficial de Médicos de las Islas Baleares) me alegró y, también, pensé que podía ser una fuente de información importante pese a que no es una revista de divulgación sino una revista profesonal. Actualmente está on line hasta el número 68.

Cuando hace unos meses busqué información sobre el hospital de Son Dureta, no fue mucha la información que encontré. Peor fue cuando publiqué El jardín del Instituto de Sanidad, pues este edificio es más antiguo. También noté a faltar algún artículo que tratara en general sobre los hospitales de Palma o de Mallorca. ¡Qué poca información hallé!, me produjo extrañeza.

La revista Metges nº 45, del año 2003 cuando aún no estaba decidida la construcción de un nuevo hospital, publica un reportaje titulado "Un Hospital con Historia": "Son Dureta, casi cincuenta años de vida y de controversia". En este reportaje hay artículos, entrevistas, documentos gráficos, etc. De entre ellos recojo un artículo escrito por Juanjo Sánchez que cuenta lo que ha sido este complejo hospitalario.

[Son Dureta] Un hospital con historia

El centro sanitario de referencia de Balears, que comenzó siendo ‘la residencia’ y ahora conocemos como ‘Son Dureta’, carga una larga historia sobre sus espaldas, acumulada en casi cincuenta años de vida. El hospital se ha ido adaptando durante el transcurso de los años a las modernas tecnologías y a las nuevas formas de aplicar la medicina y de gestionar la sanidad pese a que no ha podido acomodar sus obsoletas infraestructuras a las necesidades impuestas por la sociedad. Cumplidos más de 45 años en servicio, el Hospital Universitario Son Dureta requiere con urgencia un cambio, fundamentalmente en su estructura arquitectónica, algo que se viene reclamando y planificando desde hace dos décadas y que ahora se ha plasmado en un ambicioso proyecto de reforma, aún cuando éste no gusta a todos. Muchas son las voces que demandan la construcción de un nuevo hospital, al considerar que la ampliación del existente hará muy difícil la atención y la estancia a los pacientes.

Un largo camino

El hospital de referencia de Balears, en la actualidad Hospital Universitario Son Dureta, comenzó a construirse en el año 1953 y se puso en marcha el 15 de septiembre de 1955 con Luis Zoreda Landeta como primer director, quien ocupó el cargo durante casi 20 años, hasta el año 1973. El proyecto arquitectónico lo realizó el arquitecto Martín José Marcide, y recibió el nombre de Residencia Sanitaria Virgen de Lluc, de manera que en aquella época el centro era conocido popularmente como ‘la residencia’. No fue hasta 1987 cuando pasó a denominarse Hospital Son Dureta, y desde el año 1992 se llama Hospital Universitario Son Dureta (HUSD). El centro sanitario nació con unas 150 camas hospitalarias y 150 trabajadores, lo que contrasta con las más de 900 camas y 3.600 trabajadores existentes en la actualidad. Al principio, algunas plantas del hospital estaban vacías de enfermos, ya que estaban destinadas a residencia de enfermeras.

Residencia sanitaria

Según explica el ex jefe del Servicio de Traumatología de Son Dureta, Eduardo Jordá, que trabajó casi desde sus inicios en el hospital y que en la actualidad elabora una historia documentada del centro, en la época se desterró por parte de los gobernantes la nomenclatura hospital, ya que se consideraba que "era el sitio donde iban a morir los pobres", recuerda Jordá. El concepto de hospital fue denostado en Son Dureta hasta que llegó el doctor José María Martínez Estrada, según recuerda Jordá, ya que con él llegó también la jerarquización de los servicios, en noviembre de 1969, algo que supuso "una revolución sanitaria", resalta.

La inauguración de la Residencia Sanitaria Virgen de Lluc tuvo lugar unos meses más tarde de su puesta en funcionamiento, concretamente el 6 de junio de 1956, a cargo del entonces vicepresidente del Instituto nacional de Previsión, Alejandro Rodríguez Valcárcel. En el discurso de inauguración de Rodríguez Valcárcel, que duró más de una hora, la única referencia a los médicos fue la de este pasaje:
"...Permitidme que me dirija a los facultativos del Instituto Nacional de Previsión, que elegidos para el mejor servicio, han de ser conscientes del deber que han contraído y, aún cuando lo sepáis, yo me permito recordarlo: desde el ordenanza que abre la puerta hasta el más alto cargo, pasando por los que en el quirófano por la gracia de Dios salvan la vida a nuestros hermanos, no pongáis en vuestro cargo sentido de rutina o de burocracia sino, por el contrario, toda sencilla y humana cordialidad que tengamos para sabernos en la punta de la vanguardia para la conquista de la justicia social".

revista

Inicios difíciles

En sus inicios Son Dureta contaba tan sólo con dos médicos residentes, ya que los otros no trabajaban en el hospital sino que acudían al centro cuando tenían que visitar u operar, y cobraban por acto médico. Según relata el doctor Jordá, en aquellos inicios se pretendía por parte de las autoridades que los hospitales públicos "fueran considerados como clínicas privadas", por lo que asegura que "los médicos iban a hacer la peor medicina posible, ya que lo que hacían era ir al hospital a ver al enfermo y marcharse". Además de los dos residentes, el centro hospitalario contaba con 47 enfermeras (la mitad de las cuales residían en el hospital) y 13 hermanas de la caridad, monjas pertenecientes a la orden de San Vicente de Paúl que también residían en Son Dureta.

Los servicios y las urgencias como tales no existían al comienzo de la andadura de Son Dureta, de manera que las urgencias sólo estaban consideradas para casos de pacientes quirúrgicos y partos distróficos. De hecho, la asistencia urgente que se prestaba al principio se hacía después de que el médico de cabecera lo indicara con un volante de ingreso. La masiva llegada de enfermos sin volante pidiendo asistencia urgente cambió, al cabo del tiempo, el concepto de la atención en casos de emergencia. Así, el Servicio de Urgencias sólo llegó como consecuencia de la jerarquización, recuerda Eduardo Jordá. Antes de la apertura de la Residencia Sanitaria, centros privados como la actual Clínica Rotger [entonces "Mare Nostrum"] jugaban un importante papel en la respuesta a la demanda sanitaria existente en aquel momento.

Al poco tiempo de ponerse en funcionamiento el hospital, en el año 1960, se fundó en el centro sanitario la Escuela Universitaria de Enfermeria Virgen de Lluc y en 1976 el hospital recibe la acreditación docente para la formación interna de postgrados (MIR). Hasta el momento, Son Dureta ha formado a más de 2.600 enfermeras y a unos 900 MIR. También en el año 1976 el Hospital Virgen de la Salud, ubicado en la barriada palmesana de Es Viver, pasa a depender del complejo hospitalario, que se ve aumentado en 1978 con la entrada en funcionamiento del nuevo pabellón B u hospital materno infantil, si bien unos años antes se había construido y estaba en funcionamiento el edificio de consultas externas o pabellón K, denominado edificio Félix Sánchez.

Nuevas formas de gestionar

Uno de los cambios más significativos en el funcionamiento de Son Dureta llegó en 1986, fecha en que el organigrama del hospital cambia radicalmente y, por consiguiente, el planteamiento de su gestión. Hasta ese año dirigían el hospital un director, un administrador y un jefe de enfermería. Con los cambios introducidos en aquel momento, el centro pasó a tener un director gerente del que dependían la dirección médica, de enfermería, de gestión y la de servicios generales. Este fue un cambio cualitativo y conceptual en la gestión de los hospitales, que tuvo sus defensores y sus detractores, pero que al final se ha impuesto. En 1989 se crea el Plan Director, con el fin de adaptar el hospital a las nuevas necesidades de capacidad, técnicas y asistenciales.

Pero los cambios en la gestión de Son Dureta hubieran podido ser aún mayores de haberse materializado la idea del Insalud de convertirlo en una fundación sanitaria. Fue el último director territorial del Insalud en Balears, Javier Rodrigo de Santos quien defendió esta posibilidad a principios de 1999. Rodrigo de Santos, que siempre dijo anteponer el consenso y el diálogo con los profesionales para reconvertir en fundación Son Dureta, aseguraba en aquel momento que "sería de una temeridad importante renunciar a la gran cantidad económica que supone la facturación a terceros que va a parar a la Tesorería General de la Seguridad Social". La fuerte oposición de los sindicatos y asociaciones profesionales provocaron que el gobierno central diera marcha atrás en sus intenciones, aunque finalmente sí que optó por el modelo de fundación para gestionar el nuevo Hospital Son Llàtzer.

El centro sanitario de referencia en las Islas ha ido adquiriendo cada vez una mayor cartera de servicios. La más importante en los últimos tiempos ha sido la cirugía cardíaca, que ha puesto en marcha el doctor Oriol Bonnín coincidiendo con la llegada de las competencias de sanidad a Balears.

Son Dureta se encuentra ahora en un proceso de profunda transformación tras la entrada en funcionamiento de la Fundación Son Llàtzer, el rediseño asistencial de las áreas que lleva a cabo el Ib-Salut como consecuencia del cambio de actividad del Complejo Hospitalario de Mallorca y el Plan Director de reforma del centro que está a punto de ser adjudicado.

Juanjo Sánchez: Un largo recorrido (págs. 24 y 25)

Ahora necesitaría encontrar una historia de los hospitales que ha habido y hay en Palma.

Baleópolis VI (segundo cuatrimestre 2010)

fabian | 23 Agost, 2010 15:49

Continúo recogiendo enlaces al suplemento Baleópolis, Ciencia y tecnología en las islas, que publica el diario El Mundo los martes. Como en Baleópolis V (año 2010, primer cuatrimestre) completé abril, continúo con los meses de mayo, junio y julio, con lo que termina el curso escolar.

Mallorca, el km 0 de la energía eólica

En este contexto [crisis energética de los 70], muchos países empezaron a desarrollar políticas energéticas que buscaban el ahorro y la diversificación y comenzaron a potenciar otras fuentes alternativas. Despegaban las renovables.

En España la respuesta fue el viento y, quizás, lo que muy pocos saben es que el primer kilovatio eólico de nuestro país se produjo en Mallorca con el viento de la bahía de Palma. "El responsable fue un aerogenerador de 22 KW de la marca WIND MATIC, importado de Dinamarca, que se conectó a la red de GESA en marzo de 1982 y que fue el precursor del primer parque eólico de España dos años más tarde".

Elena Soto: Mallorca, el km 0 de la energía eólica

Los molinos de Sant Jordi

Su proyecto [de Paul Bouvy]consistía en un sistema de canalizaciones que comunicó los estanques con el mar en 1847. Además, el holandés promovió la instalación de un molino de viento, con rueda de paletas, para ayudar al desagüe. El primero de Mallorca con finalidad hidráulica y comenzó a funcionar el 25 de febrero. «Fue entonces cuando comenzó el verdadero aprovechamiento de los molinos de viento para la extracción de agua. Tras el de Bouvy el auge fue espectacular», afirma el ingeniero y presidente de la Associació Amics dels Molins de Mallorca, José Pascual Torrella, en su estudio "Enginyeria, turisme i sostenibilitat: l’exemple del projecte Molins de Campos".

El nivel de agua de los estanques bajó quince palmos. En los terrenos se cultivó trigo, cáñamo y hortalizas. Y las obras pudieron, incluso, con la gran inundación de 1849. Con aquel éxito bajo el brazo, Bouvy y Verniere intentaron llevar su proyecto a la Albufera de Alcudia pero el permiso no les fue concedido y pronto desistieron.

Laura Jurado: Los molinos de Sant Jordi

La era digital 'salva' el mar

Como si de una película se tratara, la huella de las sales de plata con las que durante décadas se revelaron miles de fotografías ha quedado grabada en los rizomas de la Posidonia, una planta que por sus características funciona como una especie de memoria del sistema biológico. A través de ellos los científicos pueden conocer no sólo su edad, sino también las trazas de metales que las actividades humanas o naturales han ido dejando en el Mediterráneo, pudiendo extraer la evolución histórica de las condiciones ambientales del agua.

[...] Durante dos años tomaron muestras de rizomas, entre 3 y 18 metros de profundidad, en 51 praderas repartidas a lo largo de la costa de todo el archipiélago balear.
"Cada pradera tiene su historia, comenta el investigador, y en muchos casos está ligada a las actividades de la zona costera. La presencia de cromo en las muestras de Ibiza y algunas de Mallorca tiene su origen en la industria zapatera y textil; el cobre está relacionado con las pinturas marítimas; y el plomo, por ejemplo, tiene índices más altos en zonas de mayor actividad portuaria, aunque en ningún caso estamos hablando de valores alarmantes.

Elena Soto: La era digital 'salva' el mar

El tótem del Mediterráneo

Entre 1873 y 1876 fundó, por fin, un laboratorio para la investigación marina en Roscoff en la Bretaña francesa y en 1882 el de Banyuls de la Marenda en la frontera hispanofrancesa. Una década después, la semilla de su viaje a Baleares comenzó a germinar. El oceanógrafo Odón de Buen visitaba entonces Banyuls con el propósito de crear un centro similar en las Islas. "Lacaze-Duthiers fue su pilar y maestro, quien le mostró las particularidades del Mediterráneo y la idoneidad de Baleares para crear un centro oceanográfico que permitiera su estudio", recordaba el director del Centro Oceanográfico de Baleares, Enric Massutí.

El francés le narró entonces –cual idílica odisea– su viaje a Mallorca y Menorca y se convirtió en el principal impulsor y fuente de inspiración del laboratorio de biología marina que De Buen proyectaba para Palma. El Gobierno autorizaba su creación por Real decreto en 1906 y el centro Biológico-marino de Porto Pi comenzó a construirse.

Laura Jurado: El tótem del Mediterráneo

Los senderos ocultos del agua

Las Islas Baleares dependen, en gran medida, de estos laberintos de agua que se esconden bajo la tierra; en ellas el líquido elemento no fluye en cursos superficiales, se filtra y acaba creando los acuíferos, esas intrincadas formaciones geológicas subterráneas, que a pesar de representar el 80% e nuestro abastecimiento, son todo un enigma.

Los recursos de este tipo de aguas en las Islas ascienden a una media de 400 hm3 anuales, es decir, lo que supuestamente se almacena cada año en nuestros acuíferos y que procede de la infiltración de la lluvia equivale a 1.600 campos de fútbol como el de Son Moix llenos hasta la bandera.

«Lo que más me ha llamado la atención, –comenta Rosa Maria Mateos, geóloga y responsable de la Oficina del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) en Baleares– es el desconocimiento general que existe sobre el mundo subterráneo, precisamente en una comunidad donde las aguas del subsuelo son el recurso hídrico más importante.

Elena Soto: Los senderos ocultos del agua

El geólogo subterráneo

Fue en el verano de 1910 cuando Paul Fallot llegó a Mallorca y le explicó [a Bartomeu Darder] su intención de levantar un mapa geológico de Baleares. «Estaba [Bartomeu Darder] aún en el instituto y ambos comenzaron las primeras salidas al campo. Si se matriculó en Veterinaria era porque le parecía más realista para ganarse la vida», asegura el Doctor en Ciencias Geológicas, Joan J. Fornós. Por eso, cuando trasladó sus estudios a Madrid, aprovechó para simultanearlos con los de Ciencias Naturales.[...]

En 1926 llegó el reconocimiento internacional de la investigación del mallorquín con el XIV Congreso Geológico Internacional. «Surgían las teorías de la geología estructural y la Serra de Tramuntana era uno de los mejores ejemplos de las estructuras en encabalgamiento. Eso puso a Mallorca en el punto de mira», añade el Doctor. De la mano de Darder llegaron a la Isla los más famosos geólogos.

Sin duda la investigación de las aguas subterráneas fue su otra gran faceta. En 1924 creó la Oficina Técnico-Jurídica de Aguas (OTJA) dedicada a los estudios hidrogeológicos. Entre sus trabajos, el de la disposición de las capas permeables y las impermeables para determinar los lugares en los que construir pozos.
Darder –zahorí científico en continuo tira y afloja con los de la varita– luchó contra algunas de las creencias más extendidas como la de que las aguas subterráneas provenían del mar y habían perdido la sal por filtración.

Laura Jurado: El geólogo subterráneo

Al recorrer los artículos uno por uno, aparece una visión de conjunto que ofrece una gran panorámica sobre los científicos en las islas Baleares. El panorama no es en absoluto pobre, presenta una gran riqueza, ya meteorólogos, médicos, naturalistas, geólogos, cartógrafos ... No, no es nada pobre y es digno de ser conocido. Un estudio así, de carácter divulgatorio, con esta amplitud, hacen que esta obra, Baleópolis haya de ser tenida muy en cuenta; máxime porque tras las palabras de las periodistas aparece la consulta a científicos actuales, especialistas en las materias de quien se habla. Muy buen enfoque. La presencia de estos artículos en Internet es fundamental, pues de esta forma, nos llega a todos en cualquier momento.

¡Ojalá continúe este suplemento en los próximos años escolares!

 (Segueix)

Baleópolis V (año 2010, primer cuatrimestre)

fabian | 19 Agost, 2010 16:00

Ya empieza a notarse que el verano camina hacia su fin y que el curso escolar está próximo. Y yo no he recogido los artículos de esta temporada pasada de Baleópolis, estupendos artículos sobre Ciencia y tecnología en Baleares, no sólo estupendos, sino que, en muchos casos, artículos que rompen el silencio, el mutismo en que gran parte de la historia y del acontecer cultural de las islas está sumido en cuanto a su divulgación en Internet y en su acercamiento a los ciudadanos. Por ello, no quiero dejar de relacionarlos y enlazarlos.

En Baleópolis IV recogía los artículos hasta diciembre del 2009. Así que comienzo con enero del 2010.

[Francesc Cardona i Orfila] Comenzó por compatibilizar su actividad sacerdotal con sus inquietudes científicas y acabó por hacer de éstas últimas una industria pionera con seda made in Alaior. [...] Sus tres volúmenes sobre entomología –entre ellos el Catálogo de los coleópteros de Menorca (1872)– recogían los nombres en latín de las especies, el que recibían en catalán y su hábitat. Por otro lado, su colección de moluscos fue durante mucho tiempo la segunda más importante de España en número de ejemplares sólo superada por la del Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

En 1881 Cardona i Orfila se convirtió en el representante menorquín de un proyecto que se extendió por todo el sur de Europa. Tras una epidemia que diezmó el cultivo del gusano de seda común en el continente, se implantaron numerosas granjas para la producción de seda salvaje a partir de una nueva especie: el Antheraea pernyi, por entonces denominado Attacus pernyi. [...] Pero las granjas menorquinas contaban con un problema añadido: la ausencia casi absoluta de robles, fuente de alimento del gusano. Ahí fue donde intervino el religioso. Su idea era que el Attacus pernyi cambiara su alimentación por las hojas de encina, un árbol abundante en Menorca. [...]

Laura Jurado: La ruta menorquina de la seda

En los últimos 50 años, el desarrollo urbanístico desordenado ha dejado tras de sí enormes heridas en la tierra, alterando el paisaje de forma irreversible. El auge del cemento y el declive de las montañas han estado, por desgracia, estrechamente relacionados. El método era tan sencillo como escoger un lugar idóneo para la extracción, arrasar la cobertura vegetal, demoler en poco tiempo muchos metros cúbicos de roca y cuando la explotación dejaba de ser rentable, abandonarla.

Este sistema depredador no sólo ha supuesto un impacto visual, ha afectado también a la flora y a la fauna y, en muchos casos, ha alterado los acuíferos y los cursos de agua, inutilizando pozos y cambiando el curso de torrentes. La falta de precauciones durante el proceso extractivo y tras el cese de la actividad genera problemas que persisten durante largos periodos de tiempo.

[...] Pero todavía quedan muchas cicatrices en el paisaje, canteras abandonadas que son, en el mejor de los casos, terrenos baldíos, algunas en zonas de interés ecológico y que urge rehabilitar para que puedan llegar a parecerse a lo que algún día fueron. Y restaurar las canteras inactivas es una de las actividades que está llevando a cabo Bioteam –una empresa que nació como una spin-off de Construcciones y Contratas Vijacal S.L.–, que ha sido creada para desarrollar toda una nueva área de negocio enfocada a los servicios medioambientales. [...]

Elena Soto: Esta montaña la pinto de verde

Francesc Andreu Femenías dio el pistoletazo de salida a la carrera eléctrica en Baleares. [...] participó en la implantación del teléfono en la isla y fue promotor y director de la S.A. de Automóviles de Menorca que introdujo el automóvil de vapor. En 1892 llegó el que sería su mayor logro: la creación de Eléctrica Mahonesa, la primera fábrica de electricidad de Baleares. [Nota: el relato es muy interesante pues a los pocos días de la inauguración de la electricidad, comenzó también la creación del gas de alumbrado, creándose una fuerte competencia entre ambos tipos de iluminación.]

Laura Jurado: La 'pole position' eléctrica

Para predecir el clima espacial hay varios satélites, como el SOHO (Solar and Heliospheric Observador) orbitando en los puntos de Lagrange –posiciones orbitales ideales para instalar estaciones espaciales–, que informan sobre la energía e intensidad del viento solar o si se dirige a la tierra una eyección de masa coronal.

La investigación de la actividad solar, sin embargo, no sólo responde a la necesidad de predecir, sino también a la de saber cómo funciona una estrella. En este sentido el grupo de Física Solar de la UIB comenzó ya en los 80 a estudiar las fulguraciones. «En estos años un satélite detectó que este fenómeno presentaba periodos de unos cinco meses –explica Ballester– y que inmerso en el ciclo solar de 11 años se producía un subciclo de entre 150 y 158 días de fulguraciones asociadas a manchas solares».

Este trabajo, publicado en 1998 en la revista Nature, fue el primer artículo científico de la UIB. En él se describía la interrelación entre el flujo magnético, las manchas solares y las fulguraciones, proponiendo una hipótesis para explicar estos fenómenos de la actividad solar

Elena Soto: El astro rey 'ruge' de nuevo

Baleópolis es un suplemento del diario El Mundo/Baleares extraordinario. Elena Soto nos va explicando las investigaciones científicas y tecnológicas que desde la islas se van realizando en la actualidad mediante artículos y entrevistas. Laura Jurado recoge la historia. Todo ello, interesantísimo y algo más: totalmente novedoso. Las instituciones oficiales no han conseguido hacer llegar a la población información científica o tecnológica de forma divulgativa, es decir, que los ciudadanos podamos entender y, también, que esté al alcance (vía Internet) y estas periodistas a través del suplemento peridístico, en papel y digital, lo están consiguiendo.

 (Segueix)

A la mar en carro (Bahía de Alcudia)

fabian | 18 Agost, 2010 15:12

Leía hace pocos días el artículo Els anglesos, el pont i s'Albufera de Mallorca en el que Climent Picornell cuenta la obra de Bateman en la albufera de Alcudia, no sé si ese proyecto propiamente era una desecación sino un saneamiento y explotación. Bien, el hecho es que, en la zona costera quedó el llamado Puente de los Ingleses (Pont dels Anglesos) mientras en el lado opuesto el Puente de Hierro (Pont de Ferro). A pocos kilómetros del Pont dels Anglesos hay una zona llamada Playa de los Franceses (Platja dels Francesos), del que desconocía el origen del topónimo, por lo que me quedé con el interés por averiguarlo. Bueno, es simple. En el año 1950 un belga creó el Club Mediterranée, un club dedicado al turismo con la originalidad que está basado en formar una especie de "tribu" con espacios individuales, casetas o chozas que son dormitorios y unos espacios comunales: comedor, cocina, aseos, lavandería, espacios deportivos, etc., de tal manera que el socio o afiliado al club encontraba en la "tribu" todos los servicios. Pues en el año 1950 el famoso Club Mediterranée se estrenó con unas instalaciones en la bahía de Alcudia, siendo los espacios individuales unas tiendas de campaña mientras que los espacios comunes eran de obra. Aproximadamente diez años estuvo este club en Alcudia pues a comienzos de los sesenta se trasladó a Porto Petro en Santanyí donde ha permanecido hasta hace poco. Pero sí quedó el topónimo Platja dels Francesos en aquella zona.

Muy cerca hay otro topónimo también muy reciente: Ciudad Blanca, llamada así por la construcción en 1965 de un edificio hotelero diseñado por el famoso arquitecto Sáenz de Oiza.

Recojo unos pocos conocimientos, muy puntuales, deslabazados, incompletos y que "con alfileres" conforman mi puzle mental sobre la Bahía de Alcudia. Es una visión a vista de pájaro, más en su historia que en su geografía.

La concepción que actualmente tenemos sobre el mar y la costa es muy diferente a la que se tenía hasta no hace muchos años. Hoy día hablamos de playas paradisíacas y paisajes maravillosos. El valor estético que hoy damos al entorno denominándolo "paisaje" es muy reciente. Durante siglos el mar y la costa era un peligro, así como el sol (tomar el sol) y los baños de mar posiblemente fueran inconcebibles. Por poner una fecha, 1830, cuando Francia invade Argelia. Fecha que supuso el fin de la piratería en el Mediterráneo, aunque ya habían menguado notablemente pocas décadas antes los ataques costeros. Acercarse a la costa era un peligro y las poblaciones vivían kilómetros alejadas del mar y las costeras, como Palma o Alcudia, estaban fortificadas. Hacia 1860 se realiza el saneamiento de la albufera de Alcudia, pero también se produce otro acontecimiento que afectará a las costas de Mallorca. Una ley de 1868, durante el reinado de Isabel II proporciona unas ayudas para la creación de unas colonias agrícolas. Las ayudas están relacionadas con la distancia a las poblaciones cercanas, a mayor distancia, más ayuda económica. Entre 1874 y 1891 fueron aprobadas en Mallorca nueve colonias. Una de ellas, la Colonia de Gatamoix, fue solicitada en 1876 por la compañía inglesa que trabajaba en la albufera de Alcudia y funcionó hasta 1897, cuando ya era propietario Juaquín Gual de Torrella. Creo que de ella no queda nada.

La ley de las colonias agrícolas exigía que se creara una población nueva con un mínimo de habitantes; según fuera la cantidad de estos variaban las ayudas que recibían. Otra colonia fue la del Carmen, en Manacor, Fundada en 1888, es la actual Portocristo. En Felanitx, la Colonia de Can Alou y Plà de la Sinia, de 1877, se integró en Portocolom. En Ses Salines, en 1886, el marqués de Palmer, Jordi Descatllar, funda la Colonia de Sant Jordi.

En la Bahía de Alcudia, los hermanos Mateu y Andreu Homar, de Alaró fundan en 1880 la Colonia de Sant Pere de Artà; en ella se establecieron 108 familias de distintas procedencias.

plano
Plano de la Bahía de Alcudia (1892)

Pasamos por delante de la bahía de Pollensa, vimos una bandada de gaviotas, y entre ellas el Puffinus anglorum o Pufino común, que buscaban su alimento y que echaron a volar al acercarse el vapor. Después de pasar el cabo Pinar y el de Menorca, entramos en la espaciosa bahía de Alcudia, donde fondeamos a una regular distancia de la tierra.

Habíamos llegado al término de nuestros anhelos; y aunque sabíamos que la importancia de Alcudia había disminuído mucho por la gran miseria ocasionada por la proximidad del gran pantano, sin embargo como punto de escala de los vapores y correos, nos habíamos figurado que la ciudad y el puerto estaban más en armonía con la civilización; pero nada encontramos. Sólo se presentó a nuestra vista un extenso arenal, a lo lejos las montañas que constituyen la bahía, cuya capacidad es tal que pudiera abrigar las mayores escuadras conocidas; a su orilla una casilla sin ventanas, dos lanchas, un par de barquichuelos uno de ellos sumergido, y por último nuestro buque, era cuanto podíamos divisar. Parecía al pronto que nos encontrábamos en una lejana costa de la India, en vez de hallarnos en Europa. (*)

H. A. Pagenstecher: "La isla de Mallorca. Reseña de un viaje" (1867)

El libro "La isla de Mallorca. Reseña de un viaje", publicado en 1867, es la reseña del viaje que dos científicos, Hermann Alexander Pagenstecher, el autor del libro, y Robert Wilheim Bunsen (el inventor del mechero de laboratorio) realizaron a Mallorca en 1865. El vapor "Menorca" no atracó en ningún puerto, fondeó en la bahía y los dejaron en el arenal (ver: Dos científicos alemanes viajan a Mallorca en 1865)

"En el siglo XIX había dos barracas de marineros, una de las cuales pertenecía a Jeroni Fuster - Picafort - del cual tomó nombre el núcleo. En 1890, el médico de Santa Margalida, Joan Garau, adquirió la finca donde se encontraba la barraca de Jeroni Fuster y construyó la primera casa veraniega. Posteriormente se estableció la familia Mandilego. Entre 1908 y 1909 se produjo la primera concentración relevante de habitajes" (Traducción muy libre de la voz Can Picafort del tomo XIII de la Gran Enciclopedia de Mallorca)

En 1919, el ornitólogo Phillip W. Munn se hospeda en el confortable "Hotel Marina" del Puerto de Alcudia.

Posiblemente fuera ya en esta primera década del siglo XX cuando, por primera vez, los mallorquines se acercaran al mar, precisamente en la festividad de la Mare de Déu d'Agost. "Anem a la platja en carro".

Anotaciones, pinceladas, piezas sueltas de un puzle complejo que no estaría mal completar. Creo que la bahía de Alcudia fue la última zona de Mallorca en urbanizarse y lanzarse al turismo

Como recuerdo personal: En 1970 - quizás el siguiente, no estoy seguro -, Margarita y yo comenzábamos relaciones. Los compañeros de Margarita del instituto de Sa Pobla quisieron conocerme y organizaron un día en la playa de Alcudia, en la zona llamada "Es Front". Consiguieron un grupo de carros tirados por mulas y un buen arroz en la playa. La carretera, desde Sa Pobla a la bahía recibe diversos nombres, de Can Blau, de ses Sinies, d'en mig. Atraviesa es Pont de Ferro y rodea la albufera. Aunque de niño creo que monté una vez en carro en Santanyí, es la única vez que en ese tipo de vehículo he recorrido un trayecto largo. Incluso se hicieron carreras. No existía aún la central des Murterar y no había apenas tráfico. Fue muy divertido y emocionante.

Jornada de la Cultura Judía

fabian | 18 Agost, 2010 06:53

El próximo día 5 de septiembre se celebrará en Palma la décimo primera Jornada Europea de la Cultura Judía.

Lo Carromato es un grupo mallorquín de música Klezmer

ARCA Llegat Jueu anuncia diversas actividades no sólo para ese día sino para gran parte del mes de septiembre. Así habrá un concierto de música Klezmer el día 4, exposición de cómics de temática judía el día 5, un ciclo de cine, visitas guiadas a la sinagoga, así como al barrio medieval, una exposición bibliográfica, un mercadillo, exposiciones fotográficas, etc.

cartel
programa de actividades; web: ARCA Llegat Jueu

La Asunción, 2010

fabian | 17 Agost, 2010 11:03

La tarde de ayer, día 16 de agosto, no era excesivamente calurosa por lo que, a hora temprana para algunas personas, pero adecuada para nosotros - hacia las cinco y media de la tarde - salimos Margarita y yo a visitar algunas de las vírgenes yacentes - llits de la Mare de Déu - de Palma. Indicar la hora no es superfluo pues no hay más remedio que amoldarse al horario en que abren las iglesias de Palma, a las seis de la tarde y a las ocho algunas iglesias conventuales. Así que al pasar por la iglesia de Santa Cruz, ésta estaba cerrada y proseguimos nuestro camino hacia la calle de la Paz donde está can Weyler, la sede de ARCA.

Cada año se presenta en esta sede un montaje artístico para esta celebración. Este año lo ha realizado la artista griega Euphrosyne Doxiadis, con música de tipo oriental - bizantina - de Oluf Dimitris. Un juego de luces representan la mar y, sobre ella, un lecho con flores de cerámica. Sobre el lecho una virgen yacente, la de Porreres (Mallorca), extraña imagen que a mí me parece oriental, ya egipcia o griega. Una música tranquila y también extraña - en el sentido de poco oída - acompaña el montaje. El conjunto resulta bello. La artista lo ha llamado "La Verge de les Illes":

virgen
"La Virgen de las Islas" en la sede de ARCA

"La estatua poética mutilada de la joven Virgen de las Islas ha estado viajando hasta nuestros días a través de las olas misteriosas del tiempo, rota y serena. Está cargada del amor y las oraciones, las esperanzas y la gratitud de cerca de cinco siglos de la gente de esta isla. Cuando el anónimo escultor antiguo la hizo de corcho y yeso -ligera para las procesiones- la dotó de una fuerza espiritual que trasciende la realidad y llega a lo divino. Con materiales humildes le dió gracia, inocencia y una presencia que afecta a los que están en su presencia como una suave brisa que viene del mar, refrescante y vivificante".

"Me siento muy emocionada cada vez que estoy en su presencia. Haber sido invitada por la Fundació Amics del Patrimoni para hacer un tálamo para esta obra maestra de la cultura mallorquina me ha llenado de un enorme sentido de responsabilidad y humildad. De repente comprendí mis predecesores y compañeros artistas a través de la historia, que han trabajado para la Gloria de la Virgen María. El tálamo que he hecho se ha traído a Palma desde Paros en los picos de las gaviotas del mar Egeo que vuelan alrededor de las islas y ven desde el cielo a una joven Mujer flotando dormida sobre el mar azul claro. Le doy las gracias a Ella. Gracias también al escultor desconocido, al mar que compartimos y a las gaviotas del Mar Mediterráneo"

Euphrosyne Doxiadis en LLIT DE LA MARE DE DÉU 2010 "La Verge de les Illes" (ARCA, 10/08/2010)

virgen
Virgen yacente de Porreres (Mallorca)

Tras saludar a Biel Barceló, quizás quien más conoce toda la temática de estas vírgenes yacentes y autor de varios artículos importantes, como embARCA't: Les processons de la Mare de Déu Morta (13/08/2009) y embARCA't: "Estilística dels Llits ciutadans" (20/08/2009). Ojalá nos ofrezca algún artículo más este año.

Margarita y yo proseguimos nuestro camino, ahora hacia la iglesia de San Nicolás.

virgen
Virgen yacente de la iglesia de San Nicolás (Palma)

¿Qué decir de esta imagen que, según leo, es del siglo XVIII? Aparte de las sandalias romanas que calza, hay dos detalles que me llaman la atención y que incluso me emocionan, La cara no es la de una joven, es la de una mujer adulta; su cabello al descubierto, me aparece como inicialmente canoso; es un cabello que indica un cierto sufrimiento. Su tez, además, blanquecina, pálida, confrontada a la sonrosada de los ángeles del conjunto muestra la muerte. Tiene realidad, pese a que las manos estén unidas por sus palmas, lo que no me parece propio tras la defunción. El otro detalle, ya no emotivo es la corona en la que no sólo sobresalen los rayos con sus estrellas en el extremo, sino que muestra una - no sé cómo se llama - especie de aureola coloreada.

virgen
Virgen yacente de la iglesia de San Nicolás (Palma)

Margarita y yo proseguimos nuestro camino. Nos encontramos la iglesia de Santa Eulalia cerrada, por lo que seguimos hacia la iglesia de San Francisco.

Intento hacer las fotografías sin flash, pero de esa forma no muestran las imágenes los hermosos colores. La penumbra de las iglesias no facilita la observación de estas preciosas vírgenes que exigen ser miradas con cierta meticulosidad, facilitada en la fotografía. No sólo es la cara o la postura corporal, las vestimentas son también muy interesantes no sólo por su cromatismo sino por los dibujos que las adornan.

La Virgen de San Francisco muestra unos ojos semiabiertos en una cara de mujer joven.

virgen
Tálamo en la iglesia de San Francisco (Palma)

Su manto, de azul celeste, presenta dibujos florales, pero el envés del manto, de azul, muestra las estrellas. Su vestimenta es compleja y colorida. Un cinto le llega bajo el manto hasta casi los pies desnudos. En la orla posterior del manto hay unas palabras escritas, imposibles de leer para mí. Algún día algún entendido nos explicará cada una de estas imágenes.

Biel Barceló nos cuenta que en esta iglesia hay dos imágenes, una a la que le faltan las manos y ésta:

virgen
Virgen yacente de la iglesia de San Francisco (Palma)

La imatge mes gran es munta a la capella de la Puríssima, on ames a la part baixa de l’altar hi ha l’urna on la resta de l’any es guarda. El pare Munar la data al segle XVI, emperò pels plegats del mantó, els ulls no del tot tancats i els colors de les vestidures l’hauríem de situar al menys dins la centúria següent. A les voreres del mantó hi figuren escrits un seguit de texts de lloança a la Mare de Déu.

Biel Barceló: embARCA't: "Estilística dels Llits ciutadans" (ARCA, 20/08/2009)

Proseguimos nuestro camino y, para no cambiar la suerte, la siguiente iglesia, la de las Jerónimas, la encontramos cerrada, por lo que giramos hacia la iglesia del Socorro.

Están rezando el rosario y la virgen no está expuesta. Lo había leído en la web de esta celebración, lo que no me esperaba es que la capilla donde yace la virgen en su urna estuviera completamente a oscuras.

virgen
En la iglesia del Socorro (Palma)

El flash sobre los cristales produce reflejos. Encuentro la virgen e intento fotografiarla. Incrustada en el retablo no permite la observación. No tengo tampoco información alguna sobre esta imagen

virgen
En la iglesia del Socorro (Palma)

Bueno, pues hemos atravesado la ciudad y sólo hemos podido visitar algunas de las vígenes yacentes. Es hora del regreso. Otro año seguirán estas visitas. Tal vez hay algunas personas que hayan obtenido fotografías de estas vírgenes y las expongan en la Red. Quizás también haya nuevos artículos en la prensa y en la Web que nos las expliquen. Y así, poco a poco, podremos ir conociendo este hermoso patrimonio que guardan nuestras iglesias.

Las vírgenes yacentes y artículo de Gabriel Llompart

fabian | 16 Agost, 2010 10:58

En las catedrales antiguas o en los grandes palacios, así como en iglesias y caserones antiguos, quedaron almacenados documentos y objetos a lo largo de los siglos. Ya a finales del siglo XIX, pero principalmente en el XX, historiadores, documentalistas y otros humanistas se dieron cuenta de que esos elementos almacenados podían tener algún valor. De las diversas investigaciones y búsquedas en ellos fueron surgiendo partituras musicales que consideramos importantes, como las de Bach o las de las danzas barrocas del Rey Sol. También libros olvidados y esculturas, joyas artísticas, perseguidas por amantes del arte y, en muchas ocasiones, botín de anticuarios.

De muchos de esos elementos se había perdido memoria y se desconocía su utilización e importancia. Yo no sé si es posible imaginar en esta sociedad del "usar y tirar" el hecho de que hasta más de la mitad del siglo XX los utensilios antiguos se guardaban y en las grandes cocinas había habitáculos donde se almacenaban cacharros en desuso y en las antiguas cocheras permanecieron herramientas y elementos que, con el paso de los años resultaban desconocidos.

virgen
Imagen de la Virgen yacente que se expone en Sa Pobla (Mallorca) [tag: Virgen]

En algunas iglesias, no sólo de Mallorca, se encontraron, guardadas en arcas o cofres, unas imágenes yacentes de la virgen María. Fue entonces labor de historiadores y de investigadores descifrar la significación de esas preciosas esculturas. La mirada de hoy es principalmente artística - con toda la subjetividad que ello encierra - e histórica. Un sacerdote, el Padre Gaspar Munar Oliver (1899 - 1987), investigó estas estatuas yacentes y, en 1950, publicó "Devoción de Mallorca a la Asunción" y, a lo largo de su vida, muchas otras obras de investigación histórica religiosa. Hoy, en la festividad de la Asunción, se exponen en las iglesias las imágenes de la Virgen yacente y quienes procuran el conocimiento del patrimonio artístico y cultural nos animan a conocerlas.

Ayer, sin yo saberlo pues esta Virgen de Sa Pobla no está en la lista publicada, conseguí algunas fotografías sobre ella. Se han publicado en la prensa algunos artículos sobre estas vírgenes. Algunos los podemos encontrar en el blog de ARCA Premsa i Patrimoni; otros, como el de Josep Maria Osma Bosch: La Mare de Déu morta (ciutat.es, 12/08/2010), no está recogido y alguno, como el de Gabriel Llompart ni siquiera está en Internet, por lo que me dedico a teclearlo.

La fiesta de la Asunción entre Elche y Mallorca

La fiesta de la Asunción es una de las más importantes conmemoraciones de la Virgen de la Europa medieval, de tal forma que muchas catedrales al modo de Mallorca la tienen por titular. Por titular se entiende algo así como el nombre de pila - o sea el santo y seña - de la catedral en cuestión.

Sin embargo la devoción tradicional que la diócesis de Mallorca ha tenido por esta fiesta mariana no tiene que ver directamente con el título de la Catedral, sino con circunstancias históricas que moldearon de una forma especial esta fecha en nuestro calendario religioso. Las manifestaciones de carácter artístico que promueven este año con tesorera tozudez los asociados de «Arca», sacándolas del acervo de la historia del pueblo mallorquín, tienen sus orígenes en el siglo XV y tienen su explicación plausible en un espectáculo teatral singular en Europa como es la fiesta de Elche.

Quiero decir en resumen que quien haya contemplado el llamado «Misterio de Elche» comprende enseguida de qué va y qué alcance tienen estas obras de arte llamadas en el ámbito castellano «La Virgen de la Cama» y en el catalán «La Mare de Déu morta». En Elche tenemos vivo en el tablado un espectáculo derivado de la liturgia o del culto protagonizado por los clérigos. En Mallorca tenemos convertido en un repertorio de imágenes seriadas de gran calidad artística la devoción que inspiró en su día la aparición de este misterio en el teatro de fines de la Edad Media.

La sustancia de esta obra de teatro religioso cantada - como lo eran en la Edad Media también las nuestras - y que se repressenta antes de una procesión pública y de la celebración de la misa, consiste en la reunión de los apóstoles, venidos de la cristiandad para asistir al deceso de la Virgen María y a la subida de su cuerpo y alma al cielo. Luego el cuerpo de la Virgen - nuestra «Mare de Déu morta» es paseado en procesión, sacándola del lecho mortuorio - «La Virgen de la Cama».

¿Qué tenemos hoy en Mallorca de este complejo litúrgico - popular? ¿Qué nos queda?

Pues las imágenes de la Virgen y las cajas en que se guardaban protegidas todo el año hasta el 15 de agosto, en que se repetía la devota procesión. La portaban clérigos, cofrades o seglares ataviados con albas y adornados con diademas en torno a su cabeza para advertir a los espectadores de su papel de representantes de los apóstoles.

Luego, para redondear el concepto, se pintaron las figuras de los apóstoles en las cajas o cofres antes citados.

Quien asista a la fiesta del 15 de agosto en Valldemossa podrá todavía ver los últimos cofrades portando la estatua, tocados con aureolas. Son «las crestas», como las llama el pueblo entre ígnaro y socarrón.

Precisamente de Valldemossa tenemos noticias de la celebración en sus comienzos insulares. En efecto el año 1527 Valldemossa estrenó imagen, esculpida por el famoso Juan de Salas. En 1531 nacía Santa Catalina Tomàs, y en 1536 entre el bullicio de la fiesta de la Asunción el gentío rompía un brazo a dicha Catalineta Tomàs. Así lo cuentan los biógrafos.

Pasaron los siglos, otras fiestas - como la de la Inmaculada Concepción - entraron en liza en la conciencia cristiana y otros avatares - como la suspensión de los conventos y los gremios - dejaron en la sombra estos aspectos espectaculares del calendario. Ahora se apunta a su valor artístico, que es muy notable. Y contamos con la suerte de que no hayan atraído la atención de los anticuarios , salvo una que hoy está expuesta a la veneración en un monasterio benedictino inglés.

Nuestra «Arca» de Noé cívica tiene la suerte de que el resto de países catalanes [?] estas piezas hayan pasado de puntillas ante los historiadores. Simplemente se han olvidado. Nosotros tuvimos el ojo perspicaz del P. Gaspar Munar, que investigó y puso en lista las piezas que «Arca» años después nos saca de los desvanes de la desmemoria.

Gabriel Llompart (de la Real Academia de la Historia): "La fiesta de la Asunción entre Elche y Mallorca" (Última Hora, 14/08/2010)

virgen
Imagen de la Virgen yacente que se expone en Sa Pobla (Mallorca)

Algún día alguna institución publicará en Internet las biografías de personajes importantes y, en caso de estar en varias lenguas, se podrán enlazar y, con ello, conocer, la vida y obra de los investigadores y estudiosos de las islas. Interesantes muchos artículos que ofrecen puntos de vista distintos, como éste de Gabriel Llompart.

Otras páginas sobre este tema

Divagaciones agosteñas en el día de la Virgen Dormida (15/08/2006)
La festividad de la Mare de Déu d'Agost por Bartomeu Bestard (07/08/2007)
Rafel Guitard, la Asunción y organizar la información (18/08/2008) (con enlace al artículo de Jordi Llabrés Sans: L´Assumpció DM, 17/08/2008)
En el tímpano de la fachada de la Catedral de Palma

Tarde de toros

fabian | 11 Agost, 2010 16:51

Tarde calurosa de verano que invita al no hacer nada más que dejar pasar las horas, pero que también invita al hablar por hablar, sin profundizar en nada puesto que el pensar exige un esfuerzo y no están ni el cuerpo ni el espíritu para ello.

En la actualidad española están las corridas de toros y su prohibición en Cataluña (esto de prohibir entusiasma a algunos). Yo no he ido nunca a los toros y no le tengo afición, tampoco soy partidario de las prohibiciones.

Quien creo que sí iba a los toros era Picasso. Bueno, primero pondré un pasodoble en un mal archivo sonoro. Los pasodobles sí me gustan, me parece música animosa y alegre.

Bien, pues creo que Picasso, que era malagueño, si fue alguna vez a los toros y, años más tarde, ya en Francia, pintó algún cuadro sobre la corrida. Hubo uno que se hizo famoso, aunque no por su temática. Realmente es extraordinario, no el cuadro, sino cuanto se ha dicho sobre él. Se presentó este cuadro a una exposición internacional que se realizaba en París, estaba en un pasillo y, según cuentan, no llamaba la atención. Y la verdad que es un cuadro triste: un torero por los suelos con la espada rota; un caballo relinchando, el toro, el público como desesperado. En fin, a mí me recuerda el poema de García Lorca aquel de "A las cinco de la tarde", el Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejía (1935)

El cuadro no tenía título, uno de tantos "Sin título" y en verdad que no lo necesita. Lo había comprado el gobierno de la República española, aquel al que se le sublevaron y, encima, perdió la guerra. Vaya desastre de gobierno. Bueno, pues ese gobierno le cambió el título y lo llamó el Guernica, vaya, qué tendrá que ver, si no hay ningún árbol, ni ningún avión, ni nada de nada. "¡Sí, hay una bombilla!", parece ser que dijo alguien. "Y de bombilla, bomba". Realmente el de la bombilla estaba iluminado.

Picasso

A las cinco de la tarde.
Eran las cinco en punto de la tarde.
Un niño trajo la blanca sábana
a las cinco de la tarde.
Una espuerta de cal ya prevenida
a las cinco de la tarde.
Lo demás era muerte y sólo muerte
a las cinco de la tarde.

El viento se llevó los algodones
a las cinco de la tarde.
Y el óxido sembró cristal y níquel
a las cinco de la tarde.
Ya luchan la paloma y el leopardo
a las cinco de la tarde.
Y un muslo con un asta desolada
a las cinco de la tarde.
Comenzaron los sones del bordón
a las cinco de la tarde.
Las campanas de arsénico y el humo
a las cinco de la tarde.
En las esquinas grupos de silencio
a las cinco de la tarde.
¡Y el toro, solo corazón arriba!
a las cinco de la tarde.
Cuando el sudor de nieve fue llegando
a las cinco de la tarde,
cuando la plaza se cubrió de yodo
a las cinco de la tarde,
la muerte puso huevos en la herida
a las cinco de la tarde.
A las cinco de la tarde.
A las cinco en punto de la tarde.

Un ataúd con ruedas es la cama
a las cinco de la tarde.
Huesos y flautas suenan en su oído
a las cinco de la tarde.
El toro ya mugía por su frente
a las cinco de la tarde.
El cuarto se irisaba de agonía
a las cinco de la tarde.
A lo lejos ya viene la gangrena
a las cinco de la tarde.
Trompa de lirio por las verdes ingles
a las cinco de la tarde.
Las heridas quemaban como soles
a las cinco de la tarde,
y el gentío rompía las ventanas
a las cinco de la tarde.
A las cinco de la tarde.
¡Ay qué terribles cinco de la tarde!
¡Eran las cinco en todos los relojes!
¡Eran las cinco en sombra de la tarde!

Federico García Lorca: Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejía

Yo creo que Ramón Fernández Palmeral en El Guernica de Picasso nada tiene que ver con el bombardeo de Guernica tiene razón.

Tarde calurosa de verano que invita al no hacer nada más que dejar pasar las horas, pero que también invita al hablar por hablar, sin profundizar en nada puesto que el pensar exige un esfuerzo y no están ni el cuerpo ni el espíritu para ello.

Enlaces
Bartolomé Coll: La tradición taurina en Mallorca (en el suplemento La Almudaina, DM, 08/08/2010)
Bartolomé Coll: Un siglo en el coso de Inca (en el suplemento La Almudaina, DM, 12/09/2010)

Un león que se entusiasmaba con Beethoven

fabian | 09 Agost, 2010 16:41

Cara ¿felina?, lo dudo, quizás por sus bigotes. No sé porqué pensé que era la plasmación del carácter de Leo, recio, fuerte, de principios asentados y, también, aunque en otros momentos, tierno y dulce hasta el llanto. Sin embargo, lo recuerdo recio y fiero, militar de antigua escuela, vozarrón firme. Al atardecer se sentaba en el jardín, tocadiscos junto a él y unos pocos discos. Allí sonaba la tercera de Beethoven y su puño cerrado blandía el aire dirigiendo la invisible orquesta; luego, al compás suave de los vientos, su mano se abría y acariciaba ondas suaves ...

Beethoven era su dios musical. No había otro. Bueno, sí ...cuando llegaba su mujer, quitaba a Beethoven y sonaban los valses de Strauss o algunas tonadas de Chopin. Pero en cuanto estaba solo, era Beethoven y sus sinfonías, especialmente la tercera, la Heroica.

"No hay mejor música", nos decía a un par de chiquillos que por allí rondábamos. "Toda esa música de hoy día es porquería, nadería sin fuerza ni sentimiento", intentaba convencernos.

¿Sabes? Hoy me he acordado de él y lo he notado a faltar. Era un hombre de principios y convicciones fuertes. Pienso que no resistiría el mundo actual y, sin embargo, lo he notado a faltar.

 
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar