Alta mar

Contacto

Lluvias y deslizamientos de tierras

fabian | 21 Gener, 2009 17:41

"Pensábamos de niños que las montañas
estaban ahí para la eternidad,
que aquellos hermosos gigantes no morirían nunca;
luego supimos que estábamos equivocados,
las montañas también mueren
como el más frágil de los hombres"
Julia Otxoa

deslizamiento de tierras
Deslizamiento de tierra en la Sierra de Tramuntana producido en estos días

En la experiencia general está que cuando mojamos la tierra, ésta se ablanda; lo vemos en los charcos de los caminos terrosos o al querer dar forma al barro. Tampoco nos resulta extraño que cuando llueve mucho, se produzca algún deslizamiento de tierra. Pero nuestra experiencia no nos lleva mucho más allá.

En el año 2002, en el periódico El Mundo / El Día de Baleares (en pdf), se decía:

En la cara costera de la Serra de Tramuntana existe una alta probabilidad de que se produzcan grandes deslizamientos de tierra a consecuencia de intensas lluvias. Las zonas más peligrosas están recogidas en un mapa de "susceptibilidad" que ha elaborado la directora del Instituto Geológico y Minero de España en Baleares, Rosa María Mateos.

Este mapa de la franja del litoral de la Serra de Tramuntana entre Estellencs y Sa Calobra recoge las zonas más susceptibles de sufrir deslizamientos de tierra, y ha sido elaborado por la geóloga en el marco de su tesis doctoral "Los movimientos de ladera en la Sierra de Tramuntana. Caracterización geomecánica y análisis de peligrosidad".

Rosa María Mateos, quien presentó ayer [04/10/2002] las conclusiones de su trabajo en el marco de la conferencia Plinius sobre las tormentas en el Mediterráneo, matizó que los grandes deslizamientos de rocas han configurado la actual cara costera de la sierra. Aunque ello ocurrió hace millones de años, "antes de la presencia humana", existe la probabilidad de que vuelva a pasar como consecuencia de precipitaciones de más de 130 litros de agua en 24 horas, apuntó la geóloga. [...]

Los dos desplazamientos más importantes desde que se tiene constancia humana ocurrieron en Fornalutx y el valle de Biniarroi, en ambos lugares después de intensas lluvias de varios días. Precisamente en estas zonas, donde ya ha habido movimientos de tierra, existe "más probabilidad de que se produzcan nuevos deslizamientos".

En Fornaltx, en 1924, se deslizó la ladera situada frente al pueblo, llevándose tierras de cultivo e incluso trasladando casas de su ubicación original. En 1974, el deslizamiento se reactivó. "Unas lluvias intensas podrían volver a activar este proceso, y la tierra podría taponar el torrente, con el peligro de inundaciones", apuntó. En el valle de Biniarroi, se movieron grandes masas de tierra y roca en 1721, reactivándose el proceso en 1814 y 1943. La causa de la frecuencia de los deslizamientos en la Serra de Tramuntana es que el subsuelo está compuesto de un material "muy deslizante", llamado Keuper, explicó Rosa María Mateos.

Charlotte Miller: El Instituto Geológico avisa de un corrimiento de tierras en la Serra (El Mundo, 05/10/2002)

En estos días, en la prensa de las islas y en los informativos de televisión han aparecido imágenes de deslizamientos de tierra producidos en algunos lugares de la Sierra. Hay un artículo Las intensas lluvias convierten a Mallorca en un laboratorio natural para validar modelos predictivos de riesgos geológicos (en el Servicio de Información y Noticias Científicas) que de una manera u otra, con el mismo o distinto título, ha aparecido en toda la prensa de las islas y de España. En el Mundo de hoy, con un reportaje fotográfico, se dice:

deslizamiento de tierras
Deslizamiento de tierra en la Sierra de Tramuntana producido en estos días

Una previsión de riesgo puede tardar decenas o cientos de años en ser puesta a prueba. En cambio, el modelo de simulación de peligrosidad geológica que hizo Rosa María Mateos, responsable en Baleares del Instituto Geológico y Minero Español (IGME), en colaboración con la Universidad de Granada no ha tardado ni un año en poder ser validado. [...]

En su tesis doctoral, que publicó en la revista alemana 'Zeitung Fürgeomorphologie', esta geóloga estudió el registro histórico de los movimientos que se han producido en la Sierra. Para ello, tuvo que recurrir a parroquias y al mismo Archivo del Reino de Mallorca. «La clave era saber dónde y cuándo se produjeron y los párrocos siempre dejaban constancia de los fenómenos adversos», remarca.

El inventario histórico de estos movimientos en la Sierra muestra que la mayoría de ellos coincidieron con periodos de lluvia intensa. El equipo de Mateos, por tanto, fue en busca de los datos pluviométricos registrados en cada episodio. Correlacionando ambos registros (el de los desprendimientos históricos y el de las precipitaciones), se corroboró que casi todos los movimientos se habían producido con lluvias superiores o equivalentes a los 130 litros por metro cuadrado en 24 horas. Éste es el umbral a partir del cual se hizo la estimación de riesgo.

Mireya Roura: Las fuertes lluvias causan espectaculares corrimientos de tierra en Mallorca (elmundo.es, 21/01/2009)

Temo que hoy me estoy excediendo en el número de citas, pero es necesario pues ahora nos hablará la propia Rosa María Mateos y, en las páginas del pdf está la relación de los movimientos producidos en la Sierra:

Resumen: El abrupto relieve de la Sierra de Tramuntana de la Isla de Mallorca, su diversidad geológica, así como la existencia de un clima mediterráneo, son los principales factores que controlan el desarrollo de movimientos de ladera en esta cadena montañosa. Se han identificado diferentes tipologías, estableciendo tres grupos principales: desprendimientos rocosos, deslizamientos en roca y movimientos en suelos. Los desprendimientos rocosos son los movimientos más frecuentes y están ligados a accidentes morfológicos y/o tectónicos. Se han observado bloques desprendidos con volúmenes superiores a 300 m3. Los deslizamientos en roca son movimientos de grandes dimensiones (varios millones de metros cúbicos), que afectan fundamentalmente a las calizas liásicas, el esqueleto principal de la Sierra, y configuran la actual morfología de su margen litoral. No se tiene constancia de su ocurrencia en épocas históricas, pero sus características geomorfológicas y su relación con importantes depósitos no consolidados en el litoral indica que se trata de movimientos recientes. Se han diferenciado deslizamientos en roca de tipo rotacional y traslacional, aunque éstos últimos parecen estar relacionados con movimientos actualmente activos de tipo «extensión lateral». Los movimientos que afectan a suelos son más superficiales que los anteriores, destacando los flujos y los movimientos complejos, entre los que se encuentran aquellos que han causado mayores daños: el deslizamiento de Biniarroi (1721) y reactivaciones posteriores (1813, 1943) y el de Fornalutx (1924, 1974). En el presente trabajo se analizan los diferentes tipos de movimientos, así como los factores que condicionan su formación.

mapa

R.M. Mateos, J.M. Azañón: Los movimientos de ladera en la Sierra de Tramuntana de la isla de Mallorca: tipos, características y factores condicionantes (pdf, 11 págs.)

Fotografías recogidas hoy de elmundo.es

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar