Alta mar

Contacto

Búsquedas, charcos y ríos

fabian | 21 Juliol, 2006 20:09

Los días de julio ya van acabando. Ya hemos entrado en su último tercio. Si al empezar el mes me planteaba el trabajo sobre Los planos de Palma, en estos momentos ya está encarrilado y ya no me plantea los problemas iniciales sobre el diseño y el contenido. También he pasado la fase de dudas que sobreviene hacia un poco antes de la mitad del trabajo. Son las fases "meta-metodológicas" de las que no he encontrado nunca ninguna literatura sobre ellas.

La verdad es que, pasado un cierto tiempo, las páginas que me dejan más buen recuerdo son las que denomino "de trabajo", las que me han exigido desde una búsqueda de información externa hasta la expresión de su síntesis realizada desde un punto de vista personal. Acabo de añadir el adjetivo externa aplicada al nombre búsqueda ya que, para escribir este artículo (u otros parecidos) también hay una búsqueda, aunque en este caso, interna, buceando en mis propios pensamientos y sensaciones.

Así en esta bitácora aparecen artículos de búsqueda externa - las esculturas, los mapas, los planos, etc. - junto a los de búsqueda interna o reflexión. En la portada aparecen todos mezclados, pero en cuanto pasan unos días y los artículos quedan sueltos, los artículos que tratan un tema concreto, quedan relacionados por sus propios menús, de tal manera que se pueden visitar todos los artículos de las esculturas sin tener que pasar por la portada; es decir, queda como un trabajo independiente.

Rosetón de San Nicolás Rosetón de San Nicolás
Rosetón de San Nicolás

No ocurre igual con los artículos de reflexión, los cuales quedan sueltos, posiblemente sin sentido, sin relaciones.

En un principio pienso que los artículos que más me satisfacen son los de búsqueda externa. Y más cuando no se trata de un único artículo sino de una serie. Pero en cuanto lo reflexiono pienso que estos otros también son convenientes. Lo malo de estos escritos es que no quedan sistematizados, no se han realizado siguiendo un esquema. Son anotaciones sueltas que pierden su valor al no entrar en una corriente de reflexiones algo sistematizadas.

Al escribirlo - qué importante es la escritura para el pensamiento - me ha venido la imagen de un río, una corriente de agua, y un charco. En el río las aguas unen sus caudales y sus fuerzas y alcanzan poderío: crean su cauce, producen erosión. Esa misma agua distribuída en charcos no tiene la misma fuerza. Se me antoja que al pensamiento o a la reflexión le ocurre algo semejante. Las reflexiones sueltas - siempre necesarias - no adquieren la fuerza que pueden tener al estar sistematizadas en un cauce, es decir, en una línea que las relacione, que las una. Quedan sueltas como charcos y leyendo una no se sabe dónde están las restantes ni qué relaciones existen entre ellas.

Así, voy planteándome la conveniencia de tener un conocimiento sobre las fases que se producen en quien realiza un trabajo de escritura, pero no tanto en lo que debiera hacer sino en relación a su psique. Así, hay una fase preinicial en que la idea ronda pero sin una toma de decisión aún, en la que se calculan posibilidades, se recogen materiales, se plantean diferentes esquemas, se van definiendo las finalidades y, al mismo tiempo, se va cargando el espíritu de ilusión. El autor siempre va por delante de sus decisiones. Cuando decide dedicarse a hacerlo o no, ya antes se ha planteado muchas cosas y ya tiene un bosquejo bastante definido de la globalidad sobre qué piensa hacer. Luego vienen etapas de inicio y de definiciones sobre qué alcance ha de tener, qué hacer, qué materiales emplear, búsquedas. También, una vez iniciado el trabajo llegan etapas de dudas, replanteamientos. Ya sobrepasado la mitad del trabajo, aparece una etapa de simple confección, de realización tranquila ...

Yo no sé si en la literatura pedagógica hay escritos sobre esta temática. Y quizás fueran convenientes ya que si el trabajo escolar ha de enfocarse en parte como un aprendizaje en plantearse investigaciones (proyectos), conveniente es conocer sus etapas y saber que hay una en la que la tentación de abandonar es muy grande y en la que se pueden esgrimir múltiples argumentaciones: para qué, y a quien le puede interesar, yo no sé sobre este tema, no soy la persona adecuada, etc.

No sé si bien o mal, si adecuadamente o no, todos los elementos de esta bitácora entran en esa actitud de búsqueda, ya los archivos musicales cuya selección no es fácil, ya las fotos, ya los textos. Y quizás sea esta exigencia de búsqueda de temas y materiales la que me es más difícil pero que a la larga, más satisfacciones me produce.

Plano de Palma de Pedro Alcántara Peña 1869

fabian | 21 Juliol, 2006 10:08

Planos de Palma

  • Título: Plano de Palma
  • Autor: Pedro Alcántara Peña
  • Año: 1869
  • Escala gráfica de 1200 pies [400 metros equivalen a 16 cm]
  • Dimensiones: 66 * 70,4 cm. Manuscrito
  • Archivo: Museo de San Carlos (2-MMSC)
  • Documento en el libro fuente: XXXIV, págs 324 - 326

Plano de Pedro de A. Peña
Plano firmado y datado en la esquina inferior derecha

Interesante plano que presenta muchas novedades. Colorea de carmín los cuarteles, como el del Carmen, ya desaparecido el convento e iglesia, o, cerca del muelle, el cuartel de Caballería u otro situado frente a la Lonja.

Ya no presenta recuadros aparte con las explicaciones, sino que rotula el nombre de las calles, edificios, baluartes, etc. en el mismo plano; así podemos ver que la calle que une el Borne con la plaza del Mercado se llamaba calle Libertad.

Pero además añade informaciones sobre industrias y lugares de interés. Así, cerca de Olmos señala una fábrica de papel; en el desaparecido convento del Olivar se encuentra el presidio y un depósito de maderas, así como una fábrica de harinas. Cerca de Santa Clara está señalado el Instituto Balear; la Explanada de La Calatrava ya tiene su nombre y ya aparece la Plaza Mayor.

plano
Líneas a lápiz en la plaza Mayor y en las cercanías de Cort

En el plano figuran rotuladas todas las calles de la ciudad, las fortificaciones (las puertas de la muralla de la a a la j y los baluartes del 1 al 17) y cuarteles (coloreados de carmín); las parroquias, iglesias, oratorios y conventos; hospitales y casas de acogida; fábricas e industrias más importantes. Al tratarse de un mapa manuscrito, deben tenerse en cuenta las actualizaciones que ha sufrido después de la fecha de su levantamiento, con anotaciones a lápiz, como es el caso de la Estación de Ferrocarril y la futura calle de Odón Colón.

[...] Para levantar el plano, Peña cuadriculó el papel formando un reticulado a lápiz de 100 pies castellanos de lado, coloreado de azul cada 400 pies. Rotuó en el eje de las abscisas los lados de 400 pies de la A a la R /dieciséis) y los de las orednadas del 1 al 15. Para levantarlo, no pudo hacer uso del plano de 1871 (nº XXXV) que estaba sin terminar, aunque estaba en proceso de elaboración, por lo que pudo utilizar una minuta, en la que figuraba lo más complicado, las curvas de nivel. [...] En la fecha en que firmó el plano, 19 de julio de 1869, ya estaba en ejecución el "Anteproyecto para el ensanche del barrio de Santa Catalina" (plano nº 87), presentado el 21 de noviembre de 1868, el cual fue aprobado por el Ministerio de la Guerra el 17 de mayo de 1869 y puesto en marcha el 28 de junio de ese año al firmarse las condiciones definitivas para realizar el proyecto; sin embargo, no figura dibujado el proyecto que sí está en el plano de 1871.

Juan Tous Meliá: Palma a través de la Cartografía (1596 - 1902) (págs. 325 - 326)

plano
Estación del ferrocarril

Además de la estación del tren, cercano a la Puerta Pintada, próximo al baluarte del Príncipe, fora vila, se encuentra la Fábrica del gas. Aparte está la gran transformación del puerto.

 (Segueix)

Fotografías 2005 (15)

fabian | 21 Juliol, 2006 08:25

Serán 375

 (Segueix)
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar