Alta mar

Contacto

Gramíneas silvestres

fabian | 31 Maig, 2006 17:51

Características de las gramíneas es que se encuentran en todos los ambientes, en cualquier medio. Su extensión es universal y de ella se conocen más de diez mil especies; la mayoría son silvestres y unas pocas cultivadas.

Estos días, yendo por cualquier carretera de la isla se pueden ver con su colorido blanco amarillento casi brillante resaltando sobre el resto de colores.

gramíneas

Pensando en la historia de hoy he elegido esta imagen de unas gramíneas en la cuneta de una carretera. La historia es sencilla y puede parecer petulante. Los protagonistas más visibles son dos chicos de 14 años: Fran y Vicente. De Fran diré poco. Cada día viene en su moto al instituto. Chico corpulento y grueso enormemente simpático y campechano. No quiere estudiar ni le interesan los libros. Su padre tiene un puesto que instala en los mercados y con el que gana más que suficiente dinero como para cumplir con todos los caprichos de toda su amplia familia. Fran, que tiene de todo y mucho, además de simpático y líder, es bastante gamberro y no le interesa el estudio; sólo pasarlo bien y acabar pronto. Cree que sabe todo lo necesario para montar, regir y desmontar el puesto de telas de su padre con el que confía ganarse la vida. Fran no quiere ni puede estar en una clase normal: habla cuando quiere y mucho y le encanta meterse con los profesores y hacerles bromas.

Vicente es muy diferente: menudo e inquieto. No puede estar sentado. Vicente mira a los ojos y su mirada es hermosísima. Ojos negros enormes de dibujos animados que, cuando está contento, no muestran alegría sino una gran esperanza. Pero, en todo momento, incluso cuando parecen contentos, sus ojos no esconden una profunda y desconocida herida, una tristeza constante que muerde su figura casi inofensiva, que parece sólo aspirar a la supervivencia. Vicente va los sábados a ver a su madre que vive en un pueblo; allí pasa el fin de semana. Un sábado le saludé. Iba con otros dos chicos mayores que se dedicaban a aporrear el mobiliario urbano. Vicente no aporreaba, iba un paso detrás, pero iba con ellos.

Yo sabía algo. Dos avisos simples me lo indicaron. Me crucé con Fran, el gran y orondo patriarca, y tras hablar un minuto de su nuevo casco, no me preguntó sino que me dijo con una sonrisa pícara que me jubilaba este año; "¿verdad?", añadió con una gran sonrisa. Otro día, hace pocas semanas, había problemas entre bandas. Subían hasta el instituto los miembros de una banda de otro instituto y un viernes hubo pelea en la calle. El viernes siguiente parecía que la pelea iba a continuar. Habíamos avisado a la policía. Vicente estaba inquieto y temeroso ante la pelea. Con su cara triste me dijo "Fabián, mirar, ahora que te vas a jubilar y estamos con estas peleas". Vicente aspira a sobrevivir en jaleos en los que se ve envuelto - aunque siempre con un paso atrás -. A Vicente su herida no le permite estudiar. Sueña con un hogar - vive en un piso de acogida -. Desearía tener un padre. El intento actual es lograr ordenar los hábitos y que esas heridas interiores cicatricen un poco.

Hoy, a segunda hora, llaman a la puerta de la clase en que estaba. Fran y Vicente habían llamado y, al abrir, me sonríen y me entregan una bonita cartulina con una foto en la que a grandes letras se leía "Al mejor profesor del mundo". Un intercambio rápido de palabras y un apretón de manos. Las palabras han sido mías: Fran y Vicente sonreían orgullosos. La mirada cristalina de Vicente, siempre transparente, mantenía en su fondo su perenne tristeza. La mirada de Fran, siempre opulenta y con la seguridad de un líder convencido, mostraba su satisfacción.

Las gramíneas crecen en todos los terrenos, como estos chicos. Vicente y Fran miran a los ojos. Otros muchos ya no. La rabia y la impotencia les han vencido. Son chicos que no quieren estudiar (muchos no pueden). Están en los cursos iniciales de los institutos, pocos llegan a Tercero de ESO. La mayoría arratra alguna herida invisible. Los maestros los tenemos en las clases varios años. Para muchas heridas no hay pomadas curativas. Crecen silvestres en hogares de acogida tras haber pasado un largo y difícil periplo de sentimientos heridos. No les interesa estudiar; van perdidos, desorientados en un mundo que les es cruel. Para sobrevivir han de ser muy duros. Entre ellos se reconocen al instante y se juntan. A los maestros nos cuesta mucho tiempo y esfuerzo llegar a entrever algo de sus vidas. No son del mundo feliz.

Alfarero, a tus cacharros

fabian | 29 Maig, 2006 17:15

Una imagen, un archivo musical y alguna idea sobre la que hablar. Los tres elementos conforman el barro con los que moldear alguna forma, con los que dar forma a un artículo.

Jerónima es una profesora que conoce la mayor parte de las plantas de la isla. Yo creo que se las conoce todas. Además las conoce por sus nombres populares y científicos. Conocer el nombre de una planta es un primer paso para "hacértela tuya", para conocerla. Desde el momento en que conoces su nombre puedes hablar con la planta, la puedes tutear y, poco a poco, con tiempo, conocer sus secretos. "Jerónima", le pregunté, "¿cómo se llama esta planta de fluorescencias blancas que forman como una umbrela y que aparecen en esta época con mucha frecuencia junto a los caminos?" Su respuesta fue instantánea, aunque le pedí que la repetiera al no entender la primera palabra: "Daucus carota, pero no estoy segura de su nombre popular", me dijo.

Daucus carota
Daucus carota

Yo creo que Jerónima sabía su nombre popular, pero no me lo había dicho por alguna razón. Así que busco en el "Herbari Virtual de la UIB" y me encuentro que la llaman Botxes. Fonollassa. Pastanaga borda o, en Español, zanahoria silvestre. Encuentro también que hay otra planta, relativamente parecida, llamada en Catalán Fonollassa y de nombre científico Conium maculatum, que es la cicuta, famoso veneno.

Álvaro, en Ojo al texto nos cuenta hoy una curiosa historia bajo el título: ¿Quiere crear? escuche esta historia que trata del barro y de las manos y de la mente. Dos grupos de alumnos. Unos han de realizar el mayor número de cerámicas posible. Otros sólo han de presentar una, pero ha de ser muy creativa. Al final descubren que las obras más creativas están entre los que han realizado muchas. Camilo José Cela ya decía que la creación o la inspiración era cuestión de pasarse muchas horas escribiendo. "¿Dices que nada se crea? / Alfarero, a tus cacharros. / Haz tu copa y no te importe / si no puedes hacer barro." recitaba Antonio Machado.

Una imagen, un archivo musical y alguna idea sobre la que hablar. Los tres elementos conforman el barro con los que moldear alguna forma, con los que dar forma a un artículo. Introducir las manos en el barro, manos que ya han adquirido el color y la tersura de esa materia; brazos y manos de piel ya agrietada y de poros cubiertos. Yo no sé si es que ese barro es absorbido por la sangre y llega al cerebro o a la mente o al sentimiento a a esos espacios interiores donde la creación toma forma; pero, si no es así, debe ser parecido. A mí me gustaría que este pequeño esfuerzo de cada día en rellenar unas líneas y en poner una imagen llegara a ser como el del alfarero con sus cacharros. De algún modo, estos escritos son como recipientes en los que pongo mis ideas, sentimientos e inquietudes.

Autorretrato de Kcho (Alexis Leyva Machado)

fabian | 29 Maig, 2006 14:40

Esculturas de Palma

  • Título: Autorretrato
  • Autor: Kcho (Alexis Leyva Machado)
  • Fecha: 2006
  • Material: Acero cortén
  • Localización: Parc de la Mar (anteriormente en Plaza Porta Pintada)

Hace pocos días, Cort (el Ayuntamiento) instaló esta escultura denominada Autorretrato, obra del escultor cubano Kcho, adquirida en la galería de arte Joan Guaita en Arco. Está instalada junto a la plaza España, en la zona donde se une con la calle San Miguel; zona que se llama Plaza Porta Pintada.

Cuando fui a fotografiarla, la escultura no tenía indicación alguna sobre la autoría. Ya le habían pegado un folio con publicidad, lo que hace temer que tengan razón los comerciantes próximos sobre que puede ser un foco de suciedad y pintadas. Por la prensa me entero de que está dedicada a los donantes de órganos de Balears.

Kcho (Alexis Leyva Machado)

Nació en La Habana en 1970, donde realizó los estudios de Arte en la Escuela Nacional entre 1986 y 1990 y donde reside. Tras realizar varias exposiciones en La Habana y México, en 1995 lo hizo en Mallorca en la Fundación Pilar y Joan Miró. Desde entonces traspasa todas las fronteras: Nueva York, Milán de Italia, Canadá, Israel, Madrid (en ARCO 98 y 2002 así como en el Reina Sofía).

En Internet hay más de 80000 páginas que tratan de él. Su currículo (hasta 2002) puede encontrarse aquí.

 (Segueix)

En la Feria del Libro

fabian | 26 Maig, 2006 19:25

La tarde, realmente hermosa y abanicada por un aire fresquito, invitaba al paseo. Margarita también quería salir a ver unas sillas y yo quería fotografiar una nueva escultura que han puesto en Palma. En unos jardines había un mercadillo de artesanía. Tras cumplir los objetivos me he acordado dónde hay otro ángel. Paseo largo, calles sinuosas, estrechas y umbrías, rodeadas de antiguos caserones. Hay una larga bajada que llega hasta el antiguo cauce del torrente que atravesaba la antigua ciudad. Al final de la calle, la pendiente se acentúa y es allí, sobre un portal y bajo unas ventanas geminadas donde está el ángel. Allí también, la calle hace un recodo y pasa bajo unos soportales que se abren a una gran calle comercial que se construyó cuando yo ya vivía. Hay un juego de luces que te ciegan repentinamente al pasar del estrecho callejón a la calle moderna, ancha y abierta al sol, a la que llegas tras atravesar bajo unos arcos. La calle estrecha se llama actualmente de la Concepción, pero junto a la lápida marmórea en la que está su nombre, hay un pequeño ladrillo de cerámica donde pone "C. de la Senyora Mira" (calle de la señora Mira)


En la calle Concepción

En el antiguo cauce del torrente, Paseo del Borne, bajo los refrescantes plátanos de sombra, han puesto casetas blancas con libros. Margarita está cansada y se sienta en un banco y a mí los ojos se me van tras unos bellísimos libros de arte sobre el gótico o sobre cerámica o sobre cartografía o sobre historia ... Elijo "Col·lecció de ceràmica del Museu Diocesà" de Elvira González Gozalo, perteneciente a una nueva serie titulada "Col·leccions museogràfiques de Mallorca" editado por el Consell de Mallorca en 2005. Un precioso libro en el que aparecen unas 150 piezas de cerámica, cada una de ellas con una fotografía, su definición y catalogación y una explicación. Me llama la atención que en las páginas de inicio, junto a los productores, autores del texto, de las fotografías, del diseño, etc. se encuentra el autor de la traducción. Supongo que la autora lo escribió en Castellano, aunque no indica la lengua original.

De haber podido me hubiera comprado tres o cuatro libros. Es una lástima pues estos libros editados por las instituciones, el Consell, el Ayuntamiento, etc. luego son muy difíciles de encontrar.

La tarde declina. El paseo ha abarcado muchos mundos: la ciudad vieja con sus ángeles y sus grandes caserones; la ciudad nueva con sus anchas calles; la ciudad institucional con sus lujosas publicaciones poco accesibles a los ciudadanos; la convivencia de las lenguas en las calles y las traducciones oficiales de lenguas que se entienden. Mundos de ideologías contrapuestas que a veces nos llevan a absurdos. Pero todo eso y mucho más es esta cosmopolita ciudad mediterránea de siglos y milenios de historias, conflictos y convivencias.

Enredado con un pasatiempo

fabian | 25 Maig, 2006 17:23

Poca cosa hoy. He querido renovar el puzle y no me salía. Me ocurre con frecuencia; debido a que no sé cómo funcionan los programas informáticos, tanteo por ensayo y error, lo cual ocupa mucho tiempo. Así que se me ha pasado la tarde con este archivo:

Es un archivo al que de vez en cuando le cambio las fotos. En esta ocasión, la vidriera corresponde a un edificio modernista de Palma, creo que está en el mismo edificio que "El Águila" - soy un desastre para los nombres de los edificios palmesanos y su localización. Alguien debería hacer una lista de los edificios que tienen nombre propio junto con su dirección -. La hornacina (creo que es el nombre correcto para estos huecos en una pared) está junto a la iglesia de Santa Eulalia.

Los puzles son un entretenimiento agradable. Procuro que sean fáciles de hacer, unos pocos segundos.

Para girar las fichas, usad la barra espaciadora y para moverlas, el cursor.

Tarde con fotografías

fabian | 24 Maig, 2006 19:23

"Día de fiesta" no tiene el mismo significado que "día festivo". Hoy hemos realizado una fiesta en el instituto: ha sido un día de fiesta; pero no ha sido festivo pues hemos trabajado. La fiesta tenía como objetivo recaudar fondos para un país africano. Bueno, no quiero analizar la finalidad. La cuestión es cómo se organiza la fiesta y cómo reaccionan los alumnos. Se ha organizado un mercadillo de venta de objetos y comida (cocas, etc.); luego se han organizado varias actividades: construcción de instrumentos musicales, reflexiología, cuentos africanos y danzas. Ha funcionado todo muy bien y hemos disfrutado todos. A mí me ha tocado hacer las fotos ("por un perro que maté, mataperros me llamaron" dice un refrán y "en casa de ciegos, el tuerto es rey", dice otro). Como suele ocurrir, hemos acabado muy tarde y muy cansados.


Extraña escultura en la calle Pureza de Palma

He llenado la cámara y he sacado cien fotos - las cámaras digitales son una golosina -, de las que se pueden salvar unas cincuenta. Por la tarde las repaso una a una: problemas de excesos de luces y sombras, fotos movidas, distancias y enfoques poco válidos... Me doy cuenta que aunque poco a poco he aprendido un poco, aún resulta insuficiente. Quito mucha calidad para reducir el peso y me quedan fotos de alrededor 30 K que luego subo al álbum del instituto. Lo he comentado en distintas ocasiones con profesores del instituto: Sería conveniente introducir la fotografía digital en las enseñanzas tecnológicas y plásticas. Nunca me han hecho caso. Y sin embargo, sigo pensando que es muy necesario.

El Flickr me indica cuántas veces es vista cada fotografía. Cuando acabo de subir las últimas, ya las primeras han sido visitadas dos o tres veces. En mi álbum tengo pocas visitas, últimamente empiezan a haber cuatro o cinco visitas; muchas fotos del álbum del instituto llegan a ser visitadas cerca de un centenar de veces. Luego me rinde el cansancio. Mañana escribiré el post de la fiesta y enlazaré las fotos desde la bitácora.

Hace años, un profesor que sabía informática me comentó que posiblemente él no llegaba a superar el 10% de las posibilidades que ofrecían los programas informáticos. Yo pienso que me ocurre algo parecido, especialmente en referencia a las imágenes. La fotografía, en todas sus vertientes: técnica, comunicativa y artística, la tenemos abandonada. Confío en aprender un poco sobre ella cuando me jubile. Quizás este verano.

Para recuperar la madurez, la rebeldía

fabian | 23 Maig, 2006 18:31

Margarita regresa esta tarde de una reunión y se queja del frío. A lo largo de la noche un par de ráfagas de viento han abierto con fuerza las cristaleras. Ha sido el anuncio de un cambio de tiempo. Lluvia y frío. Pero es un frío de manga corta, pues, pese al frescor, no me he puesto aún ni jersey ni chaquetilla. Así que el tiempo invita no tanto a arroparse como a disfrutar este recogimiento que nace cuando la piel se enfría.

Busco hoy palabras, versos que me distraigan. Rebusco entre las páginas clasificadas en "Literatura" y encuentro un corto poema que me gustó. Se titulaba "¿Y ahora qué?" y en él el poeta planteaba el momento de la lectura: un lector que no sabe bien qué busca que contacta con un escritor que tampoco sabe muy bien qué quiere llegar a decir. Así que una lectura o una audición es el encuentro de dos personas que se sienten algo perdidas pero que buscan algo, uno a través de la escritura y otro a través de la lectura. La imagen quedó en mi memoria: dos buscadores. Y por mi parte es verdad. Empiezo a escribir sin un plan muy definido, buscando aclarar mis ideas conmigo mismo. No sé si lo logro, pero el simple acto de escribir es más de buscar y me sirve de catarsis, de definir o dibujar con palabras lo indefinido.

¿Y ahora qué?

¿Y ahora qué, lector?
Solos tú y yo,
desconocidos.
Unidos por un libro
en el que no sé qué buscas
en el que yo ando perdido.

Fuente: Antonio Pérez Morte (pdf, pág. 49)

Así que abro el pdf donde encontré el poema y ojeo velozmente sus 74 páginas. Su título es Poesía española contemporánea (Poéticas desde la postmodernidad) y en él hay bastantes poemas de varios autores, poemas recogidos o compilados por Leo Zelada, quien desde Lima, en julio de 2005, firma unas palabras introductorias. Ahora es cuestión de poner un poco de música suave de fondo, abrir el bloc de notas y copiar y pegar aquellos fragmentos que hoy y ahora digan algo a mi actitud de búsqueda.

Escucha, dime, siempre fue de este modo,
algo falta y hay que ponerle nombre,
creer en la poesía, y en la intolerancia de la poesía, y decir "niña"
o decir "nube", "adelfa",
"sufrimiento",
decir "desesperada vena sola", cosas así, casi reliquias, casi lejos.

Blanca Andreu: Escucha, escúchame (fragmento) (pág. 11)

Puede
cada verso nombrar desde su engaño
el engaño que alienta en cada vida:
un lugar de ficción, un espejismo,
un decorado que
se desmorona, polvoriento, si se toca.
Pero es sorprendente comprobar
que las viejas palabras ya gastadas,
la cansina retórica, la música
silenciosa del verso, en ocasiones
nos hieren en lo hondo al recordarnos
que somos la memoria
del tiempo fugitivo,
ese tiempo que huye y que refugia
-como un niño asustado de lo oscuro-
detrás de unas palabras que no son
más que un simple ejercicio de escritura.

Felipe Benítez Reyes: Hay una luz abatida en esta playa (fragmento) (pág. 17)

Para recuperar la infancia, una canica.

Para la adolescencia un beso,
un verso,
una esperanza.

Para la juventud,
Un compromiso de amor definitivo.

Para la madurez, quizá la rebeldía,
la eterna,
renovada,
incombustible rebeldía
de aquellos viejos derrotados
que nunca se dieron por vencidos.

Antonio Pérez Morte: Para Berta (pág. 51)

Para mí, que ya no busco poemas de amor (que son más bien de ausencia), estos temas sobre la inefabilidad ("algo falta, hay que ponerle nombre"), el autoengaño y la palabra como elemento de la memoria y el tema de la rebeldía, me resultan interesantes. Pero me conviene - mi memoria es floja - dejar una sola idea que pueda recordar. Me quedo con la rebeldía de "esos viejos derrotados que nunca se dieron por vencidos". Está bien: ancianos derrotados en la realidad aunque no vencidos en el espíritu. Ésa es la madurez, o al menos, el intento para recuperarla.

Con la biografía de Erik Satie

fabian | 22 Maig, 2006 19:48

Lento y parsimonioso tañer de la guitarra en esta obra compuesta para piano de un extraño y para mí desconocido músico francés de cambio al siglo XX. Gymnopedia es la única obra que conozco de Erik Satie (1866 - 1925) cuya biografía en la wikipedia me ha hecho reír y, al tiempo, entristecer en esta tarde.

Músico que, en su juventud, no aprobó los estudios en el Conservatorio de París. "Falto de talento" indicaron en dos ocasiones sus profesores. Quizás por ello se llamaba a sí mismo "fonometrógrafo" (alguien que mide y escribe los sonidos) que no "músico". (Me río porque a mí gran parte de la música del siglo XX, de la que él o bien estuvo en la vanguardia o fue precursor, no me gusta, me exaspera y, por ello, creo que fueron y son fono-algo que no músicos).

Bien, pues el hecho es que Satie se fue a vivir a la zona de Montmartre donde tuvo el único amor de su vida. Fue la pintora Suzanne Valadon, quien, tras hacerle un retrato que le regaló y vivir con él unos meses, le abandonó. Así que nuestro protagonista que desde 1891 trabajaba como compositor oficial y maestro de capilla de la orden rosacruz, reaviva en él su fibra espiritual y funda una iglesia a la que llamó la "Eglise Métropolitaine d'Art de Jésus Conducteur" (Iglesia Metropolitana de Arte de Cristo el Guía) de la que fue el único miembro y de la que se olvidó al quedarse sin dinero y tener que cambiar de alojamiento. En todo esto, se relaciona con Debussy y Ravel.

Junto al archivo musical había preparado también una fotografía de un campo de trigo que estos días amarillean sobre la isla. Hace una hora había escrito unas palabras sobre la trascendencia de este cereal en la historia del Mediterráneo y la isla, además del comentario sobre el músico. Una imprudencia me ha hecho perder todo. Intento salvar una parte, al tiempo que abandono las palabras relacionadas con el lento madurar de estas espigas.

trigal

Así que Erik se traslada en 1896 a vivir a Arcueil, a unos diez kilómetros de París, donde ha encontrado una económica habitación tan pequeña como un armario. En 1899 empieza a trabajar como pianista en un cabaret, trabajo que mantendrá gran parte de su vida al tiempo que compone numerosas obras que no llegarán más que a algunos amigos músicos vanguardistas. En 1905 vuelve a los estudios musicales que esta vez aprueba tras cinco años de estudio. Aficiona también a guardar dibujos de edificios imaginarios. Alguna que otra vez, como ocurrió con el "castillo de plomo", hacía publicar el dibujo en el periódico local, en la sección de inmobiliarias, bajo el rótulo de "se vende" o "se alquila".

Satie

El hecho está en que Erik Satie, con su trabajo en el cabaret y su pasión por la música se halla al frente de todas las vanguardias musicales que en cadena van apareciendo en las primeras décadas del siglo. Alcanza alto reconocimiento entre los músicos, pese a que una característica de su obra era la repetición y el no desarrollo de los temas. Unas pocas frases que duraban un minuto las hacía repetir diez veces con lo que la obra llegaba a durar diez minutos. "Lo que rechazó de forma más intencionada fue, desde su primera hasta su última composición, la idea de desarrollo. [...] Naturalmente esto hace que sus obras contrapuntísticas, y las otras también, sean muy breves. Por ejemplo, las fugas "nuevas y modernas" no se extienden mucho más allá de la exposición del tema. En general no creía que el compositor debiera quitarle al público más tiempo del estrictamente necesario, evitando el aburrimiento".

Hasta el año de su muerte en 1925, absolutamente nadie excepto él entró a su habitación en Arcueil desde que se mudó hacía veintisiete años. Lo que sus amigos descubrieron ahí, después de su entierro en el cementerio de Arcueil, tenía el encanto de la tumba de Tutankamon; además del polvo y las telarañas (lo cual entre otras cosas hizo claro que Satie jamás compuso usando su piano), descubrieron numerosos objetos:

  • Enormes cantidades de paraguas, algunos aparentemente jamás usados, porque los coleccionaba, se calcula que tenía sobre 100;
  • el retrato que le hizo Valadon;
  • cartas de amor y dibujos de la época de Valadon;
  • otras cartas de todos los períodos de su vida;
  • su colección de dibujos de edificios medievales (hasta entonces sus amigos no empezaron a ver la relación entre Satie y ciertos anuncios de periódico anónimos acerca de "castillos en plomo" y cosas parecidas);
  • otros dibujos y textos de valor autobiográfico;
  • otras cosas memorables de todos los periodos de su vida, entre ellos siete trajes de terciopelo del periodo del "caballero de terciopelo".

Pero lo más importante, había composiciones de las cuales nadie había oído hablar (o que se creían perdidas) por todos lados: atrás del piano, en las bolsas de los trajes de terciopelo, etc. Estas incluían las Vexations, Geneviève de Brabant, y otros no publicados o no terminados, como "el pez soñador", muchos ejercicios de la Schola Cantorum, un conjunto no conocido de las piezas "caninas", algunos otros trabajos para piano, muchas veces sin título, (las cuales fueron publicadas como nuevas Gnossiennes], Pièces Froides, Enfantines, Música de amueblamiento, etc.).

Wikipedia: Erik Satie

En fin, me ha interesado la vida de Satie; la lectura de su biografía me ha hecho reír en algún momento pese a su tono triste.

Falsificaciones, mentiras, falsedades

fabian | 19 Maig, 2006 17:33

El marinero paseaba solitario cerca del puerto cuando se le acercó un carruaje y un caballero le dijo:
- Eres un marinero muy apuesto, ¿quieres ganarte cinco guineas?
Naturalmente el marinero aceptó. Le llevó a su casa, le invitó a cenar y a beber y le dijo:
- Soy muy rico y muy viejo también. Y desconfío de las personas que heredarán lo que he ahorrado en toda mi vida. Hace tres años que me casé con una mujer muy joven. De nada me ha servido. No tenemos hijos.
(...) El anciano llevó al marinero a un dormitorio adornado con clavos macizos. En él había una cama y en la cama una mujer. El caballero sacó de su bolsa una moneda de oro, de cinco guineas y se la entregó al marinero.

Una historia inmortal (de Orson Wells / Isak Dinesen)

Cinco guineas (Revista en pdf)

Varias historias que tienen como base la falsedad, el engaño leídas en esta nueva revista titulada Cinco guineas cuyo primer número se llama "Falsificaciones, mentiras, falsedades". Historias interesantes que hacen pensar y de las que no quiero hablar ahora pues me conviene repensarlas y leer algo más sobre ellas. La noticia sobre esta revista me ha llegado a través de Boulé.

balas de paja

Hoy tengo que salir, por lo que tengo poco tiempo. He buscado alguna foto que tuviera algo de engaño. Ésta no lo tiene, pero el trigo aún está verde y ya se ven balas de paja; es algo extraña. Igual ocurre con esta música que parece oriental pero que está compuesta por un autor anglosajón muy conocido. Y es que todo tiene un cierto carácter de extrañeza y engaño.

Hay otras historias; una me la han contado oralmente esta mañana y se trata del "Coco", aquel que se llevaba a los niños que duermen poco. Pues parece que anuncian para un próximo referéndum al coco en caso de que voten no.

La última historia es más seria y triste. Se trata de cuatro millones de firmas que pedían un acto de democracia. ¡Cuatro millones!, son muchas. No creo que se hayan juntado en el mundo tantas firmas para cualquier otra solicitud. Posiblemente sea un récord que mereciera estar en el Guinnes: ¡cuatro millones! Pues... ni caso; burlas y menosprecio. Creo que es un dato que debe quedar en los anales de la no democracia del mundo. Cuatro millones de firmas y ni caso. Cuando resucite Borges escribirá esta historia en su "Historia Universal de la Infamia": un gobierno que no atiende una solicitud avalada por cuatro millones de firmas.

Día de los Museos

fabian | 18 Maig, 2006 18:30

El extraño tema de hoy son los nabos. ¿Los qué? me dirían muchos alumnos. Los nabos. Vegetales que sólo se producían en una temporada del año: el adviento, las semanas antes de Navidad. Podría compararlo con las setas. Su temporada es breve y hay años en que no se encuentran o son muy escasas. Y la pregunta no era si te gustan las setas. En caso de no gustarte serías mirado como un desdichado, un desdichado digno de conmiseración. No. La pregunta nunca hubiera sido como actualmente hacia si te gustan los nabos o las setas. La gran pregunta era saber si había setas o no. En caso de haberlas se daba por sentado que la comida serían unas suculentas setas. Así que, para comprender el tema de hoy, hay que dar un giro a nuestra mentalidad del "te gusta" a la mentalidad del aprovechamiento y del disfrute de lo que hay en este momento, ya sean nabos o setas o, en otras temporadas del año, uvas o higos o lo que hubiere; que lo difícil es eso: que haya.

museo
El Museo de Mallorca en Palma

Bien, pues esta filosofía o modo de entender la vida basada en disfrutar del momento, de lo que haya en ese instante y que recoge la expresión de "los nabos en adviento", se aplicaba a todos los aspectos de la vida: Y ahora me referiré a los viajes. Cada ciudad o lugar ofrece elementos singulares que únicamente puede ofrecer esa ciudad. Visitar París, por ejemplo, sin subir a la Torre Eiffel no era visitar París. No haber subido a la Torre Eiffel era digno de conmiseración, el pobrecito, como no comer setas cuando las hubiera. Y dentro de esos elementos singulares de las ciudades estaban los grandes paseos, los principales monumentos y, también, los grandes museos. Visitar Madrid y no entrar en el Museo del Prado: ¡qué barbaridad! Visitar Barcelona y no haber visto la Sagrada Familia, o Montjuic o la Plaza Cataluña o el Museo de Arte Románico no era haber conocido Barcelona. Y así, cada ciudad ofrecía una lista de lugares emblemáticos cuya visita significaba saber aprovechar y disfrutar del momento y de la ocasión: los nabos o las setas que ofrece ese lugar y que no se encuentran en ningún otro lugar.

Hoy día la mentalidad ha cambiado y se visita Barcelona sin ver el Templo de la Sagrada Familia o el Arte Románico o el Palacio de la Música ... "¡Ah, pero fuimos a ver el Camp Nou: qué pasada!"

myotragus
Myotragus Balear en el Museo de Mallorca

Leo en el períodico que la mayoría de las visitas a los museos de Mallorca la realizan los turistas, tanto nacionales como extranjeros, mientras que los isleños los visitan poco. Me alegra enormemente que aún hoy haya gente que disfrute de los elementos singulares que una localidad ofrece y que prefieran visitar un museo que no un campo de fútbol. Y es verdad que la Catedral o el Castillo de Bellver se llenan de turistas que también visitan sus respectivos museos.

Mi experiencia es que a algunos de los museos de Palma - y me refiero principalmente al Museo de Mallorca (retablos góticos) y al de Bellver o a tantos otros - les falta información escrita. Por ejemplo: la visita al Museo de Mallorca por un isleño en sólo unas horas es algo exhaustivo. Demasiada información que requeriría varios días con muchas más horas y - importante a mi juicio - con una información escrita que explicara lo que el museo encierra. Actualmente es un empacho difícil de digerir. Información que conviene que sea previa; de tal manera que cuando uno acude sepa y conozca qué va a ver. Son museos muy interesantes para mí, pero que hay que visitar poco a poco y con conocimientos previos. El Gran Hotel lo sabe hacer muy bien: edita para cada exposición un bonito libro con muy buena información.

El tema de los museos ofrece mucho para hablar y que convendría tratase mucha gente desde diferentes puntos de vista.

El Myotragus Balear fue un mamífero del género de los artiodáctilos, endémico de Mallorca y Menorca. Su nombre significa "cabra - rata" y fue descubierto en 1909. Creo que se considera que vivió en el Pleistoceno.
No sé qué hay de cierto en ello pero hay una leyenda de que estos animales llegaron a Mallorca en una época en que el Mediterráneo estuvo seco (¡vaya cambio climático!) y que estas cabras - ratas lo atravesaron.

Ángeles de Palma y letras galegas

fabian | 17 Maig, 2006 18:59

Una foto y alguna idea que dibujar con palabras.

La foto es de un ángel, uno más de los que se encuentran por las calles de Palma. ¿Cuántos he puesto ya? El más conocido es el ángel de los mercaderes que se encuentra en la Lonja y que también está en el Consolat de la Mar en varios lugares. Era el "logo" del Gremio de los vendedores y negociantes, mercaderes. No lo sé, pero me pregunto si en todos esos siglos que van desde la construcción de la Lonja hasta que se disuelven los gremios (1835) no realizaron más construcciones donde poner su ángel.



Varios ángeles que pueden encontrarse en Palma

Son ángeles que no están en edificios religiosos, sino civiles. Creo que también hay querubines u orondas caras infantiles con alas en el edificio del Ayuntamiento. No había pensado en este tema de los ángeles de Palma, pero seguro que hay más.


En la calle de la Puerta del Mar

Dia das Letras Galegas

Aparte de ser el Día de Internet, cada 17 de mayo es el Dia das Letras Galegas. Me lo recuerdan cada año en sus blogs Sekeirox, dorfun y Catuxa, a quienes sigo diariamente a través del bloglines.

Me gusta esta celebración y desearía que se hiciera algo parecido en Mallorca. Cada año se homenajea a un autor. Este año se dedica a Manuel Lugrís. Los centros educativos suelen preparar algún acto y ya empiezan a aparecer desde ellos diversos trabajos en la Red. El año pasado hablaba de unos profesores que habían realizado un webquest sobre Lorenzo Varela, de quien puse unos cortos poemas en tal día como hoy en Día das Letras Galegas 2005 (en Quaderns, donde mañana pondré algo)

Bien, pues este año hay algunos centros escolares que han puesto en sus webs alguna rememoranza del autor, que la web oficial recoge en su apartado na Rede. Uno de ellos es el IES As Lagoas que ha publicado una biografía bajo el título "O que compre saber".

He encontrado muchas páginas en Gallego, aunque ninguna en Castellano. Me interesa sobre todo algún poema ya que Manuel Lugris también fue poeta. He encontrado uno:

¡Amor da terra! sempre vivirás firme e forte
No meu peito namentras que non me leve a morte;
Meu único luceiro que nas noites de dôr
Quencerás omeu corpo con lóstregos d'amor.

Roseira milagrosa do meu querer profundo,
Que enche côs seus arumes os ámbitos do mundo.
Nasce en nidias arelas como o primeiro amor;
E unha ardencia sin lume, ê un recendo sin fror.

El mantén a esperanza do galego exiliado;
El ê a fonte de bágoas que lavan o pecado;
Salvando as nosas almas él nos fai retornar
A cumprir coas obrigas do noso santolar.

¡Amor da terra! sempre vivirás firme e forte;
Mentras a Celtia viva non termeral-a morte!

Fillos da Galicia: Cent acentos, cent cores

Me parece bien homenajear a un escritor cada año; aunque si no se pone parte de su obra on line, ya se pueden escribir mil biografías, que poco valen. No es conocer la biografía, sino conocer su obra.

Cosas sueltas

fabian | 16 Maig, 2006 23:11

Aquel verano fue maravilloso. El aire era límpio y no ardía. Sombras suaves ofrecían sobre la arena blanca las siluetas de cuerpos humanos y de los pájaros que todas las tardes picoteaban en la playa. Además - y éste es el recuerdo más ferviente - la lectura era apasionante, tanto que decidí desplazar ese momento sublime para más tarde. No sé cuántos años han pasado y conservo el libro con un punto que señala la página en que paré y en la memoria guardo su trama no olvidada. Me entusiasmaba esa lectura y en el momento más álgido la paralicé. Era excesivo el placer que me proporcionaba. Fue un momento único que nunca se ha repetido. Era tan interesante que pensé que no debía tener final. Quedó en puntos suspensivos. El libro se titula "La última viuda de la Confederación lo cuenta todo" y su autor se llama Allan Gurganus, editado por Anagrama y en la publicidad de la contraportada dice: "Una novela que, sin duda, constituirá para los lectores una experiencia inolvidable".

La tarde de hoy también es hermosa. Las ramas de los plátanos de sombra frente a mi abierta ventana se balancean suavemente. Mi mirada queda prendada de ellos y deja pasar minutos y horas mientras me pregunto qué hacer. Me he descargado el google notebook. Cuando navego me gusta copiar textos y enlaces. Queda adherido al navegador y cuando marco un texto, lo recoge junto con su dirección. No sé dónde lo guarda, pero confío en que pueda recuperar los fragmentos copiados. Es pronto para hablar de él, pero si funciona bien puede serme una valiosa ayuda.

Ayer me topé, no sé cómo, con una web que no quisiera olvidar. Se trata de trenes y tranvías y está referida a los de Mallorca y Palma. Es la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Baleares (AAFB). Sólo la he explorado un poco. Tiene muy buenos enlaces. Me encanta encontrarme con webs como ésta en que un grupo de personas escriben sobre un tema que les interesa.

tranvía
Tranvía por la calle Colon de Palma

Fragmentos sueltos los de hoy. Cosillas que colgaban descolocadas y que debía recoger. Mi mirada torna una y otra vez hacia el balanceo de los árboles. ¿"Tranquilidad violeta"? (¿Era Juan Ramón Jiménez el autor de esta expresión?) No sé, hoy tampoco importa, ya lo buscaré mañana.

Primeros estudios sobre climatología en las Baleares

fabian | 15 Maig, 2006 18:55

"Al parecer, Fitzroy pensaba que podía pronosticar el tiempo, pero fracasó tantas veces que al final se acabó suicidando." comenta Eduardo Punset en un programa de Redes. En la página oficial escribe "Fitzroy", aunque yo lo he encontrado en la wikipedia como Robert Fitz Roy, quien fue marino inglés, nacido en 1805, y que en 1830 era el capitán del bergantín HMS Beagle que condujo a Darwin en su viaje por la Patagonia. Bien, pues este hombre se jubiló pronto y se dedicó, a partir de 1850 a la observación meteorológica en la Cámara de Comercio de Londres y posteriormente fundó un organismo que actualmente es la Oficina Meteorológica. Se considera el primer observatorio meteorológico del mundo.

La verdad es que no me extraña que los primeros interesados en la meteorología fueran los navegantes. Para ellos predecir el tiempo podía ser importante. Por un momento he creído que en España pudo haber creado el primer observatorio meteorológico otro famoso marino y científico llamado Jorge Juan, pero no; creó el Observatorio Astronómico de Cádiz, que creo que fue el primero de España en 1752.

torre meteorológica
Torre con información meteorológica de la plaza España de Palma

He entrado en la web del Instituto Nacional de Meteorología por ver si encontraba información sobre la historia de los observatorios. Búsqueda infructuosa. He entrado en las páginas dedicadas a Baleares y encuentro que la central en Mallorca está en el puerto, Porto Pí, lo que me conduce otra vez a relacionar la observación meteorológica con el mar. Encuentro una página interesante: Cronología de la Meteorología Balear.

  • 1744 - 1749: Primeras observaciones sistemáticas en Illes Balears: Dr. George Cleghorn, Menorca (bajo dominio británico)
  • 1751: Primera publicación climatológica: Cleghorn
  • 1792-1799: Nueva serie de observaciones sistemáticas en Maó (Menorca): Joan Bals, farmacéutico
  • 1862: Empieza a operar el Observatorio oficial de Palma
  • 1905: Inicio de observaciones en Sant Joan (Mallorca)
  • 1920: Red climatológica de la Diputación de Baleares (Jorge Ankermann)
  • 1925: Primer observatorio meteorológico profesional en Illes Balears: Base Naval de Maó: realiza sondeos con globo piloto
  • 1934: Creación del Centro Meteorológico de Balears, en Maó (Base Naval).
    Josep Maria Jansà, director.

Bien, dejo de recoger información de la página Cronología de la Meteorología Balear. Mahón tiene el más hermoso e interesante puerto de mar que he visto. Pero ahora me interesa la figura del Dr. George Cleghorn que en 1744 empieza a recoger observaciones climatológicas. ¿Quién fue? ¿Será acaso un marino?

En Castellano o Catalán, además de la página citada de la cronología, encuentro Imágenes y percepción de la naturaleza en el viajero ilustrado, de Consol Freixa, donde encuentro sólo unas breves palabras: "En Menorca, entonces colonia británica, el ingeniero del ejército John Armstrong, aficionado a la recolección de fósiles, escribirá una Historia de la isla de Menorca en la que dedica uno de sus capítulos a este tema tan polémico. Y su compatriota George Cleghorn se concentrará en el estudio de las enfermedades epidémicas de la isla".

En dialnet encuentro sólo el título ("George Cleghorn, un metge britànic a la Menorca setcentista") de un artículo escrito en 1991 por Josep Miquel Vidal Hernández, sin poder acceder a él.

Ya a través de una página en inglés, me entero que George Cleghorn (1716 - 1794) fue médico y marino, nacido en Granton (Edinburgh) y licenciado en la Universidad de Edinburgh. Viajó a Menorca y al regresar a Londres escribió "The Diseases of Minorca" en la que trata sobre los efectos de la quinina de los barcos como cura de la malaria. Al retirarse de la Armada, vivió en Dublin.

Luego he visitado muchas páginas relacionadas con la meteorología y al llegar a varias relacionadas con Mallorca me he acordado del artículo que Climent Picornell escribió en su bitácora, titulado El temps de les Illes Balears on line, donde enlaza con varias de las páginas que visitaba.

Nuevo diseño del Diario de Mallorca

fabian | 15 Maig, 2006 14:07

El Diario de Mallorca ha estrenado hoy un nuevo diseño en el que presenta novedades importantes.

Diario de Mallorca

Novedoso es que deja el sistema de frames con lo que ya podemos ver y recoger la URL de sus páginas, pese a un inconveniente de cierta importancia que explicaré. El nuevo diseño es bonito y elegante. Queda muy claro, lo cual es muy importante. A la izquierda nos presenta un menú en el que están las siguientes partes: "Edición actualizada", lo cual creo que es novedad y da a esperar que pueda actualizar a lo largo del día; "Edición impresa", referida a las informaciones salidas en el periódico impreso; "Servicios", donde se encuentran los 'Suplementos' como el tan utilizado de 'Diari de l'Escola' o 'Bellver' y con un, creo que nuevo servicio consistente en el RSS; y, por último "Canales".

La portada cambia considerablemente y queda, a mi juicio, muy bien. Las noticias importantes muestran el título y una entradilla seguida del enlace a la noticia en su totalidad; otras muestran sólo el título. Con una mirada a la portada ya podemos ver las noticias más importantes.

El menú de la edición impresa es el mismo que tenía anteriormente. Al pulsar en una opción nos remite a la relación de las noticias clasificadas en ella. Las principales presentan título y entradilla, así como una imagen.

El problema es que forma las URL de las noticias uniendo variables con el signo amperdamer (&), el cual se encuentra dos veces en cada URL. Este signo, que fue muy utilizado anteriormente, no es aceptado actualmente por el validador de las 3w. No me estoy refiriendo a la validación de las páginas, no, sólo a las URL que, para enlazar desde una web a la noticia tendríamos que usar. Si desde aquí pongo un enlace a una de sus noticias, al pasar mi escrito por la validación me dará error en la URL de la noticia ya que usa el signo "&". La mayoría de las webs actuales han cambiado el signo "&" por otro como "?" que no da lugar a error. Quedaría muy bien que, si es posible, arreglaran este inconveniente; de esa manera podremos enlazar a las páginas del Diario de Mallorca sin ningún inconveniente.

Ojeada a una carta de navegación

fabian | 12 Maig, 2006 20:10

Pocas palabras hoy puesto que se me ha hecho tardísimo. El hecho está en que desde hace algún tiempo me empezó a interesar el tema de los mapas, portulanos y demás cartografía. No he estudiado nada sobre el tema y desconozco incluso el vocabulario básico. Encontré hace unos días un libro escrito por un autor menorquín, Mascaró Pasarius, sobre mapas. Cuenta al comienzo del libro que su intención era recoger todos los topónimos que de las islas hay en los mapas. Para ello tuvo que hacer un inventario de todos los mapas existentes en que salieran las islas. El inventario habría sido enorme, por lo que limitó el número de siglos y, aún así, es muy grande. Luego viajó por gran parte de Europa a aquellos lugares donde se encontraban los mapas.

El tema, muy técnico, me interesó y me pareció un estudio muy singular pese a que la apariencia inicial resulta algo hosca ya que se trata de largas listas de mapas y, luego, de topónimos. Pero ya antes había visto un bellísimo libro en que cada página reproducía un mapa o portulano y agregaba una explicación sobre él. Ayer, en el paseo que dimos por Palma busqué este libro por varias librerías y no lo encontré, así que hoy hemos ido a la biblioteca pública a echarle una ojeada (no a pasar hojas, sino a verlo, echarle el ojo, una visión general)

mapa
Carta de navegar de Jacob Aertsz Colom; Amsterdam, 1633

Me da algo de apuro poner esta fotografía de esta extraña carta de navegar de Jacob Aertsz Colom, editada en Amsterdam en 1633. Procede del tercer tomo del atlas marítimo "Vyerighe Colom", también llamado "Colom del mar Mediterráneo", el cual contiene 11 cartas náuticas.

Bien, diré que la información y la imagen la he sacado u obtenido del libro titulado Cartografia de les Illes Balears. Compendi de mapes impresos durant els segles XVI, XVII i XVIII editado por Sa Nostra y que debe tener varios autores ya que no había ningún nombre en la portada.

Me da apuro presentar la fotografía ya que no es clara. Lógicamente no es el mapa o la carta sino una fotografía; por eso no me parece preocupante que salga alabeada o torcida. No intento copiar la carta náutica, sino sólo recoger una imagen de ella. Pero, claro, la imagen no es clara y debiera aprender a fotografiar documentos.

Me ha llamado la atención pues la isla sirve como contorno de una cartelera (no sé si éste es el nombre correcto) con información de texto. También me ha sorprendido que dibuje las islas como si estuvieran tierra adentro de Berbería. Hay que tener en cuenta que no es un mapa sino una carta de navegación donde lo importante son las costas. Las representadas, la costa española desde Fuengirola (Málaga) hasta el cabo de San Martín (Alicante) o la costa africana, desde el peñón de Vélez hasta la ciudad de Fuengirola, no están bien situadas, al igual que las islas. Lo importante son los accidentes costeros.

Ha sido la primera vez que he visto una carta de navegar, nunca había visto ninguna. Así que el libro me ha parecido muy interesante y con muchos elementos e información que desconozco. Así mismo la forma de Mallorca parece extraña. Señala los puertos y el que llama "Porto Pin" lo separa bastante del de Palma. Otro topónimo que pone es "Palomera", cerca de la isla Dragonera, que no sé a qué corresponderá. Observo que, en general, muchos mapas señalan "Portopetro" que, supongo, debió tener bastante importancia. En fin, elementos muy curiosos de los que debería informarme.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar