Alta mar

Contacto

Dificultades metodológicas: Al Idrisi

fabian | 31 Gener, 2006 18:47

Intentaré simplificar en lo que pueda lo que ha sido una travesía compleja. No hace muchos días oí en la radio una reseña de un libro cuyo título no memoricé pero que hablaba del cartógrafo árabe Al Idrisi.

El libro me interesaba porque había publicado un artículo titulado El mapa de Al-Idrissi (1154) (atención a la doble "s"). Escribir así como hago, sin borrador, al momento, basándome en las lecturas realizadas en pocos minutos, tiene varios inconvenientes y algún punto de interés como el que un tema no se agota en unas pocas líneas y, como en el caso de hoy, descubro nuevas informaciones y puntos de vista. Así que el tema me interesaba y he buscado la información.

Año 1153, los normandos gobiernan Sicilia (Siqilliya), pero la isla está impregnada de la cultura y la lengua árabes. Palermo, la capital, es una ciudad musulmana que rivaliza en tamaño y esplendor con Bagdad y con Córdoba. La corte del sultán Ruyari, el rey normando Roger, está formada por hombres de letras musulmanes, concubinas de todo tipo y hábiles eunucos que controlan la administración del reino. La situación y la decadencia de la corte encrespan a los obispos que aspiran a hacerse con el poder. En este ambiente agitado y convulso se desarrolla la vida y amores del cartógrafo medieval Muhammad al-Idrisi. Un hombre culto que se debate entre mantener sus vínculos con el sultán y ser fiel a sus amigos que combaten la dominación normanda o se ven obligados a dejar la isla, entre el sosiego del harén cortesano en el que busca refugio y la realidad del pueblo llano de Noto y Catania que le remueve la conciencia. Un sultán en Palermo es una magnífica novela en la que el orgullo y la codicia humana se entrecruzan con la nobleza y la grandeza de espíritu. Es la cuarta novela del llamado Quinteto del Islam, conjunto narrativo en el que Tariq Ali nos sumerge en las controvertidas relaciones entre Oriente y Occidente en distintos períodos históricos. La trama de Un sultán en Palermo, aunque se sitúa en la Sicilia medieval, guarda un inquietante paralelismo con la actualidad.

Al Idrisi, 1192
Mapa de Al Idrisi de 1192

¿Es de 1192 este mapa? Yo no soy historiador ni científico. Sólo soy un lector que me intereso. Por ello no tengo no sólo conocimientos suficientes de carácter histórico, sino - los conocimientos más importantes y que los profanos desconocemos -, conocimientos sobre la metodología, sobre la manera de trabajar. Así, en mi caso, escribí el nombre de este cartógrafo con dos "s" y ahora lo escribo con una sola "s". Posiblemente, en la vez anterior, no verifiqué el nombre suficientemente.

El hecho está en que estos personajes están adquiriendo un cierto nombre debido a las circunstancias políticas actuales de las relaciones entre el Islam y el mundo occidental. Por ello creo que muchos temas culturales no adquieren notoriedad por ellos mismos sino porque están bajo el interés político y porque a través de ellos, se quiere configurar nuestra manera de pensar.

Bien, pues en la Wikipedia descubro ahora un artículo dedicado a este geógrafo (debió publicarse posteriormente a mi escrito anterior) y leo en él

Abú Abdalá Mohamed al-Idrisi (1100 - 1165 o 1166)

En 1154, Al-Idrisi confeccionó un gran mapamundi orientado en sentido inverso al utilizado actualmente (el norte abajo y el sur arriba), conocido como la Tabula Rogeriana, acompañado por un libro, denominado Geografía. El rey siciliano dio a estas obras el nombre conjunto de Nuzhat al-Mushtak, aunque Al-Idrisi las bautizó como Kitab Rudjar ("El Libro de Roger").

En 1161, Al Idrisi realizó una segunda edición ampliada, con el notable título de Los Jardines de la Humanidad y el Entretenimiento del Alma, habíendose perdido todas sus copias. Una versión abreviada de esta edición, llamada Jardín de los Gozos, aunque más conocida como Pequeño Idrisi, se publicó en 1192.

Así que este geógrafo nacido en Ceuta, murió en 1165 o 1166, pero una versión abreviada de su obra perdida se publicó casi treinta años después de muerto.

Al Idrisi, 1154
Al Idrisi: "Tabula Rogeriana", 1154

Me temo que gran parte del Mediterráneo, en tiempos de Al Idrisi, era un mundo en guerra continua. Cruzadas de unos y de otros. Y Sicilia era un lugar central y básico del Mediterráneo. Cruzadas que implicaban principalmente el comercio marítimo entre ciudades. Y me sorprende (y me enamora) que Al Idrisi pusiera en sus trabajos y mapas nombres tales como "El jardín de los gozos" o "Los jardines de la humanidad y Entretenimiento del Alma". Al Idrisi era un científico, pero en los nombres que daba a sus obras era un poeta.

Aparte del tema de hoy, para ayudar a mi memoria debo dejar aquí el enlace a Grandes hitos de la cartografía, que me ha parecido interesante. ¡Ah, y en elmundo.es se puede leer el primer capítulo de "Un sultán en Palermo".



 (Segueix)

¿Qué nos importa a nosotros Descartes?

fabian | 30 Gener, 2006 18:55

La tarde - lluvia tras los cristales - ha comenzado con dos inquietudes. Miguel, de Boulé escribe ¿Y a mí qué Descartes?: [...] una alumna suelta (más o menos), aquello de "bueno, Miguel, pero es que tienes que entender que a nosotros Descartes no nos importa nada, y nos parece muy aburrido. ¿Qué nos importa a nosotros Descartes?".

La segunda es en parte escolar: un informe (de la OCDE) sobre lo mal que vamos, que se añade a todo un revuelo de noticias sobre niños que pegan a los padres, violencia adolescente e infantil en muchos ámbitos -familia, barrio, escuela -. En Francia ya hace años que la policía está en (dentro de) las aulas, pese a ello, las noticias que llegan sobre amenazas y violencia hacia profesores y escolares parecen aumentar y llegar a porcentajes muy altos. En fin, debe ser que no comulgo con los autodenominados "progresistas" que me alarmo para "crear crispación", pero la sociedad actual está fallando en cosas muy importantes.

¿Cómo es posible que despreciemos las aportaciones del pasado que nos han hecho ser como somos? La ciencia moderna, y todo el carácter racionalista propio de la cultura occidental derivan directamente del cartesianismo. Pero eso no parece ser lo suficientemente importante como para que nos fijemos en su intento de alcanzar, por los medios más extraordinarios que se puedan pensar, una verdad que supere todo intento de duda. En los tiempos en que la verdad es uno de los objetos más manoseados de nuestra sociedad, esto parece una pérdida de tiempo.

Pero hay algo que me parece más llamativo: el cuestionamiento inmediato de toda la herencia cultural que hacen nuestros alumnos. 25 siglos de cultura occidental, progresando en cierta manera gracias a la contribución de pequeños grupos intelectuales, parecen no significar nada, ni merecer respeto alguno, para nuestros alumnos, gentes con 18 años [...]

Boulé: ¿Y a mí qué Descartes?

grutesco
El mismo grutesco, el más alegre, en invierno y verano

Ante el problema, más que escolar: social y político, tiendo ya a esconder la cabeza, a no querer saber. Me asusta por su complejidad y profundidad. Son muchas las familias que sufren violencia. A los centros nos llegan los ecos, pues no es un tema del que se hable abiertamente. Madres amenazadas por los hijos de poco más de doce años. Los adolescentes han de disfrutar (creen) y los padres soportarlo pues ya les pasó la hora.

Temo que la sociedad actual es muy cobarde, no encara los problemas principales, no los quiere ver y las ideologías están llenas de contradicciones. Autoengaños. Modas que parecen muy "in" (como el salir por la noche y volver en la madrugada) y que aparecen como oasis de placer y que están vacíos. Los padres sin saber qué hacer. Las dudas hacia qué ha sido realmente un progreso social se hacen muy grandes y las voluminosas palabras basadas en las liberaciones se convierten en fantasmas, en humo.

No sé bien el porqué, me he acordado del Doctor Zhivago, personaje de Boris Pasternak quien, en la época de la Revolución Rusa y de las guerras posteriores, no estuvo ni a favor de unos o de otros. Sin embargo su autor sufrió la "no existencia" dada por el aparato político. Su obra no pudo publicarse en la Unión Soviética y su única novela fue conocida al aparecer en Italia en 1957. El Premio Nobel, que le fue concedido en 1958, no pudo ir a recogerlo y murió cerca de Moscú en 1960. Sólo en 1987 pudo publicarse Doctor Zhivago en Rusia.

Bien, pues he buscado algún poema de Boris Pasternak en Internet y he encontrado tres: Merani, La alameda de tilos y Por aquí pasó la uña misteriosa, de la que copio estos versos iniciales:

Por aquí cruzó la uña misterisa del enigma
Es tarde, mejor me ire a dormir,
y con las luces del alba
lo comprenderé

En la biblioteca con Josep Lluis Aguiló

fabian | 28 Gener, 2006 14:58

Hoy llueve sobre Palma. Queríamos ir a ver los gigantes que tenían que desfilar, pero hemos supuesto que por la lluva no saldrían. A última hora hemos decidido quedarnos en Palma y he aprovechado para acudir a Can Salas, la nueva biblioteca de Palma. Margarita y yo pasamos por ella una tarde del verano pero sólo nos paramos a verla. Hoy ya iba con un plan de trabajo - lo cual confío que me sea posible con frecuencia cuando me jubile - y me ha causado muy buena impresión.

Como novato, he preferido acudir a la bibliotecaria:
- Por favor, ¿qué obras tienen de Josep Lluis Aguiló?
Ha consultado su ordenador e inmediatamente me indica tres títulos, de los cuales he elegido dos. Me ha anotado sus referencias y me ha dirigido al segundo piso. El primer piso está dedicado a los niños. En el segundo había una gran sala atiborrada de estudiantes y unas salas más pequeñas a una de las cuales he acudido. Ya la bibliotecaria de la planta principal, la de la entrada, me ha indicado que estos libros por mí solicitados no son de préstamo. No he inquirido el porqué ya que la cola de quienes querían devolver material o hacer alguna consulta superaba las diez personas.

biblioteca
En la planta principal, foto tomada este verano

Josep Lluis Aguiló ganó el año pasado el Premio Ciudad de Palma de Poesía en Catalán por su obra Monstres, precisamente la obra que no he pedido, ya que no me acordaba del título. Nació en 1967 en Manacor, en Mallorca. He buscado en varias ocasiones algún poema suyo en Internet y nunca he encontrado ninguno.

Tarda a la biblioteca

És el capvespre perfecte
que el cantin els que se n'entenen
no en faré cap decripció.
Jo, assegut a la biblioteca,
don gràcies per les mercès
i els volums que tenc a l'abast.
I entenc que tota l'evolució
m'ha portat aquí, per viure el capvespre
perfecte i estar a cobri, feliç,
envoltat de llibres i silenci.
Estalvi del tigre de dents de sabre.

Estic obrint una edició de Blake,
que és el vehicle de Swedembourg,
un home que parlava amb àngels.
I que cantà al simètric tigre i a tenir
"l'infinit al palmell de la mà".
I me'n ric:
- Ves quin pobre home; parlar amb àngels ...
Jo som l'afortunat que parla amb llibres.

Tarde en la biblioteca (traducción libre)

Es la tarde perfecta
que lo digan quienes lo sepan
no la describiré.
Yo, sentado en la biblioteca,
doy gracias por las atenciones
y por los volúmenes que tengo a mi alcance.
Y entiendo que toda la evolución
me ha traido aquí, para vivir esta tarde
perfecta y estar a resguardo, feliz,
rodeado de libros y silencio,
a salvo del tigre de dientes de sable.

Estoy abriendo una edición de Blake,
que es el vehículo de Swedembourg,
un hombre que hablaba con los ángeles.
Y que cantó al simétrico tigre y a tener
"el infinito en la palma de la mano".
Me río:
- Vaya pobre hombre; hablar con los ángeles ...
Yo soy el afortunado que habla con los libros.

La sala no es muy grande, pero está muy bien amueblada. Por cada tres espacios hay un ordenador conectado a la Red. He dejado varios utensilios sobre la mesa: el paraguas, una radio de auriculares, un viejo reloj ya sin correa, un cuaderno y un bolígrafo. He colgado el chaquetón sobre el respaldo de la butaca. Unos grandes ventanales, con las persianas cerradas dan al callejón en el que se encuentra el portal de la iglesia de Santa Cruz. Su tímpano, con una hermosa estatua parece que puede tocarse estirando el brazo. He abierto el cuaderno ...

Paraules

Solia dormir amb un quadern
a la taula de nit. Si es despertava
escrivia alguna paraula
per recordar l'endemà
el contingut dels somnis.

Al matí, quan es llevava, veia
que havia escrit paraules
com terra, arròs, cornucòpia o compàs.

Tot el que havia estat clar s'esvenia
i enyorava l'instant de claredat
on tot es conjugava en un terme
i una paraula sola era sinònima de l'univers.

Palabras (traducción libre)

Solía dormir con un cuaderno
en la mesita de noche. Si se despertaba
escribía alguna palabra
para recordar, a la mañana siguiente,
el contenido de los sueños.

En la mañana, cuando se levantaba, veía
que había escrito palabras
como tierra, arroz, cornucopia o compás.

Todo lo que había sido claro se desvanecía
y añoraba el instante de claridad
en el que todo se resumía con un término
y una única palabra era sinónima del universo.

El título del libro es L'Estació de les ombres de la Editorial El Tall, publicado en el 2004. Junto a mí una mujer escribe en el ordenador una carta al Presidente de Gobierno. No me he dado cuenta cuándo ha entrado. Hojeo las cuidadas páginas impresas. ¿Por qué estos poetas jóvenes no tienen en cuenta que en la Red la poesía corta es un tipo de texto deseado y con el que pueden darse a conocer? ¿Por qué no eligen ellos mismos unos pocos poemas y los dejan en alguna página a la que podamos acudir y alimentar con sus palabras nuestras ausencias, nuestra incapacidad de profundizar en la belleza? Internet necesita poetas y poesías, textos cortos. ¿Por qué a los escritores mallorquines es tan difícil encontraros en la Red y conoceros un poco, como se prueba el aroma de un perfume antes de comprarlo?

Segundo piso de la biblioteca, en una sala pequeña, con libros que no se prestan... ¿por qué? ¿Cuándo las instituciones mallorquinas publicarán en sus webs unos pocos poemas, unas citas, unos fragmentos de los autores premiados?

biblioteca

No es parla gaire a l'estació de les ombres,
les veus es difuminen fins que arriba el silenci
i no hi ha tinta per embalsamar les paraules.

(No se habla demasiado en la estación de las sombras / las voces se difuminan hasta que llega el silencio / y no hay tinta para embalsamar las palabras).

¿Amé a Mozart algún día?

fabian | 27 Gener, 2006 18:59

Quiero decirte, Wolfgang Amadeus,
hermoso y fiel amigo,
que esta tarde de lluvia me han hablado
todos tus violoncelos: comentaban
aquellos viejos días de salitre
tan ebrios en la ausencia,
tan repletos de arena y soledades,
tan siempre regresados
.

Así como Bach hunde sus dedos en lo profundo y Beethoven sopló con furia en la ardiente juventud, no estoy seguro de haber amado a Mozart. Sí en su concierto para clarinete, en algunas de sus óperas y en sus misas. También en algún concierto para piano y en alguna de sus numerosas sinfonías. ¿Bastaría con la obra enumerada para considerarse un enamorado mozartiano?

Quiero decirte, Wolfgang Amadeus,
ángel truncado en vuelo,
que tu voz se me enreda entre mis ojos
como una hiedra lenta y me retorna
a infancias melancólicas,
a cansadas esquinas, a horizontes
que jamás se me alzaron,
a las sombras de olivo sin ternura
en las desiertas sendas
.

atlas
Fotografía de juanjoseixas (que ojalá retorne pronto) en Flikr

El piano, con una infinita dulzura comienza una suave melodía, pero a las pocas notas se ve interrumpida por un golpe de la cuerda que, como cruel realidad, interrumpe la melodía soñada. Amadeus escribe - directamente, sin ninguna tachadura, dice la historia - una frase en la partitura al tiempo que juega con una bola de billar sobre el rectángulo verde. La melodía, suave y tierna, recomienza tres veces y, ahora ya sin interrupción, se lanza en una cascada de notas rápidas acompañada de los violines. A pocos pasos de donde Amadeus compone, voces, gritos cotidianos de una realidad dura. Su padre y su mujer discuten destempladamente sobre alguna insatisfacción. Amadeus, absorto en la composición, traza las notas de violines rasgando y rompiendo la dulzura del piano como si el sueño y la realidad intercambiaran los golpes de un inacabable combate. Inapelablemente la gravedad de las cuerdas, representativas de la humilde y penosa realidad cotidiana se impone sobre el sueño armonioso del piano.

Quiero decirte, Wolfgang Amadeus,
alegre compañero,
que te sientes aquí, junto a nosotros,
en este exilio de paredes blancas
que hemos ido naciendo entre poemas
para volver a ser más puros,
quizás para volver a ser, tan sólo.
Ponte cómodo, hermano,
toma un vaso de vino, bebe, canta,
que esta tarde de lluvia no hay tristeza
que nos pueda rendir,
aunque algún clavicémbalo nos hiera
las perdidas memorias, los espejos
de lejano mirar
.

¿Amé a Mozart algún día? me pregunto en esta celebración de su 250 aniversario. Y me contesto que no. Ha estado junto a mí suavemente, sin que me diera cuenta. He tarareado sus melodías, me he quedado atónito ante su Reina de la Noche, he reído junto a Fígaro midiendo su cuarto, me he enamorado de aquella mujer que, disfrazada, engañaba a su marido haciéndole creer que se iba con otra, he temblado ante su Salva me fons pietatis e incluso llorado ante su Lacrimosa. Pero... ¿y Mozart?, ¿dónde estaba él? ¿Por qué siempre he sentido su música y no su vida? Como si ésta no hubiera existido nunca, me ha pasado desapercibida entre sus notas. Quizás no amé nunca a Mozart, pero sí su música, la cual ha llenado muchas horas de mi vida.

Sólo quiero decirte, Wolfgang Amadeus,
alondra de esta casa,
que resumes el tiempo en nuestras sienes,
que tus alas nos cubren
para tomar el pulso a las mañanas,
que nuestra torpe lluvia se diluye
como el humo olvidado de un mal sueño
al escuchar tu voz
.

Poema de Antonio Porpetta: Monólogo con Mozart en tarde de lluvia.

El león que sostiene un libro

fabian | 26 Gener, 2006 18:40

Aunque seguro que habéis adivinado a qué se refiere el título, permitidme que no lo trate desde el principio. Mis navegaciones hoy me han conducido por dos travesías, pero no he conseguido dilucidar ninguna de ellas. Empezaré por la última.

En los Pirineos Orientales, los más cercanos al Mediterráneo, en la parte francesa hay un monasterio o abadía que recibe el nombre de San Miguel de Cuxà. Digo en la parte francesa aunque la frontera ha variado a lo largo de los siglos y esta zona tiene una parte del Rosellón, perteneciente durante algunos siglos a la Corona de Aragón y de habla catalana, y otra del Languedoc, de lengua occitana. No he encontrado ninguna fotografía de este monasterio, muy nombrado empero en las páginas de arte románico. Un mapa sitúa este convento en el Conflent, muy cerca de la localidad de Prades y, en el pie del mapa dice:"San Miguel de Cuxá. Cuando el esplendor del arte románico se alía con una naturaleza suave y umbría.". El nombre de San Miguel es el de la iglesia y Cuxà o Cuixà es el de la zona.

En el libro de La historiadora, en su capítulo 7, aparece el nombre de "Miguel de Cuxà" atribuido a un monje que murió muy joven y que fue enterrado en una cripta ("El edificio románico más antiguo de Europa") del monasterio de Saint Matthieu en los Pirineos Orientales. El Miguel de Cuxà de la novela es un muerto viviente que mata a varios monjes y al que, como vampiro, le clavan una estaca en el corazón.

Pese a que hay en los Pirineos algunos monasterios llamados "Saint Matthieu", en la página de la wikipedia dedicada a los Pirineos Orientales, no nombra a ninguno de ellos y sí al de San Miguel de Cuxà.

Es verdad que una novela es fabulación, pero el nombre del vestigio o edificio más antiguo del románico en Europa confío en que sea cierto y localizable y, aunque necesitaría buscar más información, por ahora me sorprende la utilización del nombre de un monasterio aplicado a un personaje y me hace dudar sobre la veracidad de los datos no novelescos.

El león que sostiene un libro

- Construido [el monasterio] más alto que las águilas - musitó mi padre -. Como sabes, el águila es un símbolo cristiano muy antiguo, el símbolo de San Juan. Mateo, san Mateo, es el ángel, y Lucas es el buey, y san Marcos, por supuesto, es el león alado. Ese león se ve en todo el Adriático, porque es el patrón de Venecia. Sujeta un libro en sus garras. Si el libro está abierto, la estatua o el relieve fue tallado en un momento en que Venecia vivía en paz. Cerrado, significa que Venecia estaba en guerra. Lo vimos en Ragusa [Dubrovnik], ¿te acuerdas?, con el libro cerrado, sobre una de las puertas.

Elizabeth Kostova: La historiadora, cap. 10, pág. 94

Suiza Venecia
Fotos de JustbackfromNYC y de amelie a venezia en Flickr

Me he pasado media tarde buscando en el google y en Flickr alguna fotografía en que el libro estuviera cerrado, pero no he encontrado ninguna. ¿Será cierto lo del libro cerrado?

Parquedad inactiva

fabian | 25 Gener, 2006 18:36

Sobre mi mesa, desordenados, yacen un cuaderno abierto, un ordenador, una cámara fotográfica, un cenicero, un libro sin leer, una revista, así como otros pequeños utensilios: pilas y auriculares. De cuanto hay en ella tan sólo he tocado en las últimas horas un ya casi vacío paquete de cigarrillos y el encendedor. ¿Qué hago? Nada, sólo fumar. Incluso la enumeración de objetos la he hecho al empezar a escribir pues, aunque estuvieran ante mi vista, no alcanzaban mi atención. De niño, cuando aún no había bolígrafos y escribía con plumilla mojada en un tintero (años cincuenta), no hubiera podido imaginar que con tanta abundancia de medios permaneciera abúlico sin utilizarlos. La ausencia de medios era el único motivo imaginable para éstar sin hacer nada. Hoy comprendo que puede estar una persona rodeada de multitud de estímulos que pueden no convertirse en alguna señal que dé paso a la acción, a la voluntad de actuar. Este motor interno de la persona que convierte en señales activas algunos estímulos pasivos de su entorno se ha llamado en psicología motivación.

carota
La carota más presumida de la Glorieta de la Reina

Sobreabundancia de medios y parquedad imaginativa y mental. ¿Dónde habré perdido el pensamiento? Mis palabras han perdido su pólvora; inactivas yacen en algún lugar recóndito. Ausencia de emociones y sentimientos. Colores muertos.

Conviene esperar un mañana más vivaz, más entusiasta, más emocional, más basado en el fuego de la aventura y de la imaginación y hacerlo arder no con la fuerza de la llama que pronto se apaga sino con la constancia de la brasa que arde lentamente.

¿Dónde encontraré la leña para encender ese fuego?

Lectura multimedia

fabian | 24 Gener, 2006 18:57

Todos los años mi madre me regala un libro. Acude a la librería cercana y pide a la dependienta un buen libro. Ésta le da la última novela de moda. Así que este año me ha regalado La historiadora de Elizabeth Kostova. No siempre, pero bastantes veces me esfuerzo un poco hasta llegar al final del libro. Pocos días después he olvidado la trama y los nombres de los personajes y sólo me queda un cierto regusto o recuerdo de haberlo leído con interés o no.

libro

Hoy día estos libros del boom destinados a ser best sellers van acompañados de todo un complemento complejo. Así este libro conlleva un juego en Internet, con su foro (sobre el juego). A su alrededor surgen críticas positivas y negativas.

La Historiadora es una novela larga, con mucha información, con un planteamiento cuando menos interesante y una nefasta realización. Lo que atrapa al comprador es sin duda el tema: Drácula, ¿quién fue? y sobre todo: ¿qué pasa ahora con él? Pero en la trampa en la que se ve atrapado el lector (¿será ésta la grandeza de Elisabeth Kostova?) es: ¿Para qué me lo despiertan al pobrecillo? Desde luego, cuando uno ha acabado la novela se pregunta si acaso hacía falta escribirla y, de ser uno el mismísimo empalador, se sentiría profundamente avergonzado de tantos siglos de terrorífico reinado, de tomarse el trabajo de labrarse una leyenda y acabar así, como a la señorita Kostova le viene en gana. ¿Acaso no sabe esta mujer que hay que estar a la altura del "malo de la película"? Desde luego que no, pues de saberlo no habría parido semejante bodrio. No sólo es aburrida sino que es inconsistente, lenta y cansina.

En La Fundación on line

Vuelta de tuerca muy interesante de las conocidísimas tramas de las historias de vampiros y, sin duda, el gran éxito editorial de los próximos meses. Los protagonistas, un padre y una hija, tendrán que enfrentarse a sus miedos más personales en esta historia que rebosa acción, aventura, misterio, datos históricos, y un toque de terror.

Todo comienza cuando la hija descubre unas viejas cartas sin mucho sentido en el escritorio de su padre, en Ámsterdam. Éste, eminente discursista y fundador de una organización por la defensa de la paz entre pueblos, no desea explicarle el significado del descubrimiento a su hija, pues teme que vaya a pasarle algo terrible. A pesar de ello, la niña no cede en su empeño y, tras muchas horas leyendo libros de torturas e historias escalofriantes a escondidas, consigue descifrar un poco qué oscuro secreto le oculta su padre, y por qué éste se niega a hablar del tema.

Contada a modo de flashback la lectura de La Historiadora se nos hace amena, interesante, y es tremendamente adictiva. No es extraño, pues, que la editorial Umbriel haya hecho una apuesta empresarial sin precedentes por esta novela. Y la jugada les ha salido redonda: en una semana ya se han vendido más de 200.000 ejemplares del libro.

Elena Santana en Tumba abierta

Yo acabo de empezarla, así que es un poco pronto para comentarla. Pero ya desde el inicio parto con ciertas aprehensiones hacia temas excesivamente fantasiosos, pero con cierto interés por la parte histórica y geográfica.

En las páginas que he leído aparecen tres ciudades. Una es Amsterdam, donde se ubica la casa natal de la protagonista. Otra es Emona: "Como es en esta ciudad donde comienza mi relato, la llamaré Emona, su nombre romano, para protgrla un poco del tipo de turista que camina a la perdición con una guía". Y como mis conocimientos no llegan, descubro a través del Google que Emona corresponde a Liubliana (en esloveno Ljubljana), la capital de Eslovenia. La tercera ciudad que aparece es Ragusa (La República de Ragusa, también llamada República de Dubrovnik, fue una ciudad-estado marítima ubicada en la costa adriática que existió desde el siglo XIV hasta 1808, encuentro en la Wikipedia).

Rumanía
Mapa de Rumanía

Así que hete aquí a Fabián cargando un grueso libro de más de 600 páginas, leyendo al tiempo que consulta la Wikipedia y busca mapas de toda esa parte del mundo que aparece en las lindes de Europa y Asia. ¿No es esto acaso una lectura multimedia?

Buscando información sobre el Archiduque Luis Salvador y Mallorca

fabian | 23 Gener, 2006 18:23

Este fin de semana nos hemos quedado en Palma, pero apenas me he acercado al ordenador; así que esta tarde, cuando me he sentado junto a él, me he sentido algo extraño - como los lunes al empezar el trabajo - sin saber qué hacer. En casos así me resultan importantes las rutinas pues gracias a ellas puedo ponerme en marcha. Sin embargo no he tenido ninguna apta y me he sentido perdido sin ningún plan previsto.

Se concedieron los Premios Ciudad de Palma. Busqué información sobre los premiados, pero la que encontré no me satisfizo. Así que es un tema que tengo pendiente. Esperaré a poder buscar información en alguna biblioteca. Y de aquí una cierta desazón ante Internet pues encuentro que hoy por hoy no es aún un sistema informativo sobre las islas y sus personajes. Mi desazón no es ante Internet sino ante la poca importancia que las instituciones isleñas le dan. El día en que los alumnos de Baleares utilicen Internet se encontrarán bastante desasistidos. Ni siquiera he encontrado la lista de todos los ganadores de los premios Ciudad de Palma.

carota
Una carota de las más felinas de las ocho existentes en la Glorieta de la Reina

El Archiduque Luis Salvador de Austria

En un instante en que nos hemos visto el bibliotecario del instituto y yo; le he comentado el enlace a la Antología del grabado europeo y él me ha recordado los grabados que presenta un libro importante titulado Die Balearen del Archiduque Luis Salvador de Austria. Recuerdo que vi algunas ilustraciones de ese libro que son interesantísimas. Según parece este ilustre visitante de la isla era buen dibujante, pero me cuenta Gabriel, el bibliotecario, que probablemente iba acompañado de algún ilustrador.

El Archiduque es muy nombrado en la isla, aunque temo que se habla bastante de oídas sobre él. Es ya un personaje legendario. Ya intuía que no encontraría en Internet mucha información sobre él y, mucha menos, sobre el libro.

He supuesto que la mejor información la encontraría en Catalán, así que he escrito en el Google su nombre en esta lengua y, la verdad, apenas he encontrado sobre su persona unas pocas generalidades entre muchísimas páginas dedicadas al turismo sobre los lugares de la isla por donde estuvo. Desanimado he utilizado su nombre en castellano y, para sorpresa mía, la información ha sido más completa.

Hay que tener en cuenta que la búsqueda ha sido de unas pocas horas, tiempo insuficiente para visitar los enlaces de las primeras páginas del Google.

La información más extensa y, a la vez interesante, sobre su persona la he encontrado en la Sociedad Geográfica Española en su sección Viajeros: así nos vieron en la que hay artículos que parecen muy interesantes sobre viajeros famosos que visitaron España. Bajo el título Luis Salvador, el archiduque errante hay un largo artículo de más de diez páginas escrito por Javier Gómez Navarro

Luis Salvador fue siempre un personaje muy peculiar. Le gustó vivir sin distancias y procurando sentirse entre iguales con el séquito que siempre le acompañaba, que por otro lado, eran todos empleados suyos. No quiso nunca rodearse de personas con especial cultura y preparación que le pudiesen hacer sentirse controlado, vigilado o juzgado. Su persona de mayor confianza y proximidad, su llamado secretario, y al que dejó a su muerte como heredero universal, Antonio Vivas, era una persona modesta y de formación muy escasa.

Su vestimenta llamaba la atención por su austeridad y su suciedad, llevaba siempre la misma ropa y gorra, habitualmente llena de manchas, lo que causaba mucho desconcierto a quienes le visitaban, pues le solían confundir con sus criados.

Se cuentan múltiples anécdotas sobre esas confusiones y entre las más populares destaca la siguiente: subía una vez el Archiduque a pie hacía Valldemosa por el desfiladero que le antecede y se encontró con lo que era muy corriente en los carros cargados de la época y que el esfuerzo era superior a la capacidad de las caballerías y se caían, no pudiéndose levantar sin ayuda. En esta ocasión el carretero solo no podía con el caballo y le pidió ayuda. Luis Salvador solícito se remangó y le prestó la ayuda necesaria, de forma que el carro pudo continuar su camino. El carretero entonces agradecido le dio unas monedas de propina para tomarse una copa. Se cuenta que el Archiduque enmarcó esas monedas y las colgó en su casa y relataba siempre que era el único dinero que había ganado en su vida.

Junto a estos aspectos un poco loquinarios, tenía grandes virtudes. Era culto, un verdadero erudito en ciencias naturales, folklore, costumbres populares y en general lo que podemos llamar etnografía. Era enormemente trabajador y muy generoso, lo que le hacía tener siempre problemas económicos, a pesar de la importante asignación económica que recibía como miembro de la familia imperial y la herencia de sus padres

Fuente: Javier Gómez-Navarro: Luis Salvador, el archiduque errante (pág. 7)

No he encontrado nada sobre el libro "Die Balearen" ni sobre sus ilustraciones. Otras páginas curiosas aunque mucho menos completas son: Donde el Archiduque fue hombre, en la que también se habla del alemán Peter Kroll-Vogel, afincado en el Puerto de Andratx, quien le ha estudiado durante más de veinte años y que posee un buen archivo de las obras del Archiduque. Realmente no parece que en sus tierras de origen tenga muy buena fama pues en Radio Praga lo consideran "la oveja negra" de los Habsburgo.

Me pregunto cuándo las instituciones mallorquinas se tomarán en serio que Internet ha de ser una fuente de información de los escolares y estudiosos de la isla.

De grabados y otros enlaces

fabian | 20 Gener, 2006 19:31

Hoy es fiesta en Palma. Esta mañana hemos salido Margarita y yo a dar una vuelta. En el centro, la plaza central de la ciudad donde está el ayuntamiento, kilómetro cero de las carreteras isleñas, llamada Plaza de Cort, había una concentración de ciclistas ya que se celebraba la ciada ciclista. Hemos atravesado la plaza y hemos llegado a la catedral. Por vez primera en muchísimos años hemos podido entrar sin pagar ya que se celebraba una misa. Me han regañado por hacer una foto a la imagen del santo patrón de Palma en su capilla, cerrada con barrotes y ya no me he atrevido a fotografiar el brazo con las reliquias que se encontraba en el altar mayor y al que nos hemos acercado al acabar la misa. Es una lástima pues ya ni conocemos el interior de la catedral debido a que está dedicada a las visitas turísticas y hay que pagar entrada.

diada ciclista En la catedral

Hoy se conceden los Premios Ciudad de Palma, así que esta tarde he puesto en el Google los nombres de los premiados en poesía el año pasado. De Josep Lluís Aguiló, premio poesía en catalán, tampoco he encontrado hoy ninguno de sus versos, aunque sí algunas reseñas sobre la presentación de Monstres, su libro premiado del cual se hizo una tirada de unos miles de ejemplares.

Del premiado en lengua castellana, Manuel Jurado (Es tiempo de repintar calmosamente las paredes / del alma, colocar los iconos santorales / en orden de jerarquía, mudar el agua / de las rosas aún frescas, avivar el fuego / de las lámparas y sentarse en el patio, / bajo las estrellas, a contarse a uno mismo / la historia que no ha vivido todavía. de El viajero en el desierto), no he llegado a buscar porque me he perdido en el camino.

La primera pérdida ha sido con el artículo Grandes bibliotecas digitales y virtuales del mundo, por cuyos enlaces habrá que navegar durante una larga temporada. Pero donde ya me he quedado para no salir ha sido en la Antología del grabado europeo, donde me he guarecido durante un par de horas y donde tengo intención de vover.

grabado

Es una maravilla: buena información y múltiples ilustraciones. Hoy he realizado un primer vistazo, pero me convendrá tomar anotaciones y estudiar un poco los principales autores y sus obras. Me ha llamado la atención el que este trabajo no está anunciado en la página inicial del Instituto Cervantes, sino que lo he encontrado a través de una ficha de un libro de su biblioteca en Varsovia Cracovia en la que también está anunciado un trabajo sobre caligrafía árabe cuyo enlace da error.

¿Cuántas vidas serían necesarias para recorrer los trabajos interesantes publicados en Internet?

El invierno

fabian | 19 Gener, 2006 18:35

Tengo que encontrar el camino yo mismo
en esta oscuridad,
una sombra de luna
es mi acompañante

Mañana es fiesta en Palma. Celebramos el patrón, San Sebastián. Esta noche hay fogatas y conciertos. En una plaza cantan y bailan flamenco, en otra pop, otra con jazz y así varias plazas de la ciudad. Acude mucha gente y hay lugares en que la asistencia es masiva.

Ya dije en alguna ocasión que a mí la mayoría de las obras musicales que oigo, cualquiera sea su género, no me llegan a interesar, no me gustan. Son muy pocas las obras que me llegan a hacer sentir algo; aunque algunas hay, claro. Lo que sí hago es escuchar mucha música y luego seleccionar.

Por otra parte tampoco elijo las aglomeraciones ni las asistencias multitudinarias. Unas pocas voces amigas que tratan de manera muy personal los temas serían mi compañía favorita. No se trata de hablar sino de llegar a introducirse con un punto de vista personal en algún tema. Es más la vivencia y el sentido lo que me interesa y que no suele ser frecuente en muchas conversaciones con un exceso de gente.

carota

No es de las carotas que más me llaman la atención, prefiero caras humanas distorsionadas y grotescas para estas esculturas. Además de ésta no mana el agua, el caño parece roto. Pero es un elemento más de la serie y no puedo ni desecharla ni dejarla de lado. Debo convivir con múltiples elementos que no serían de mi elección.

De mi viaje no puedo
elegir la hora de partida.
Tengo que encontrar el camino yo mismo
en esta oscuridad,
una sombra de luna
es mi acompañante
y por los nevados campos
busco las huellas de la fiera.
[...]

Linda amada, ¡buenas noches!
No quiero molestar tus sueños,
sería una pena para tu descanso.
Cierro con cuidado.
Como despedida escribo
en tu puerta "buenas noches"
para que puedas ver
que he pensado en ti.

Wilhelm Müller (1794-1827): Viaje de invierno (Winterreise)

En España es pleno invierno: noches frías y oscuridad. Vida dura y difícil si se vive en la naturaleza; sumamente paliada en la ciudad cuyos edificios se abrigan unos a otros. Noches largas. ¿Qué poeta alemán dijo "La noche más larga eterna no es"?, ahora no recuerdo su nombre aunque sí parte de su obra. Vivió durante el nacismo al que criticó con valentía.

Ante determinadas situaciones políticas yo callaría como muchos, pero en mi interior consideraría que lo hago por cobardía y dudo entre callar o protestar. Claro que la situación, previéndose grave, como la que ocurrió en el 34 y estalló años después, no ha llegado afortunadamente a la violencia y asesinatos que ocurrieron en aquellos años. Así pues conviene esperar que la justicia dé luz sobre la situación. Pese a todo hay ocasiones en que el sentimiento y la racionalidad (no sé si la razón) no van al paso y se contraponen uno y otro. En estos casos posiblemente sea mejor confiar no en los impulsos primeros, pero sí en el sentimiento filtrado por el pensamiento y la prudencia. Con todo, sobre el tema político no me gusta hablar y lo resguardo el máximo posible hasta que creo que sería una cobardía no expresar mi opinión como si la ocultara.

En la sociedad española hay tensión que se manifiesta ahora en algunos militares, ahora en algún juez, luego en algún tribunal juicioso y que subyace por ahora calladamente en la sociedad. ¡Qué lástima que el gobierno no haya tenido la prudencia suficiente para no llegar a esas tensiones! La prudencia es la principal virtud del gobernante y no parece que los actos (de las palabras de los políticos nunca conviene fiarse) de quienes nos gobiernan hayan tenido la suficiente prudencia.

Confiemos en que este invierno dure poco y los tiempos cambien.

El expolio de España

fabian | 19 Gener, 2006 16:28

Triste cultura la de un ministerio que divide un archivo nacional.

Con el acto de hoy, en la madrugada, de espaldas a los ciudadanos, comienza el expolio que el actual gobierno de Zapatero realiza sobre los ciudadanos. Tras los papeles (¿serán tan importantes para que haya tenido que ir tanta policía y protección? - parece ridículo -) vendrá la expoliación más importante, también en la madrugada y a espaldas de los españoles: la de la Constitución y luego la económica, la de las opas "no políticas".

Triste cultura y penoso día.

San Sebastián y Atlas de Europa

fabian | 18 Gener, 2006 19:22

Muchos días no sé cómo conseguir que un título pueda recoger las ideas principales que intento explicar. Hoy es uno de ellos ya que el día ha estado repleto de actividades relacionadas con las bitácoras.

Las fiestas de San Sebastián

Si el día de San Antonio contaba que toda la isla estaba en fiestas - Menorca también -, también lo está Palma que pasado mañana celebrará la fiesta de su patrón, San Sebastián.

Así que cuando he subido con los alumnos de Primero de ESO al aula de informática les he propuesto como tema de investigación quién era San Sebastián y por qué era el patrón de Palma. La primera parte ha ido muy bien ya que han encontrado sin dificultad la figura de este centurión o soldado del siglo III que fue muerto a flechazos por declararse cristiano. También han encontrado que este santo es recordado en muchos lugares como santo contra la peste. ¡Ah, pero en cuanto hemos llegado a buscar información de la relación entre el santo y la isla ya nos hemos encontrdo sin información alguna! ¿Problema de Mallorca o de Palma sólo? No lo sé pero supongo que no. La información más local es poco frecuente en la Red. Así que he buscado información en los libros.

Mapa de España
Mapa de la Península Ibérica en el First Atlas of Europa

El hecho es que hay una leyenda de que en 1523 llegó a la ciudad un barco con una reliquia de San Sebastián. Tres veces intentó el barco zarpar y no pudo debido a las tormentas. Así que creyeron que era un aviso divino para que la reliquia se quedara en Palma, donde aún hoy se conserva en la Catedral. Una historia muy parecida también puede encontrarse situada en Barcelona. Parece ser que la llegada de la reliquia coincide con el final de una epidemia de peste, cuya desaparición se atribuyó al santo.

Pero lo que me ha llamado la atención es que la costumbre de encender grandes hogueras (foguerons) en estos días la atribuye la leyenda a la lucha contra la peste, pues su finalidad era quemar los gérmenes pestilentes. No lo había imaginado nunca, atribuyéndolo siempre al frío y relacionándolo también con la ausencia de luz.

He tenido la suerte que un par de profesoras se han avenido a escribirlo en la bitácora del instituto, lo cual me alegra para ver si consiguen continuarla el año que viene cuando yo ya no esté.

Primer atlas de Europa

El enlace lo he visto esta mañana en La Cartoteca, pero el ordenador no tenía el plugin adecuado. En muchas ocasiones olvido lo que me ha parecido interesante, pero por la tarde lo he recordado. Aparece en la British Library donde hay también otros varios documentos interesantes como un diario musical de Mozart o los dibujos originales de Alicia y otros.

Europa
Mapa de Europa de Mercator (1570)

El Atlas, que tiene 96 páginas, se considera de 1569. En 1771 le fue añadido un índice por Alanus Ortmans, monje que trabajaba en la biblioteca de la abadía cisterciense de Mariawald en Alemania. Años después, en 1790 el atlas se perdió durante 150 años. En 1967 fue descubierto en Bélgica en posesión de un anticuario y en 1997 fue adquirido por The British Library.

He sacado tres imágenes, una de ellas la he realizado mediante fragmentos como si fuera un puzzle y las acabo de publicar en Quaderns, con lo que aumentan los mapas publicados y ya tengo también una pequeña cartoteca. ¿Se llama así? La palabra no aparece en el diccionario y no estoy seguro.



Salva me fons pietatis

fabian | 17 Gener, 2006 17:01

Para mí, Mayo ha ondeado sus ramos de flores.
(...) Ahora el mundo está tan turbio...
el camino envuelto en nieve

Ayer busqué en la Red la letra del "Viaje de invierno" (Winterreise) que Schubert utiliza para algunos lieder. Fue magnífico: sin tardar mucho tiempo lo encontré en alemán y traducido al español. Me ocupó más conseguir la expresión germana "winterreise" que da título a la obra que no la búsqueda de la letra. Y es que una de las claves está en conocer las palabras precisas de lo que se desea, lo cual no siempre es fácil.

El tema de hoy está relacionado con el archivo musical que contiene dos fragmentos del Requiem de Mozart. En el primero, Rex tremendae hay una frase que me emociona, tanto por lo que dice como por la música: Salva me fons pietatis, "Sálvame, fuente de piedad". De la palabra "sálvame" me impresiona esa misteriosa segunda persona implícita "tú", pues en la época actual parece que lo que conseguimos se debe a nuestros méritos y no a un conjunto muy azaroso de circunstancias en las que la acción propia es un elemento importante, pero sólo un elemento entre otros varios. La acción propia es necesaria, pero el resultado no depende sólo de esa acción. Considerarse como autor que controla (palabra que gusta mucho hoy) todo un proceso de circunstancias muy variadas me parece un engreimiento por parte del hombre actual. "Sálvame" es el ruego de alguien que lucha, pero que sabe que el resultado no depende únicamente de él mismo sino de otra fuente a la que denomina "fuente de piedad".

En la palabra "piedad" podemos encontrar la acepción de "misericordia, lástima, conmiseración", pero su principal significado es el de "virtud que inspira actos de amor y compasión". Es el motor que conduce al amor y a la compasión. No sé quién dijo, lo que me hizo pensar, que es la piedad la virtud que puede conducirnos a un mundo más humano y no la ambición.

Rex tremendae majestatis
qui salvandos salvas gratis,
salva me fons pietatis.

Rey de majestad tremenda
a quienes salves será por tu gracia,
sálvame, fuente de piedad.

Requiem

grutesco
Grutesco de la Glorieta de la Reina

El segundo fragmento es el "Dies irae", "días de la ira". En él sale una palabra muy conocida en la isla cuando se refiere a las profecías de David y de la Sibila. En la nochebuena, misa del gallo, queda en muy pocos lugares del Mediterráneo un cántico, generalmente interpretado por voz blanca, que recuerda el "día del juicio". En Mallorca permanece este extraño cántico muy melismático. Es el Cant de la sibil·la, se supone que una mujer profeta (enlaces a archivos sonoros de Mallorcaweb).

Dies irae, dies illa
solvet saeclum in favilla,
teste David cum Sibylla.
Quantus tremor est futurus
quando judex est venturus
cuncta stricte discussurus!

Día de ira aquél
en que los siglos serán reducidos a cenizas,
como profetizó David con la Sibila.
Cuánto terror habrá en el futuro
cuando venga el Juez
a exigirnos cuentas, rigurosamente!

Requiem

Bueno, pues parece mentira lo que implica interesarse por la música.

Noche de fuego, demonios y zambombas

fabian | 16 Gener, 2006 16:52

Víspera de San Antonio Abad. Media isla está en fiestas. Se encienden grandes hogueras (foguerons) y alrededor de ellas se canta con el auxilio de una zambomba (ximbomba). Fiestas, dicen, ancestrales de origen desconocido.

dimoni
Dimoni a la puerta del Ayuntamiento de Sa Pobla

No suelo asistir a las fiestas nocturnas, máxime si al día siguiente hay que trabajar. Así que el sábado por la mañana me di una vuelta por la plaza de la iglesia y la Plaza Mayor de Sa Pobla. Sant Antoni es el patrón de la parroquia, aunque lo viva todo el pueblo. Ya no hay hornos donde las mujeres llevaban sus "espinagades" (coca tapada hecha con verdura, espinacas especialmente, y anguila de la albufera). La pescadería estaba llena y, así como en la plaza de la iglesia no había nadie, en la Plaza Mayor - era mediodía - había mucha gente: niños que bailaban "Jo i el pastor" con unas cabezotas de cartón (caparrots) en media plaza mientras que en la otra preparaban una fiesta para la noche. Muchos altavoces y petardos o cohetes. En uno de los bares, unas mujeres preparaban las espinagades.

plaza espinagada

Según la tradición, San Antonio había sido un hombre rico que dio cuanto tenía a los pobres. Se retiró al desierto donde fue tentado por el diablo y San Antonio resistió y venció las tentaciones. Una tonada dice: "Sant Antoni i el dimoni / jugaren a trenta - i - u. / El dimoni va fer trenta / i Sant Antoni trenta - i -u." Da a entender que las tentaciones debieron ser fuertes, pero el santo venció.

Con todo yo ya no estoy seguro que se entienda así la historia pues parece ser que el personaje más apreciado es el demonio que no el santo. Hoy todos quieren ser demonios y éstos aparecen en dibujos, carteles, mostradores de las tiendas y personas disfrazadas. No vi ni un solo San Antonio y me comentan que sólo hay un San Antonio mientras que los demonios se multiplican. Esto de sufrir y vencer las tentaciones no está de moda y es más divertido atosigar a la gente con una escoba.

Los hermanos Marx y los Simpsons

En Sa Pobla hay unos cabezudos muy apreciados por la gente. Salen hoy y mañana en la fiesta. Los encargó en el año 1953 el entonces Secretario de Sa Pobla, señor Cuéllar, de Olot, persona muy apreciada por cuantos he oído hablar de él. Son "els caparrots" o cabezudos y representan a personajes que entonces estaban de moda: los hermanos Marx y el abuelo de Pinocho. Son tan apreciados que se han hecho copias que asisten a las bodas y fiestas familiares.

caparrots de Sa Pobla

En Palma también se han iniciado las fiestas de San Sebastián y lo han hecho con el estreno de unos nuevos caparrots con figura de los Simpsons. No los he visto, pero me he enterado que se ha originado una cierta crítica sobre la Cultura Popular. No quisiera argumentar nada a favor o en contra, pero en unos años veremos si estos nuevos caparrots o muñecos de los Simpsons llegan a ser apreciados por la población de Palma como lo son los hermanos Marx de Sa Pobla.

Las instituciones culturales en tiempos de Internet

fabian | 13 Gener, 2006 18:36

Hoy leo en un periódico de la isla que han hecho un CD con la visita virtual a claustros y monasterios de las islas. Además está realizado con fondos públicos de la Consellería de Educación. Lo que no dice la noticia es cómo se distribuirá y dónde y cuando los ciudadanos interesados podrán acceder a él.

No es novedoso que con dineros públicos algunas instituciones creen ya libros (muchas veces muy lujosos), ya multimedia que se anuncian pero que temo que no lleguen a estar al alcance de los ciudadanos. En dos ocasiones he intentado conseguir alguno de estos materiales pagados con fondos públicos y en ambas me enviaron de la ceca a la meca sin llegar a obtener lo que me interesaba. Por esto pienso que posiblemente esté muy bien que los creen, pero no es suficiente si los ciudadanos interesados no podemos acceder a ellos ya porque no se indican las vías de distribución, ya porque se ponen obstáculos o por cualquier otro motivo.

Me comenta un profesor que conoce la administración que estos materiales suelen acabar empaquetados en algún rincón de un almacén o bajo el hueco de unas escaleras.

grutesco
Grutesco en otoño (podaron la hiedra)

En alguna ocasión, como en el caso de Etnobotànica a les Balears, el material audiovisual llegó a la población a través de la distribución gratuita junto a un periódico. Pero este caso no es frecuente.

Pienso que en gran parte la Administración aún no ha descubierto Internet, que hoy día es la manera de llegar a gran parte de los ciudadanos. No entiendo que este CD, sufragado con dinero público, no lo hayan proyectado para poderlo poner en Internet para que los interesados en los monasterios y conventos de las islas podamos acceder a su información. Dice la noticia que es el segundo de una serie de tres. El primero no lo he visto nunca pese a fisgonear por la biblioteca del instituto. ¿Estarán empaquetados en algún ricón de un almacén? No me parece que hoy día las administraciones tengan que actuar así.

Dentro de pocos días se concederán los Premios Ciudad de Palma. En la bitácora del instituto publiqué el año pasado los nombres de los galardonados. Busqué por Internet información sobre ellos y, en el caso de los premiados en lengua castellana encontré algunos poemas y algún fragmento en prosa. No así con los galardonados en lengua catalana. No entiendo que siendo dineros públicos lo que se utiliza, no haya algunos poemas y/o algún fragmento de la novela o algún cuento de los premiados que pueda llegar a los ciudadanos por su publicación en Internet. ¿Cómo podemos llegar a conocer la obra del poeta si no nos ponen algunos de sus poemas? ¿Tan difícil sería que esos dineros públicos permitieran el acceso libre de los ciudadanos a, al menos, alguna parte de su obra?

Ocurre igual con las conferencias que se dan en algunas instituciones. ¿Tan difícil sería ponerlas en pdf (o en word) en las webs? Si la conferencia se ha pagado con dinero público, ¿no debiera estar al alcance de los ciudadanos?

En Internet falta muchísima información sobre las islas. Las instituciones públicas tendrían que ser las primeras en poner al alcance de los ciudadanos información sobre sus poetas y su obra, sobre los conventos y monasterios, sobre las piezas de los museos, sobre las lecciones magistrales de los doctores universitarios, etc. etc. etc. ¿Tan difícil es que lleguen a hacerlo?

Año Mozart: versión en cuarteto de cuerdas del Lacrymosa mozartiano.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar