Alta mar

Contacto

Organizar el conocimiento generado por la propia actividad ciudadana (escolar) en espacios virtuales.

fabian | 31 Maig, 2005 18:52

En estos apuntes que voy escribiendo en Alta mar, apuntes desordenados y que requerirían ser reescritos, me falta aún un tema importante. Me refiero a la web del centro. Desde hace varios años realizo la web del instituto, pese a que en este curso los contenidos se han publicado en Quaderns, la bitácora. Así pues, la web se ha quedado sólo con la información oficial más unas pocas páginas y el contenido que yo juzgo como importante está en la bitácora.

Escribo hoy este artículo por un motivo simple. En la portada de la web del año cambio cada mes la música y la foto grande. Los contenidos de las fotos publicadas han sido sobre la ciudad: edificios y esculturas. La foto es "explicada" en la bitácora con el objetivo de conocer y dar a conocer la historia de la ciudad.

alzado de la Lonja

La historia nace porque en verano busqué información sobre un edificio importante de la ciudad: la Lonja de Palma y me encontré que la única página no turística que me ofrecía el Google era la realizada por un instituto de Enseñanza Media de Madrid que la habían visitado en un viaje de estudios. Esta experiencia me confirmó lo que ya intuía. En Internet hay mucha información turística sobre las islas, pero poquísima información cultural.

El hecho de que esa página había estado elaborada por un instituto me señaló que los centros educativos también tenemos una responsabilidad sobre el tema. Que una de nuestras labores era la publicación de contenidos sobre una gran cantidad de elementos de nuestro entorno de los que no se encuentra apenas información en Internet. Pensé que ésa era una función importante. Al fin y al cabo nosotros somos una especie de pioneros en la Red.

Empecé en la bitácora del instituto a publicar algunos contenidos y me encontré con que a los pocos días ya los encontraba indexados en el Google, tanto que en el artículo mencionado sobre la Lonja me encuentro comentarios de escolares que copian los contenidos para presentarlos en sus trabajos de clase.

Pues, tras publicar la foto de una escultura de Alexander Calder, me dije que no era yo quien tenía que escribir la información. Sobre el escultor mencionado hay bastante información en Internet, pero no ocurre lo mismo sobre su escultura de Palma, llamada Nancy. En cambio hay información sobre ella en algunos libros publicados en la isla y a los que resulta imposible acceder salvo que sea a través de alguna institución oficial. Suficientemente orientadas, encargué el trabajo a unas alumnas, quienes accedieron primero a la biblioteca donde recogieron la información (en Catalán) y la reescribieron, ahora en Castellano, en su bitácora de clase. Así que hoy he podido publicar, por vez primera, en la bitácora del instituto un artículo aparecido en una bitácora de aula.

Parece una nadería..., pero no lo es. Quizás el título puesto hoy Organizar el conocimiento generado por la propia actividad escolar en espacios virtuales sea o parezca un poco grandilocuente, pero es una "idea - fuerza" que puede traducirse en varios (o muchos) hechos reales. Una web de un centro escolar no sólo es para dar información sobre el centro. No. Un poco en contra de la concepción administrativa que "las autoridades" propician para la web del centro escolar, creo que son otros los caminos. En la web del instituto han escrito varios profesores y también se han publicado textos de los alumnos. Es verdad que todo en esta temática está muy verde. Saber poner unos enlaces, unas imágenes y un texto (en estas bitácoras hay que poner los códigos del párrafo) no son aún conocimientos comunes ni en los profesores ni en los alumnos. Pero ahora ya hay dos grupos de 2º de ESO (en uno de ellos están estas muchachas) que ya lo saben hacer y conviene que lo hagan, entre otras cosas, para añadir contenidos no sólo personales sino también culturales o informativos sobre cuanto nos rodea y de los que Internet aún carece. Claro que, para ello, conviene que sean orientadas.

Quizás llegue un día en que cada curso o grupo escolar disponga de una bitácora en la que se publiquen multitud de contenidos. Quizás algunos de ellos puedan ser novedosos en la Red, y os aseguro que faltan muchísimos. Pero ya ahora o cuando las bitácoras de aula estén presentes, la web del centro escolar puede tener un papel dinamizador en la relación entre el centro e Internet; es decir, puede aportar al centro escolar y a su comunidad mucho más que información administrativa y, también, puede aportar al mundo digital mucha información sobre su entorno que difícilmente estará si desde la escuela no se publica.

Han dicho non

fabian | 30 Maig, 2005 19:29

Intento enterarme un poco de los motivos por los que los franceses (los que están en el "corazón de Europa" según ZP) han dicho non a algo que falsamente se llama constitución. Y la verdad es que no me entero apenas de nada. Bueno. Yo supongo que una votación del 70% del censo y, por lo que he oído, bastante debatido - ¡qué penosa España en este sentido! - es lo suficientemente importante como para dejar una huella.

A las dos de la tarde han puesto la grabación en que ZP en un mitín francés decía algo así como "La France vote oui, l'Espagne vote oui, Europe vote oui". Yo no soy de esa "Europe" ni de l'Espagne nombrada por ZP. Pero yo voté sin saber muy bien de qué iba la cosa por lo que no estoy ni satisfecho ni convencido. El hecho es que cada día me parece que entiendo menos de política. Ya no sé qué significa "hablar" cuando lo dicen los políticos, ni "matrimonio", ni "Europa" y me temo que, por lo que dicen algunos políticos españoles, tampoco ya conozco qué es el resultado de una votación pues parece que se puede repetir varias veces hasta que salga un resultado que les satisfaga (a los políticos).

Bien. No quería hablar de este tema, pero luego me ha parecido que de ese "non" tenía que quedar un recuerdo en la bitácora.

Resolución del segundo nivel del juego.

Tercer nivel
Utilizar los cursores para mover la bola roja. Para reiniciar, hacer clic con el botón derecho del ratón sobre la superficie del juego y pulsar en Rebobinar.

Así que, más vale no perder el tiempo en intentar conocer qué puede pasar ni qué incidencia puede tener el resultado de esta votación y dedicarse a resolver la pantalla de hoy que me parece más sencilla que la anterior.

De músicas y piedras

fabian | 27 Maig, 2005 17:59

Hace pocos días, José Cuerva, en Cuaderno de Profesor, me invitaba a participar en un meme (creo que se denomina así) que recorre la blogosfera. Es sobre música y pregunta qué disco es el último que has comprado, y qué cinco canciones escuchas ...

José, te agradezco la invitación, pero soy incapaz de completar ese meme. No tengo discos, salvo 4 o 5 ya muy antiguos; ni siquiera tengo reproductor musical (sólo la disquetera del ordenador). Además no sigo la actualidad musical. Sólo escucho algunos programas de radio, como el de Ramón Trecet en Radio 3, o, en la misma emisora los domingos a mediodía, uno sobre música folklórica, y alguno más en Radio 1 sobre música clásica. Son programas que sigo con cierta asiduidad según la temporada. Así que, en la música "pop" o del momento, estoy "out", ignorante en gran manera.

Pero no es que no me guste la música, aunque haya una gran cantidad de obras musicales que no me llegan o que yo no sé disfrutar, pero también hay otra gran cantidad de obras con las que vibro, que producen ecos en mi interior y que, pese a no oírlas más que de vez en cuando, las disfruto como me ocurre ahora con La Comparsita que añado a este artículo.

Lo célebre es que hoy es el segundo archivo musical que subo a Internet ya que esta mañana una profesora de música me ha pedido que añadiera un archivo sonoro al artículo El bolero mallorquín que ella había publicado. Y te aseguro que con el disco que me ha dejado de folklore mallorquín, con boleros, fandangos y, en especial, las jotas, me he sentido vibrar y mi imaginación se ha lanzado hacia esas danzas y bailes populares que se realizan en corro, enlazando la pareja con la comunidad y que están llenas de sutileza y de fuerza.

Y es que me entusiasman algunas obras musicales de tipo folklórico de muchos países. Me dejo seducir por muchas músicas mediterráneas: árabes, andaluzas, aragonesas, francesas, ¡cómo olvidar las tarantelas italianas o las danzas griegas, las flautas turcas! Son muchos los estilos que me gustan de muchas partes de Europa y de América. Los fados con sus laúdes, las gaitas gallegas y asturianas, los sones de sudamérica, o, por añadir uno más, los coros rusos. E igual me ocurre con algunas obras antiguas que denominamos clásicas, como muchas de la época del Barroco y, en menor medida, los extraños acordes de la música contemporánea. Me sería imposible seleccionar cinco.

Piedras

piedras

Hoy boulé publica esta fotografía bajo la pregunta ¿Orden o caos?. Piedras ordenadas. Supongo que en todos los lugares del mundo hay obras de este tipo. Muros realizados con piedras amontonadas y engarzadas de alguna manera. Junto a los caminos se marcan las lindes con pequeños muros realizados con las piedras extraídas del entorno cercano. Es el aprovechamiento de los recursos propios. En ellos están la artesanía y el saber sobre la piedra, en una labor de siglos. Las grandes se colocan unas sobre otras acomodando su estabilidad con otras más pequeñas. Sobre estos muretes que separan las propiedades crecen zarzas de cuyos frutos se alimentan los ruiseñores.

En Mallorca hubo una época en que se pusieron vallas con otro tipo de piedras extrañas con formas geométricas regulares. Gracias que gente sensible se dio cuenta del valor de estos muros y recuperaron los saberes olvidados de juntar la piedra y decidieron continuar con estas ancestrales tradiciones.

Hay una fotografía que no quisiera olvidar. Desde el mar la piedra se adhiere a la montaña creando pequeños bancales cultivables. La verticalidad de la montaña, gracias a la piedra, se convierte en horizontalidades donde crece algún árbol. Dos montañas paralelas: la natural y la realizada por manos humanas que han juntado esas piedras que, quizás desdeñadas por algunas personas, me parecen hermosas e insertas en el hermoso paisaje.

piedras
Fotografía de midgeymoo en Flickr.

De música y piedras

No sé con qué extraño argumento han quedado relacionados en este artículo elementos tan distantes y diferentes como la música y las piedras. Pero voy a acabar con la cita de unas palabras de un matemático muy conocido en la blogosfera que hablan sobre el reciente Festival de Eurovisión:

Comprendo perfectamente que este festival haya perdido todo su interés. Canciones enlatadas, países prostituyendo sus raíces músicales tradicionales en beneficio de una banalidad absoluta, renunciando a sus propias lenguas para cantar casi invariablemente en inglés... en resumen: varianza nula.

No sólo era imposible saber qué país era el que interpretaba en cada momento, sino que era igualmente imposible saber si se trataba de una canción actual o de hace años.

La variabilidad es lo que da interés a las cosas. La uniformidad es la muerte de la cultura, del arte y de la vida. Hasta los cuerpos de las cantantes exhibían una varianza cero.

Tío Petros: Eurovisión, o el triunfo de la varianza nula.

Bitácora como herramienta: ¿para qué tipo de trabajos escolares?

fabian | 26 Maig, 2005 16:12

Sigo con estos apuntes sobre el uso de las bitácoras en educación. Estos escritos son borradores en el sentido de que no los he preparado o pensado suficientemente antes. Escribo a la vez que pienso, por lo que todo lo que diga no sólo es altamente opinable sino que también depende de circunstancias muy concretas. Mi experiencia sólo ha sido con alumnos de 2º de ESO, pero no todos los alumnos de 2º de ESO tienen la misma preparación ni las mismas inquietudes ni intereses. Además sólo me he atrevido a realizar esta corta experiencia con un grupo de 17 alumnos que en conducta son "buenos", es decir, que mantienen un agradable clima de convivencia y de aceptación y cumplimiento de las instrucciones del profesor y cuyo rendimiento escolar general es positivo, en el sentido de que han superado las habilidades básicas de lectura y escritura, no presentando grandes problemas en este sentido más que los habituales en relación a la ortografía. Leen, comprenden lo que leen y escriben con puntuación aceptable, con formación más bien correcta de las frases y ya distinguiendo y diferenciando las ideas principales y secundarias. Saben, pues, realizar un resumen y no están una hora para escribir cuatro palabras. Se interesan por el saber y el aprender. Además, y esto lo considero muy importante, saben indicar qué temas les interesan; es decir, no les cuesta mucho encontrar un tema que consideran interesante.

Esta situación no es frecuente en los grupos de 2º de ESO, en los que siempre hay casos - a veces demasiados - con dificultades lectoras, con aversión hacia la lectura, con escritura altamente deficiente y, especialmente, con ausencia de disciplina escolar y que no tienen interés por temas de conocimiento o no los saben expresar.

Con un grupo así, el trabajo escolar usando Internet se hace sumamente interesante. Es posible la individualización del trabajo. Cada alumno puede investigar los temas que más le interesan y también es factible el trabajo en pequeño grupo. Son capaces de planificar las tareas, distribuirlas entre ellos, organizarse, encontrar las ayudas necesarias (saben pedir ayuda), etc. Un sistema de escritura como una o varias bitácoras les resulta una herramienta preciosa y adecuada aunque, en mi opinión, no suficiente pues necesitarían un lugar común donde quedara plasmado el plan de trabajo, señalizadas las tareas hechas y las por hacer; es decir, unos gráficos organizativos que facilitaran al pequeño grupo expresar gráficamente la organización y etapas de su labor. Creo que sería importante para ellos y también, y en especial, para la comunicación con el profesor a fin de que éste pudiera realizar un seguimiento menos dificultoso. Máxime cuando trabajan a la par tres o cuatro pequeños grupos y dos o tres alumnos realizan un trabajo individual.

Las dificultades son muy variadas, desde la búsqueda de información, pasando por el encuentro de informaciones complejas para sus conocimientos básicos, ayudas técnicas habituales (ratones que no ruedan bien), páginas que tardan en cargarse, ayudas léxicas, etc. etc.

Tres pequeños grupos realizaron en los meses de marzo y abril unos trabajos largos que hemos presentado (en html) a un concurso de webs. Claro, la ordenación cronológica invertida que produce la bitácora no es válida. Así que, al final, guardé una por una las entradas de cada trabajo y las organicé según un menú temático. Es sencillo de realizar y, para que no fueran iguales las apariencias de los tres trabajos, cambié los CSS de cada uno de ellos. Es decir, para trabajos temáticos largos, de varios artículos, las bitácoras son válidas para realizar cada artículo, pero al final conviene recomponer el trabajo según un índice temático y no cronológico. Es muy fácil hacerlo, pues basta cambiar el menú de la bitácora por otro. Los tres trabajos están entregados a Educared para el concurso ¡A navegar! que creo que publicará todos los trabajos entregados, aunque aún no están on line.

Resolución del primer nivel del juego.

Segundo nivel
Utilizar los cursores para mover la bola roja. Para reiniciar, hacer clic con el botón derecho del ratón sobre la superficie del juego y pulsar en Rebobinar.

¿Para qué tipos de textos son válidas las bitácoras

En principio diría que para todo tipo de textos de los que los alumnos tengan "modelos textuales" creados. Pero, claro, la organización cronológico invertida de las bitácoras hace que sea muy apropiada para textos tipo noticias, pequeñas informaciones, recomendaciones cortas, etc.; es decir: textos cortos, factibles de escribir en el limitado tiempo de que se dispone, que no exijan continuidad. Pero, también, yo creo que conviene que tengan cierto carácter personal, que no sean rigurosamente formales y que no sean totalmente explicativos o expositivos.

Pero estos modelos textuales no están en los libros de texto que usan los alumnos; además los alumnos no han visitado bitácoras por lo que no tienen ejemplos. Su forma de usar internet, en chats y messenger, es excesivamente informal, tiene destinatarios más concretos (compañeros de sus mismas edades) y usan registros lingüísticos propios de la edad. Así que una dificultad está en los modelos textuales. No quiero alargar esto excesivamente, pero si pusiera dos textos que trataran el mismo tema, uno procedente de una bitácora y otro procedente de una web normal, posiblemente todos adivinaríamos cuál es el procedente de una bitácora, ya que tienen rasgos especiales en cuanto a la formalidad - informalidad, destinatarios, expositivo - argumental, registros lingüísticos semi formales, etc.

Quiero decir con ello, que una bitácora amena requiere formas propias que no las fríamente expositivas de un libro de texto o las argumentativas de medio o alto nivel. Es un lenguaje tendente al coloquial pero con rasgos formales. Yo no soy lingüísta y apenas sé de todo esto, pero seguro que un especialista sabría explicar mejor todo este tema de los modelos textuales.

Creo que un modelo que puede ser válido es el usado en las revitas juveniles sobre música. Algunos alumnos las leen, aunque yo no las conozco suficientemente.

Bueno. No sé si trato el tema de manera correcta. Las bitácoras son herramientas válidas, pero con algunas particularidades que hay que tener en cuenta. Para algunos trabajos, los textos creados necesitarían otros tipos de organización. Convendría analizar con cierta profundidad los modelos textuales que requieren los tipos de texto, y discernir cuáles son más válidos para las bitácoras. Aunque como herramienta de escritura una bitácora sea utilizable para cualquier tipo de texto, considerándola como algo más que una herramienta de escritura, requiere tipos textuales no excesivamente formales y algo diferenciados, de los cuales algunos alumnos no tienen modelos suficientemente construidos.

El tema es complejo y no sé si válido para tratar en una bitácora tal como hago en estos apuntes.

Evaluación de una bitácora de aula

fabian | 25 Maig, 2005 15:45

Ayer inicié esta serie con el título Algo más que escribir en una bitácora (Evaluación 1). La idea principal es que una bitácora de aula no puede, hoy por hoy, inscribirse en el mundillo de la blogesfera porque los alumnos en general no conocen las bitácoras. Con ello, una bitácora de aula es, en principio, sólo una herramienta de publicación en Internet (luego ya ampliaré este "sólo", pues lógicamente es algo más).

Como herramienta de publicación en Internet

En principio parece que la evaluación sería bastante sencilla. Analizar si los títulos se corresponden al contenido de los artículos, analizar si se saben poner enlaces y si estos son adecuados y suficientes, analizar si se saben poner imágenes, si éstas son adecuadas y su relación y equilibrio con el texto.

Creo que son los puntos más importantes: texto, enlaces e imágenes. Ya dentro del texto, aunque para mí en un segundo plano, se puede analizar si se utilizan las citas, las listas y tipos de letras (negritas, etc.).

Pero ahora comienza un segundo análisis más complejo y que está relacionado con la estructura u ordenación que las bitácoras ofrecen.

Los tiempos escolares son cortos. Una hora como mucho. Yo utilizo en my weblog el wordPress en que todos los alumnos escriben en la misma bitácora. Las categorías que usamos son sus nicks ya que no encontré otra forma para conseguir ver seguidos los escritos de un autor. Al ser el tiempo corto, menos de 50 minutos reales, no basta una sesión para un artículo. Así que un alumno escribe, publica y, en la sesión siguiente, reedita el artículo inacabado y lo completa.

alumnos

Se da, pues, una discontinuidad importante en la aparición de los artículos. Por explicarlo de otra manera: en esta bitácora, Alta mar, aparece este artículo y el anterior seguidos. Estos artículos son continuación uno de otro, pero aparecen al revés de como los he publicado: el de ayer debiera leerse primero y el de hoy después. Tan sólo con un autor, la continuidad se ha invertido. Ahora imaginemos que entre un artículo y otro hay, pongamos ocho artículos de diferentes autores y que tratan temáticas distintas. La discontinuidad es total. La discontinuidad en la lectura de los artículos no es dependiente de las personas sino del sistema empleado.

No veo solución a la inversión temporal. La multiautoría mezclada se puede solucionar accediendo a los autores (si es que el sistema utilizado lo posibilita) o, en el caso de la bitácora utilizada por los alumnos, accediendo a las categorías que han sido un remedo ante la imposibilidad de seleccionar los artículos de un autor.

Desde este punto de la discontinuidad quisiera inferir algunas particularidades que presentan las bitácoras. Un artículo de una bitácora debiera ser un todo, en el sentido de que si es sólo una parte de un discurso más amplio, habrá dificultades en la relación y continuidad de esas partes. No sé si expreso bien la idea. Un artículo ha de ser un discurso completo en sí mismo, sin estar, quien lo lea, obligado a acceder otros artículos que le sean continuación.

Pero en las instituciones escolares el tiempo está muy limitado y es un valor que hay que tener muy en cuenta. Plantearse un tema, buscar información, transcribirla de alguna manera, buscar alguna imagen y poner enlaces exige un tiempo que en los pocos minutos de una sesión no suelen ser suficientes. Por lo que hay que plantearse el uso de varias sesiones para temas cortos. El uso del tiempo y sus implicaciones es un tema que debe ser estudiado, máxime que un minuto ante un ordenador no "dura igual" o causa efectos diferentes a estar un minuto andando o haciendo otras cosas. Leer durante cinco minutos un texto en una pantalla es muy diferente a leer el mismo texto sobre papel. El "skaneo" de una página web por los alumnos es de segundos y casi siempre yo me pregunto si se han enterado de algo o si no han pasado por alto el enlace que buscaban.

Así, pues, el medio y el propio sistema utilizado imponen unas condiciones tales como la discontinuidad, la inversión temporal, el atomismo (un artículo como un todo), las formas de lectura y escaneo y el uso del tiempo, que me limito a enunciarlos pero que requerirían mayor investigación.

Una herramienta sirve para hacer algo. Es útil para una acción que se inscribe dentro de una finalidad o proyecto. Así que convendrá tratar otro día la herramienta bitácora dentro de una finalidad o proyecto.

Algo más que escribir en una bitácora (Evaluación 1)

fabian | 24 Maig, 2005 19:08

Desde hace unos días en que leí el artículo Las bitácoras y la educación: Análisis de una realidad, de José Cuevas, estoy pensando que debiera explicitar un poco la evaluación de las bitácoras, pese a que en estas fechas me cuesta reflexionar posiblemente debido al cansancio. Dice el artículo mencionado: Se hace necesario abrir un período de reflexión sobre el impacto real que las bitácoras están teniendo en la educación. y creo que es verdad, que es necesario hacerlo.

Toda evaluación debe partir de los objetivos que se hayan planteado y debe tener en cuenta las condiciones reales en las que estamos. Lo digo porque en mi doble experiencia de una bitácora de centro (instituto de Secundaria) y de bitácoras de aula o clase, los objetivos son diferentes aunque las condiciones son paralelas. Y ahora intentaré explicarme un poco sobre este punto de las condiciones.

Ni los alumnos ni los profesores han visitado apenas bitácoras y no ven la conveniencia de su utilización.
Esta idea se traduce en numerosas acciones y actitudes. Se realiza una salida escolar y no se hacen fotografías ni se escribe nada sobre ella. La salida, que por sí misma tiene importancia, se cierra en sí misma y no hay ningún interés en dejar ninguna memoria de lo que se ha hecho ni en comunicarlo ni en redondearla con un breve trabajo de los alumnos.

Los ritmos o tempos de una bitácora y de un centro escolar son diferentes.
En la bitácora se expone una fotografía de una estatua de la localidad y se procura que un pequeño grupo de alumnos busquen información sobre ella y la publiquen. Cuando los alumnos están en disposición de publicar la información, aunque sólo sea una semana de tiempo, ya es tarde. Para una bitácora, una semana es una eternidad.

A este juego sólo le he puesto accesible una pantalla. Es fácil de pasar y muy entretenido. La bola roja se mueve mediante los cursores. Si quieres volver a empezar, pulsa la tecla Control.

Este archivo ocupa menos de 4 k; es decir, menos que una imagen. Esta idea me entusiasma: ¡un juego, totalmente interactivo, ocupa menos memoria que una imagen!

Quiero decir con todo ello que el mundo de las bitácoras es prácticamente desconocido para la gran mayoría de las personas de un centro escolar. Y, hoy por hoy, el primer paso es conocer su uso. No se puede aspirar a que tengan conocimientos del mundillo blogosférico (saber cómo moverse en él, sitios donde publicarse o darse a conocer, tener conocimiento del "tono" no totalmente formal de las bitácoras -tipologías textuales-, etc.).

Utilizar una bitácora es, para mí, mucho más que escribir un texto. Pero los objetivos relacionados con el uso de las bitácoras en los centros escolares tienen que tener en cuenta la situación actual que, en mi derredor, es su total desconocimiento. Por ejemplo, como visito varias bitácoras, un día puedo dar mi parecer sobre el uso de etiquetas o sobre los temas que se tratan en las bitácoras relacionadas con la tecnología o con las bibliotecas o con la educación. Pero para las personas que no utilizan Internet o sólo lo utilizan para hablar a través del messenger con algún compañero, las bitácoras es un mundillo totalmente desconocido, inexistente y su uso de una bitácora será muy menguado y artificioso.

Folksonomías

fabian | 23 Maig, 2005 20:05

El tema de las etiquetas se está imponiendo en la blogosfera. Catuxa, y otros bibliotecarios, están sumamente interesados en el tema y en ¿Etiquetas o categorizas? realiza una clara explicación diferenciando qué son las categorías, qué son las etiquetas y qué son los descriptores.

En el Flickr, que utiliza etiquetas, en ocasiones dudo sobre qué etiquetas emplear y es porque me resulta muy útil hacer búsquedas mediante etiquetas como se puede hacer con gran facilidad con este buscador. Si en él introducís la etiqueta "sculpture" os dará un resultado, a las 22:22 de hoy, de 13863 imágenes. Si ponéis "escultura" os mostrará 138 imágenes. Y si, por cualquier equívoco, escribís "sculture", tendréis 55 imágenes.

móvil de Calder
Fotografía de Meukin

Alexander Calder fue un famoso escultor del siglo XX. Su aportación más celebrada fueron los móviles. En Palma tenemos una de sus esculturas móviles. La llamamos "Nancy" y, cuando la pusieron, causó un cierto revuelo.

Nancy, escultura de Calder
Nancy, escultura de Calder.

Bien, pues el hecho está en que si selecciono en las imágenes del Flickr las que tienen la etiqueta "Calder", encuentro 88 fotos. Lo que no puedo asegurar es que todas hagan referencia a las esculturas de Alexander Calder. ¿Habría alguna manera de saberlo?

Planeta educativo y lectores de RSS

fabian | 20 Maig, 2005 21:14

No sé cómo se las han arreglado, pero Planeta educativo es una magnífica idea. Y digo que no sé cómo se las han arreglado porque lo bueno que tiene esta página es que recoge las entradas de varias bitácoras educativas.

El bloglines y otros lectores de RSS leen y muestran el RSS de una bitácora tras otra, pero no, como hace Planeta educativo, mezclando varios RSS. Me gustaría saber cómo lo han hecho.

Ayer añadí su RSS al bloglines. Tuve alguna dificultad, pero llegué a introducirlo con su dirección ya que el RSS daba error. Hoy he ido a RSS Digest para que me transforme el RSS en un javaScript y he tenido dificultades. Tras estudirlo he descubierto que el RSS que funciona es el RSS.92 y no el que anuncian. Así que a la izquierda pongo el javaScript realizado por RSS Digest.

Planeta educativo

Blogpuzzle

A la derecha pongo el javaScript que realiza Bitácoras.com que también presenta blogs sobre educación.

Estos sistemas de comunicación cada día me son más necesarios para conocer noticias sin estar un exceso de tiempo.

Corazón atómico

fabian | 19 Maig, 2005 18:17

Dos fotografías catalogadas como "oficiales" son las de hoy. Al llegar estas fechas de mayo una pequeña maquinaria se pone en marcha: el final del curso escolar. Un rito establece que los alumnos que acaban este año sus estudios de Bachillerato en el instituto se hagan una foto en grupo. Cual antigua orla, esta foto será enmarcada y pasará a formar parte del archivo de alumnos egregados. Es un rito que marca un punto y aparte en la vida de estos jóvenes. Agregados a este rito, los profesores también nos hacemos una foto.

profesores alumnos

"Atom heart mother" es el título de una larga pieza de la que he extraído este archivo musical. Un corazón atómico cuyos latidos nos marcan el inapelable transcurrir del tiempo. Miro estas fotografías "no oficiales" de la ceremonia y mi pensamiento, en este mi penúltimo año de vida escolar - me jubilo al finalizar el próximo curso - recorre imágenes de muchas promociones escolares, 34 en este año. Brillan los ojos de estos muchachos que se lanzan hacia nuevos caminos. Los míos también esperan, aunque cansados ya, un nuevo período que sé que será corto y fatigoso. Pero algo nos une y es el latido de este corazón atómico, latido que está por encima de todos nosotros y que nos une en esta madre Tierra de corazón atómico.

Recorro la Red. En el mundillo de los profesores ya se plantea desde hace días el tema de la reflexión, evaluación del curso y búsqueda de nuevos planteamientos, incluso en lo referente al uso de las bitácoras en la educación. Así ha sido para mí durante muchos años. Mi mente en esta época ya estaba más en la preparación del siguiente curso, inquieto en la búsqueda de alternativas. Pero este año es diferente. Ya no estoy pendiente del próximo futuro escolar. Ya, en este aspecto, voy a media marcha. Ya no haré cambios importantes en este aspecto. Será mi último curso escolar en la escuela y ahora me preocupan otros temas.

Se diría que vamos hacia programas educativos cada vez más dictados por el rendimiento laboral, mientras los valores humanistas cuyo debate nos hermana son abandonados al autismo de caprichos privados o a la intransigencia irrefutable de los dogmas. De seguir así, pronto será el beneficio económico el único interés que todos compartiremos..., pero como rivales en una carrera rapaz. Y todo ello en una sociedad en la que la expectativa de vida se prolonga cada vez más, mientras el espacio compartido se reduce: es decir, donde cada vez es más importante ser capaz de crecer y viajar hacia adentro para cuidar de nosotros mismos sin depender del supermercado o pisar a otros. Por favor, aún estamos a tiempo: no mandemos hoy al desguace los instrumentos intelectuales que mañana mismo echaremos en falta... o, aún peor, que quizá lleguemos a olvidar junto a lo mejor de lo que hemos sido.

Fernando Savater: "Adiós a la Filosofía", publicado en dolphin y leído en Planeta educativo.

... crecer y viajar hacia dentro ... Eso es lo que tengo que preparar pese a que mi vista cansada me dificulta la lectura. Creo que estoy preparado para el paso hacia mi jubilación. Esta bitácora puede ser también un elemento importante para años futuros. Confío en poder seguir el ritmo de ese corazón atómico aunque extrañaré un poco estos rituales escolares de comienzo y final de curso.

Sellos de correos, 2005 Enero a mayo

fabian | 17 Maig, 2005 18:35

Cada medio año, aproximadamente, recorro las páginas de Correos en que muestra los sellos recientes. Recojo las imágenes y las añado al álbum de sellos. Luego me gusta recoger información sobre los sellos que más me han llamado la atención.

centenario del Quijote
IV centenario de la publicación del Quijote

No podía faltar la celebración del Quijote. Tampoco queda sin celebrar con un sello el Año mundial de la Física. Otro aniversario es el 150 aniversario del telégrafo en España.

telégrafo Morse

Año mundial de la Física

El 22 de abril de 1855 se promulgó la Ley que autorizaba al Gobierno a plantear "un sistema complejo de líneas electro-telegráficas que pongan en comunicación a la Corte con todas las capitales de provincia y departamentos marítimos y que lleguen a las fronteras de Francia y Portugal". Esta fecha, de la que se cumple el 150 aniversario, es considerada como el punto de arranque de la telegrafía eléctrica en España y la filatelia lo conmemora con la emisión de un sello que reproduce un manipulador Morse; el más emblemático y universal de los sistemas de transmisión.

En política se vivían momentos convulsos, de revueltas y algaradas que precisaban de una comunicación rápida para controlar el orden público, y los distintos gobiernos no dudaron en apoyar una política de inversión que se inició en 1852 con la aprobación para construir la primera línea Madrid-Irún. El proyecto se encargó al Brigadier José María Mathé, director de Telégrafos, y a finales de 1854 se daba por concluido. El primer telegrama, de uso oficial exclusivo, fue la transmisión del discurso de la Reina Isabel II en la apertura del Parlamento, que llegaría hasta París. El 1 de marzo de 1855 el telégrafo se inauguraría como servicio público y el 22 de abril del mismo año se aprobó la importante Ley que preveía la instalación de cinco grandes líneas que, partiendo de Madrid y de forma radial, comunicarían todas las capitales de provincias y ciudades más importantes. La segunda fase de construcción se amplió a las islas Baleares, Ceuta y a numerosas líneas transversales, de tal forma que en 1865 se contó con una red que superaba los 11.000 Km de líneas y un total de 215 oficinas.

Era el inicio de la telegrafía, de gran importancia -según las revistas de la época- para la sociedad y el comercio, los banqueros, los manufactureros, los propietarios de buques y compañías de seguros, los jurisconsultos y la prensa, que adoptó "un estilo de crónica ágil, resumida y con abundancia de datos".

Canciones y cuentos populares
Canciones y cuentos populares

 (Segueix)

Desconfianza hacia la política del momento

fabian | 17 Maig, 2005 14:58

Quito la posibilidad de comentarios ya que no es un tema para comentar la desconfianza que siento hacia las obras del actual Presidente del gobierno. Cuatro bombas estallaron hace pocas horas y no le he oído ninguna palabra de repudio. Pero no son las palabras que el señor Rodríguez Zapatero y quienes le rodean dicen las que me provocan desconfianza, sino sus obras.

En el tema de la lucha contra (importancia de esta palabra: contra) el terrorismo, creo, en mi parco saber y conocimiento, que se estaba actuando bien. La policía ha trabajado en estos años muy bien contra el terrorismo de eta y creo que en los últimos años su acción ha sido tan eficaz que ha disminuido el número de muertes y también de otros múltiples actos terroristas. Si hay que felicitar en primer lugar a la policía, ya en segundo lugar también felicito al Pacto antiterrorista.

No sé si por ponerse una medalla o por qué, ahora el Sr. Zapatero quiere cambiar todo lo que ha funcionado bien. Pone, como es habitual en él, buenas palabras que explicitan intenciones. Pero no. Sus actuaciones no han ido, en mi parecer, acordes a las palabras que decía. Han ocurrido actos, hechos, que no son acordes con la expresión de sus intenciones, de las cuales ahora desconfío.

Temo que el resultado de las intenciones de la tarde de hoy sea funesta o muy perniciosa y no veo ninguna necesidad de cambiar lo que hasta ahora había funcionado bien.

No seas bestia: la violencia

fabian | 15 Maig, 2005 15:51

Jane Goodall

No sé qué tiene esta mujer. Transpira una gran serenidad. Su nombre es Jane Goodall. Unos dicen que es zoóloga y otros etóloga. Nacida en 1934 en Londres, en 1960 empezó a estudiar la conducta de los chimpancés en Tanzania. Son bastantes sus descubrimientos, pero en 1974 hizo uno muy especial. Cuando ella ahora, transcurridos más de treinta años, lo cuenta su voz se demuda. Quizás no sea su descubrimiento más importante, pero es el que más le impresiona.

Goodall comenta en una de sus muchas intervenciones que: de todas las conclusiones que he extraído a lo largo de mis años de investigación sobre los chimpancés en Gombe, la que más fascina a cuantos las han compartido conmigo ha sido sin duda la cercanía de su conducta a la de los seres humanos: su destreza en la fabricación y manipulación de herramientas, sus estrechos vínculos familiares (que llegan a mantener a lo largo de toda una existencia de cincuenta años o más) o el complejo sistema interactivo que rige su vida social, en el que intervienen valores como la cooperación, el altruismo y la expresión de un amplio abanico de emociones. No sólo saben razonar, hacer planes para un futuro inmediato y solucionar problemas prácticos de índole sencilla, sino que su dominio de lenguaje de signos demuestra que son capaces asimismo de interpretar o emplear símbolos abstractos como vehículo de comunicación. Washoe fue capaz incluso de transmitir estos conocimientos lingüísticos a su hijo adoptivo.

Hay datos significativos que nos deben de hacer reflexionar, tanto en el comportamiento humano de nuestros parientes cercanos, como en los datos evidentes que demuestran el peligro extinción. En 1960, cuando Goodall comenzó sus estudios, se estimaba la población de chimpancés en un millón de individuos. En el año 2000, solo quedaban 150.000, dato muy optimista. ¿Hoy cuantos quedan? ¿Y dentro de diez años?. La deforestación, su caza para consumo de carne, su cacería para centros zoológicos, el ébola, su propia guerra entre hermanos......desaparecen por momentos.

Goodall comprobó que usan y fabrican herramientas, que comen carne y que en ocasiones practican el canibalismo; que, aparentemente, utilizan plantas a modo de medicinas; que pueden transmitirse conocimientos, experimentar sentimientos como amor, celos o ira, y actuar de forma consciente y premeditada. "Tienen mucha inventiva -afirma Jane-. Realizan muchas actividades que no les son necesarias para sobrevivir".

Jane Goodall: defensora de la igualdad

La guerra, la violencia, la brutalidad ... siempre presentes. "Haz el amor y no la guerra" decían en el 68 y "No a la guerra" en el 2003. Frases, eslóganes políticos dirigidos sólo a unas guerras mientras que centenares de ellas ni aparecían en las primeras planas de los periódicos ni de los telenoticias.

Jane Goodall

En la metafórica biblia, la violencia está presente desde el inicio de los tiempos con Caín y Abel. Sin embargo con Rousseau nos quedó la idea de un buen salvaje y nos parecía que en el mundo animal, dentro de una misma especie no había violencia que llegara a la muerte. La lucha por el poder sobre el grupo, por el territorio o por las hembras se saldaba en una lucha no mortífera. ¿Sólo la especie humana era capaz de una guerra, de matar incluso con crueldad a un semejante? Un mundo idílico, sin violencia de ningún tipo, parece posible mientras que la realidad se llena de violencia doméstica, de bandas o grupos juveniles, de guerras tribales, de enfrentamientos civiles, de enfrentamientos revolucionarios, de guerras entre naciones con o sin la ONU.

Jane Goodall pasó muchos años con los chimpancés. Descubrió que tenían unas jerarquías, que también se comunicaban, que utilizaban herramientas y... ,en 1974 descubrió también que hacían guerras, crueles como las humanas. Cuando lo cuenta, pese a llegarme su imagen a través de un medio frío, en una entrevista con Eduard Punset en Redes, siento un escalofrío físico. Me lo suponía. "No seas bestia", "no seas salvaje" decíamos de niños a quienes realizaban pequeños actos violentos. Y en las palabras no se ocultaba que cuanto más primitivo fuera el humano o cuanto más animal fuera, mayor violencia había. Parecía que la civilización, tan plagada de guerras, era la única posibilidad de domeñar y encauzar esos impulsos violentos que nos ciegan...

Violencia siempre, con civilización o sin ella.

¿Bastaría una canción sobre la paz o el amor? ¿Serían suficientes unas flores en los cañones? ¿Bastarían unos gritos de "No a la guerra"? ¿Quizás si hubiera una justicia? Temo que la violencia es un tema excesivamente complejo para mí, pero presiento que va unida a los seres vivos de todo tipo, incluso en las plantas. Con todo también sueño en un paraíso sin violencia.

El bloglines y las visitas a las bitácoras

fabian | 15 Maig, 2005 15:17

Hoy me ha pasado con Ojo al texto, Álvaro, te pido perdón. Desde hace varios días no me salían novedades en el bloglines, por lo que ya estaba extrañado. Así que hoy me encuentro con que habías cambiado de dirección la bitácora. He leído todos los posts de los que no tenía información y he cambiado la dirección en el bloglines.

Es uno de los problemas de ir rápido y de utilizar el bloglines. Y eso que suelo entrar en la mayoría de las bitácoras que tengo en el bloglines. Éste me sirve de anuncio de la actualización. En las bitácoras personales (no así en las tecnológicas) suelo entrar. No soy de comentar mucho aunque a veces lo hago; me retraigo cuando ya veo que hay muchos comentarios, lo que me suele ocurrir en El viaje de la vida.

Una historia sobre dónde me meto

fabian | 13 Maig, 2005 18:50

La historia es sencilla. Es como en los chistes: se levanta la alfombra con dos dedos y se pone debajo lo barrido. Sólo hay que ir haciendo pequeñas variaciones en la historia. Pasas un apuro, pues levantas la alfombra y te metes debajo. Simple, ¿verdad? Pero quizás valdría cambiar la alfombra por algún otro elemento.

No sé el porqué estoy escribiendo esto. Cuando escribo me dejo llevar por algunos impulsos o ideas. Si por alguna razón pierdo lo escrito, soy incapaz de volver a escribirlo. Pienso que son tonterías que no interesan. Nunca (casi) releo algún escrito mío. Temo arrepentirme de haberlo hecho. Por eso es que cuando escribo me dejo llevar por los impulsos del momento sin darme tiempo a pensar si vale la pena hacer lo que hago.

La idea de hoy es que parto de una historia. Es parecida a la que contaba al principio: meterse bajo la alfombra como si fuera una huida o un no querer saber nada. El impulso del momento ha sido pensar sobre qué música y qué imagen le pondría a esa historia. No sé bien el porqué he elegido esta música:

Es algo absurdo. ¿Esta música puede afectar al contenido de la historia? Si la historia es seria, quizás la afecte dándole un tono irónico que le haga perder credibilidad y origine en el lector ideas extrañas a la seriedad conveniente. Pero bueno. Esconderse debajo de una alfombra parece un chiste y esta música no parece estar en alta contradicción. No he leído nada sobre cómo lo hacen los compositores de música para películas. ¿Se basan quizás en las emociones que debieran sentir los espectadores en una secuencia determinada? En los momentos de mayor tensión, cuando se supone que el espectador debe prestar mucha atención a los diálogos o a lo que sucede en la pantalla, ¿no eliminan entonces la música o ponen unos compases neutros para que en el momento culmen, de resolución, iniciar la melodía que sonará con fuerza en la distensión?

Analizar los momentos tensionales y distensionales que una historia puede crear en los espectadores, tener en cuenta sus estados emocionales, conocer el "tono" de la historia en la línea entre la seriedad y el humorismo y adaptar a ella la música. ¿Hay algo escrito sobre este tema?

Bien. Ahora he de elegir una imagen. No encuentro ninguna alfombra. Quizás valga otro tipo de superficie. ¿Un lago o estanque quizá?

imagen de Moshélio
Fotografía de Moshélio

El agua es una superficie, como si fuera una alfombra. Aceptemos que puede levantarse con dos dedos. ¿Qué hay debajo del agua?

Bien, pues ahora hay que presentar la historia. Pero tendría que relacionar las palabras, la imagen y la música en una unidad en que todo estuviera relacionado. Y esto no lo sé hacer. Paciencia. Quizás sea éste el problema principal. Para relacionar palabras, imágenes y sonidos no basta el HTML, hay que acudir a otros lenguajes de programación porque las palabras, las imágenes y los sonidos han de poderse relacionar en un único discurso. Como hoy no puedo consumir más recursos (la cantidad de memoria utilizable siempre está limitada), tendrá que ser el lector quien los relacione no sé bien cómo. Así que conviene pulsar el circulito verde de la música al empezar a leer esta historia:

Invitación al viaje

Lo más urgente es encontrar
un charco de agua clara
en donde se reflejen los rasgos del viajero.

Una vez comprobada la suma transparencia,
su textura de imagen tocada por la gracia,
conviene aproximarse con sigilo
para no despertar sospecha alguna.

Observando la orilla atentamente
es preciso poner el alma en la tarea
de vislumbrar con toda exactitud
el límite del agua, la piel en que reposa.

Se despegan entonces los bordes con cuidado
empujando hacia arriba con una mano en tierra.
Cuando el charco esté listo bastará incorporarse,
dar un tirón en seco, vertical,
para abrir la trampilla de las aguas.

Para evitar intrusos
hay que dejar caer durante el salto
con endiablada precisión
el charco en su abertura.

Nada impide al viajero
fugarse por el hueco hacia otra parte.

Eduardo García en La dama duende.

Bueno, pues ya está. El poema me ha gustado y he pensado cómo se podría presentar. La verdad es que no está bien. El resultado es una mezcolanza rara y poco compacta y relacionada. Mi mente todavía está en la época del papel. Una presentación digital debe ser diferente, distinta en una web a como sería en otros medios también digitales como en la TV o en la radio... ¿Cómo lo harán quienes lleguen a dominar el medio digital en la web?

Encuentros musicales y comecocos

fabian | 12 Maig, 2005 18:05

Tarde de lluvia en Palma y, tras mucho tiempo sin hacerlo, paso varias horas con el ordenador. Navego sin buscar nada, sin una finalidad concreta y encuentro algunas webs interesantes.

swing

La imagen la encuentro en bogartstudio.com. El autor ha realizado un dibujo para cada estilo musical y los presenta acompañado de un archivo de sonido. Pero éste ha sido mi último hallazgo pues anteriormente había visitado una web cuya dirección no quiero perder ya que enlaza con numerosos archivos musicales en mp3.

Se trata de the tofu hut, bitácora que en el artículo titulado "even when you dont find music here you", publicado el día 9 de mayo, enlaza con muchas webs en las que hay archivos mp3. Se pueden pasar meses en este artículo, presentando algunas clasificaciones para mí desconocidas. Voy probando en jazz y llego a 2multiples.com que me presenta varios archivos de música de jazz de tipo big-band de los años 30. Elijo "Piccolo Pete", del año 1929, tocado por la orquesta de Lou Gold. Corto un fragmento cantado con audacity y lo pongo en este artículo.

Me gusta este tipo de música. El "piccolo" creo que es una flauta muy pequeña y aguda que se oye claramente en varias ocasiones. También aparecen, como era frecuente en esta época, clarinetes y demás instrumentos de viento. Se oye muy bien para estar grabada en 1929. La tecnología hace maravillas.

En el instituto he mostrado a unos pocos profesores (la mayoría no quiere saber nada sobre tecnología que no sea ofimática) el programa audacity. Hoy un profesor me ha dicho que lo ha utilizado. Muy bien. Debiéramos aprender a utilizar toda la tecnología y saber aplicarla en los centros educativos. Pero el tema es difícil. La innovación siempre lo es y máxime en los centros de enseñanza. También hoy dos alumnos han jugado con este juego que puse en esta bitácora y en la del instituto hace pocos días, y, con ayudas, ¡qué difícil es!, han llegado al final. Me resulta interesantísimo pues exige un pensamiento racional aplicado al movimiento. A mí me cuesta mucho pasar un nivel y tengo que pensarlo y probarlo muchas veces. Luego, al superar el nivel, me quedo sorprendido y analizo los movimientos que he realizado. Pocas veces he vivido esta experiencia, sólo con algún juego de un ordenador muy antiguo llamado Spectrum.

Hoy también celebramos el 25 aniversario de la aparición del juego Comecocos que he puesto en el artículo de hoy de la web del instituto, juego que añadiré a esta página tras el enlace "Segueix". Pero el Pac Man o Comecocos no me entusiasma pues no exige apenas pensar. Reconozco que es un juego que marcó un hito importante en la historia de los juegos de ordenador, pero no está entre mis favoritos.

Cuando voy a escribir estas líneas encuentro una frase que, quizás por haber escrito sobre interactividad y la importancia de los botones, me llama la atención:

La usabilidad es el salto cualitativo en el diseño lúdico digital. Para un niño marcar varias veces el botón de un ascensor es un juego; para un adulto, ese botón representa la ilusión de que el ascensor llegará más rápido. Mientras los diseñadores sigamos atados a botones que simulan y no comunican, a interfaces que enredan y no invitan, lo lúdico se verá siempre atajado por un ancla: la traducción de una idea a un medio desconocido.

No entiendo esta frase y me quedo inquieto, así que leeré la entrevista completa y ya la trataré, si la encuentro interesante, algún día próximo.

Así que a continuación dejo el comecocos.

 (Segueix)
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar